La portada de mañana
Acceder
La normativa de Felipe VI prohíbe a Juan Carlos I recibir préstamos sin interés
'¿Qué hace falta para retirar al emérito cualquier honor?', por Ignacio Escolar
Los casos en Europa vuelven a aumentar entre la incertidumbre de las variantes

Aluvión de permisos para instalar terrazas sobre aparcamientos en Madrid

Permisos de terraza concedidos por el Ayuntamiento de Madrid en Chamberí, de septiembre a diciembre 2020

La imagen de la vicealcaldesa, Begoña Villacís, cortando una cinta para inaugurar la temporada de terrazas durante la desescalada, en mayo, ya avisaba de la entrega del Ayuntamiento de Madrid para facilitar las cosas a la hostelería. Aunque tuviera que poner sus intereses por delante de los conductores, otro de los colectivos a los que más ha cuidado el nuevo equipo de Gobierno: solo en Chamberí les ha quitado 370 plazas de aparcamiento para adjudicárselas a los hosteleros.

Este céntrico distrito de Madrid se ha convertido en la punta de lanza de la estrategia municipal de redistribución del espacio público durante la pandemia, durante la cual 10.285 metros cuadrados de calzada han pasado a albergar mesas y sillas de terrazas para que bares y restaurantes sienten a sus clientes en el exterior. En Madrid se han beneficiado de estos permisos 306 locales, de los que 115 están en Chamberí. La zona que más concentra es el entorno de Ponzano, una calle que ahora se asemeja a una gran terraza lineal sobre la carretera, según datos del Ayuntamiento de Madrid consultados por este periódico. Salamanca (57), Arganzuela (40), Chamartín (28) y Retiro (24) son los distritos que le siguen, a gran distancia.

El número de autorizaciones ha ido creciendo mes a mes, a medida que los técnicos municipales iban dando luz verde a los permisos: a mediados de septiembre se habían concedido la mitad, pero la maquinaria municipal se fue acelerando durante el otoño, en lo que ha sido calificado de un "esfuerzo increíble de los funcionarios municipales" por parte de la coordinadora de Chamberí. "Las que están pendientes de respuesta es porque se ha hecho un requerimiento que aún no ha sido contestado", apuntó la coordinadora durante el último pleno de la Junta de Chamberí, en el que dejó claro que su equipo se estaba volcando en conceder el máximo de autorizaciones posibles dentro de la legalidad aprobada por la Comisión de Terrazas la pasada primavera.

La tipología de las nuevas terrazas es muy variada: la mayoría de locales han optado por colocar mesas y sillas bajas, guardando la distancia de seguridad y sin apenas adornos. Otros han adoptado cerramientos y decoraciones acordes con el negocio. La mayoría, además, está añadiendo calefactores para combatir el frío. No está claro el criterio a la hora de conceder más o menos plazas de aparcamiento, ya que algunos negocios han obtenido el doble o el triple de espacio que otros de tamaño similar. Lo que es evidente es que la fórmula funciona: si la lluvia no arrecia, las mesas y sillas se llenan todos los fines de semana.

Quejas vecinales por la abundancia de terrazas

El Ayuntamiento de Madrid asegura que no se están perdiendo apenas plazas de aparcamiento para residentes con los cambios: en Chamberí se ha lanzado a repintar la zona azul de verde para equilibrar la carencia, aunque de momento aún no lo ha conseguido del todo. Según datos ofrecido por el concejal del distrito, Javier Ramírez (PP), han compensado 341 plazas verdes de las 370 desaparecidas con las terrazas.

Pese a ello, muchos vecinos de la zona se están quejando de que no pueden aparcar como antes. Incluso le montaron una manifestación al concejal a la puerta de su Junta de Distrito. al grito de: "A ese concejal le invitan en el bar". "Más comercio, menos bares" era otra de las consignas de los vecinos presentes lanzaron para reclamar más ayudas del Ayuntamiento a todas las tiendas de barrio mientras se quejan de que hasta ahora todo el foco de la acción municipal está puesta sobre la hostelería.

La situación de barra libre de permisos en Chamberí contrasta enormemente con la de su distrito vecino del sur: en Centro se han rechazado todas las peticiones de colocación de terrazas en la calzada con el argumento de que no se pueden sustituir las plazas verdes ocupadas por otras azules, al no estar permitido el aparcamiento a los no residentes por Madrid Central. La Junta de Centro levantó dos veladores que sendos locales de Malasaña habían instalado sin licencia. Sin embargo, sí que se ha permitido el corte puntual de una calle -la de Espíritu Santo- para que algunos restaurantes coloquen sus terrazas en la acera mientras los peatones circulan por la calzada.

Etiquetas
Publicado el
22 de diciembre de 2020 - 07:00 h

Descubre nuestras apps

stats