La portada de mañana
Acceder
Europa subordina su política de defensa a la estrategia de la OTAN
El calor extremo de junio abrasa todo el hemisferio norte
OPINIÓN | 'Se apagaron las luces y queda la pobreza', por Esther Palomera

Madrid estrenará nuevos contenedores de reciclaje en 2023: serán mas bajos y soterrados en el centro

Contenedores de reciclaje actuales en Chueca

Somos Madrid


3

Madrid contará con un diseño de contenedor de reciclaje único y distintivo de la ciudad. Estos serán más bajos (rondarán una altura de 150 centímetros en lugar de los 175 actuales) para facilitar el depósito de residuos y la visibilidad en las calles, según avanzó este jueves el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante. En total se cambiarán 30.000 contenedores.

El Ayuntamiento aprobó en su Junta de Gobierno semanal los detalles de este contrato de recogida selectiva, que durará seis años y servirá para retirar el cartón, los plásticos y el vidrio de los contenedores situados en las calles. Se dotarán 1.506 millones de presupuesto para él, con un incremento en la recogida de plásticos y de cartón, que pasará a ser diaria por el incremento de estos residuos y para conseguir cumplir con los objetivos fijados por la Unión Europea.

El adjudicatario tendrá que desarrollar, fabricar y situar en la vía pública a partir del año que viene los nuevos modelos de recipientes para el depósito de los residuos domésticos y comerciales para todas las fracciones. En total, se creará una familia de cinco modelos: envases (contenedor amarillo), papel-cartón (azul), vidrio (verde), biorresiduo (marrón) y resto de residuos no reciclables (naranja). Todos los contenedores deberán ser accesibles.

Los contenedores de las fracciones selectivas (papel-cartón, vidrio y envases) podrán contar con sensores para conocer su estado de llenado con el objetivo de recogerlos antes de que se saturen, optimizando la gestión del servicio. También permitirán detectar anomalías que pudieran originarse como incendios o desplazamientos no autorizados.

Contenedores soterrados

Una de las novedades importantes para los habitantes del distrito Centro es que por vez primera el contrato incluirá la colocación de 30 puntos de recogida soterrados en este distrito. Se situarán en las plazas más emblemáticas, para permitir el reciclaje a sus residentes sin afectar a la estética del lugar.

Entre los lugares donde está prevista su colocación están las plazas de San Miguel y la Cebada, la calle de Lepanto, la calle Atocha, la ronda de Valencia, la plaza de Santa Ana, las calle de Augusto Figueroa, Fuencarral, la plaza de las Salesas, la plaza de Mostenses, lsa calles San Bernardo, Amaniel o Manuela Malasaña. Estos contenedores deberán situarse en un plazo máximo de 18 meses desde el inicio del contrato.

La fecha de partida del contrato será el verano de 2023. Según los cálculos de Borja Carabante, los ciudadanos podrán observar los cambios en el servicio a partir de “junio o julio” del año que viene, ya que el proceso de adjudicación del contrato durará varios meses.

El contrato contempa la recogida en mercados y galerías de alimentación en turno de mañana, con el fin de poder evacuar la totalidad de residuos generados, con un servicio específico si lo preisan en turno de tarde, de lunes a sábado, excepto festivos. Este servicio recogerá, al menos, las fracciones envases y biorresiduo. El contrato también contempla, como hasta ahora, la recogida de residuos de competencia local de centros sanitarios (hospitales, centros de salud, consultas…) con equipos específicos que garantizan la correcta gestión separada del resto de residuos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats