El altar de muertos más grande de Madrid: 35.000 flores y 132 calaveras adornan Casa de México

Parte frontal del altar de muertos en Casa de México durante 2021

Vuelve el altar más colorido de la capital. También es el más grande desde que en 2018 abriera sus puertas coincidiendo con la puesta en marcha de la Casa de México, la entidad que hace patria de este país americano en Madrid. Las colas para verlo son ya un clásico de los otoños en la calle Alberto Aguilera y este año se formarán de nuevo para disfrutar de una propuesta distinta a la de sus cuatro ediciones anteriores, con las flores como protagonistas por dentro y fuera de las instalaciones.

El altar de muertos más grande de Madrid, explicado escalón a escalón

Los elementos de un altar de muertos, explicados escalón a escalón

En esta ocasión no hay grandes figuras presidiendo el montaje, que abre el viernes 8 de octubre y organiza visitas guiadas hasta el 14 de noviembre. El protagonista es el color de los cinco portales a los que dan forma 35.000 flores, tonos morados y anaranjados que representan el paso entre el mundo de los muertos y el de los vivos. Subiendo las escaleras, un tapete de huamantla fabricado por aserrín de colores dibuja el camino de bienvenida a los difuntos.

Al fondo de la instalación se encuentra el txompantli (hilera de cráneos en náhuatl), compuesto por 132 calaveras de barro negro, fabricadas de forma artesanal en Oaxaca. En las civilizaciones prehispánicas, con estos elementos se adoraba a Huitzilopochtli, dios del sol y la guerra. El altar lo completan los xoloitzcuintles, figuras sagradas con forma canina que representar al dios Xólotl, quien ayuda a las almas de los muertos para que puedan alcanzar el Mictlán (el inframundo en culturas precolombinas) a través de un río.

Hay mucho trabajo colectivo en este enorme altar, que ha sido diseñado y conceptualizado por Fátima Cabañas: el papel picado es obra del taller Artesanías de México, las calaveras son obra de Omar Fabián, Felipe Fabián, Tierra Lumbre y Artesanías Simón y han venido de San Bartolo Coyotepec (Oaxaca), el tapete está facturado por los artistas Angélica Vértiz y Rubén Pérez y las figuras de los xoloitzcuintles han sido talladas en copal y pintadas a mano con tintas naturales.

Además, otras partes de Casas de México también muestran elementos del altar, como el montaje de la Mesa novohispana, en la que se utiliza una instalación para recrear una cocina típica del virreinato de México.

El día de los muertos es una celebración mexicana declarada patrimonio mundial inmaterial por la Unesco. Cuenta con múltiples variantes en función de la región del país donde se celebra, pero siempre mantiene los elementos comunes de recordar a quienes ya no están con comida, bebida, música, incienso, velas y muchas flores.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats