Guerra por el patio entre una mancomunidad y un colegio público: discordia en la Colonia de San Cristóbal

Verja situada frente al patio de la colonia San Cristóbal | SOMOS CHAMBERÍ

Un pequeño espacio del corazón de Chamberí funciona como una pequeña república independiente del resto de la ciudad desde hace décadas. Se trata de la Mancomunidad de San Cristóbal, un recinto privado encajonado entre las calles Bravo Murillo, Cea Bermúdez y el Parque Móvil con 3.000 vecinos, colegio propio, pequeños comercios, parque con árboles y bancos, aparcamientos y hasta iglesia.

La colonia se construyó en los años 40 a la vez que el cercano Parque Móvil del Estado, para alojar a los trabajadores de estas instalaciones de reparación y almacén de coches y con el nombre del santo patrón de los conductores. Y desde entonces el estatus legal que rige la zona es atípico: sus calles son privadas, pero el uso es público, por lo que los propietarios tienen la obligación de mantenerlas en buen estado pero, a la vez, permitir que cualquier madrileño circule por ellas. Y ahí es donde ha surgido el último conflicto, de mayor calado que otros roces recientes: la Mancomunidad ha aprobado expulsar de allí a los niños.

Los alumnos de Primaria del colegio San Cristóbal, centro que está dentro de la colonia, utilizan la plaza situada frente a Bravo Murillo como patio de recreo. Salen acompañados de los profesores y juegan en la zona central y en un pequeño patio de la zona sur, dependiendo de su edad. Lo llevan haciendo desde hace décadas aunque el se acuerdo se formalizó por escrito en noviembre 2001 y fue firmado por el colegio y los propietarios de las viviendas. Pero el pasado mes de julio la última asamblea de la mancomunidad, compuesta principalmente por dueños de avanzada edad, lo anuló de forma unilateral y sin avisar al colegio, que acababa de renovar su equipo directivo. La decisión se tomó durante una asamblea con un animado debate en el que algunos propietarios se quejaron de los "ruidos y molestias causados por los niños" y el "uso excesivo de las partes comunes tanto en horario escolar como fuera del mismo", según consta en el acta de la sesión a la que ha tenido acceso Somos Chamberí.

La prohibición de no usar los patios durante el recreo de la mañana se tenía que haber ejecutado el lunes de esta semana, primer día de colegio en el San Cristóbal. Pero los alumnos salieron a la plaza central de la colonia como todos los días. El colegio, de momento, ha ignorado la orden y no cuenta con ninguna alternativa a que los niños utilicen este espacio. Tan solo disponen de un patio de pequeñas dimensiones en el interior del centro escolar que usan sus alumnos de Infantil y en el que no cabrían el resto de escolares, que se distribuyen en hasta tres edificios de la mancomunidad del recinto.

"No tendría sentido prohibir a los niños utilizar este espacio, que es de uso público", denuncian a Somos Chamberí desde el AMPA del colegio, quienes recuerdan que si las decenas de niños que cada día salen al recinto de la colonia de San Cristóbal no pudieran hacerlo "prácticamente tendrían que cerrar el colegio".

Se da la paradoja de que el colegio cede a la Mancomunidad sus espacios para las asambleas de forma gratuita y es el principal propietario (por coeficiente) de esta asociación. "También es el que más dinero desembolsa en cada cuota mensual de la Mancomunidad de San Cristóbal", añaden desde el AMPA. Sin embargo, las familias informan de que su nuevo equipo directivo no fue convocado a la asamblea en la que se decidió revertir el acuerdo con el centro. Incluso algunos propietarios de viviendas impugnaron el acta de dicha reunión por considerar que el punto de la discordia se aprobó de forma incorrecta.

En plena semana de tensión, colegio y mancomunidad tienen previsto mantener su primer encuentro en mucho tiempo para acercar posturas e intentar volver a la convivencia de este pequeño pueblo situado en el interior del Madrid castizo. Mientras, los niños seguirán jugando hoy entre los árboles de la plaza durante el recreo, bajo las miradas de enojo que les lanzan todos los días algunos propietarios mayores desde los bancos, que preferirían que dejaran de estar ahí.

Somos Chamberí ha ofrecido a la Mancomunidad de San Cristóbal reflejar su punto de vista sobre la situación, pero esta ha declinado la invitación a hacerlo. Por esta razón no aparecen sus opiniones en este artículo.

Melchor Abejón Peña

Soy un propietario de la Mancomunidad y lo que recuerdo que se aprobó en la asamblea a que se hace alusión no tuvo nada que ver con el uso del espacio al que se refiere el artículo, sino con el de un pequeño patio adyacente al mismo, que se comenzó a usar en 2001 debido a que había algún impedimento en ese momento para usar el pequeño patio interior del colegio, mediante un acuerdo en el que se indicaba que su uso sería temporal.

Dani

Como bien dice el artículo los que vivimos allí pagamos todo el mantenimiento, y por allí pasa todo el mundo, pudiendo deteriorar lo que nosotros pagamos, los niños están allí jugando, prácticamente no se puede pasar por allí cuando los niños están, lo normal sería que el recinto se cerrase 24 horas y que se abriese en momentos puntuales para que los niños puedan entrar al colegio y salir.

Manolo

Pues en el acta de la asamblea dice expresamente "uso del citado patio y jardín"

Manuela

Más que los que vivimos los que pagan las cuotas de la comunidad, entre los que se encuentra con un pago potente el Colegio, vaya por Dios

Paco

Pero, ¿el colegio no paga comunidad?????? Qué fuerte, están ahí por la patilla

Ilde

Como lo veo yo, es un espacio lleno de vida, de historias, de gente que viene y va, y en el fondo un sitio de tertulia, distracción y descanso para todos los que deambulan por alli. Yo soy padre de dos niños maravillosos que gracias a este espacio estan forgando sus relaciones, es su valvula de escape despues de su dia a dia de colegio y lo quieren convertir en una simple plaza donde solo tiene cabida unos pocos. Excluir a quien da vida al espacio nos debería hacer pensar si realmente es necesario poner estas fronteras. Tan grave es?

Creo que en este barrio hay mas gente que pide disculpas por bien de la convivencia que extremistas que hacen de su razón la unica

salida.

Rolo

Pues claro que paga comunidad, y mucho en relación a su coeficiente.

Victoria

Dentro de la mancomunidad y con un alto porcentaje de pago del mantenimiento y de propiedad está el propio colegio. Nadie está por la patilla, todo lo contrario.

Carlos

El espacio debería ser de uso y disfrute de todos los vecinos de la mancomunidad, inclusive el alumnado del colegio. No obstante sería recomendable que estuviera cerrado al público no vecinal durante la jornada lectiva, dotando del permiso al acceso a todos los vecinos. Además es muy enriquecedor para niños y ancianos las interacciones entre ambas generaciones basadas en el respeto y la tolerancia. Los niños siempre han hecho ruido en el recreo y deben hacerlo y jugar a la rayuela, pilla-pilla, canicas, tabas..o ¿pretendemos que se mantengan inmóviles con las pantallas que los desvinculan de la realidad? Si queremos que se eduquen como corresponde no se me ocurre mejor forma que compartiendo los espacios con el resto de vecinos.
Etiquetas
Publicado el
11 de septiembre de 2019 - 11:16 h

Descubre nuestras apps

stats