La portada de mañana
Acceder
El 8M llega entre la COVID, las tensiones en el feminismo y la crisis de cuidados
El juicio de la caja B ofrece a Bárcenas cumplir su amenaza más sólida al PP
Opinión – 8M, más feminismo ante un cambio histórico, por Lina Gálvez

Los (humanos) que orinan todos los días en la puerta de mi casa

Orín en una calle de Malasaña | SOMOS MALASAÑA

Publicamos en esta tribuna abierta la carta de Diana, una vecina de la zona de San Ildefonso, que lamenta que la pared de su casa amanezca meada cada día por los desaprensivos y reclama medidas contundentes.

Tengo casa en Malasaña, cerca de Plaza de San Ildefonso (un bajo con entrada directa desde la calle) y supongo que, como muchos vecinos de esta zona, sufro a diario (no solo de noche, ni en fines de semana) que personas sin educación, modales, ni civismo alguno orinen en la misma puerta de mi casa. Ocurre cuatro y cinco veces diarias (muchas más los fines de semana). El olor y la suciedad son insoportables, sobre todo ahora que llega el calor. No puedo ni tener la ventana abierta y aún con todo cerrado un hedor nauseabundo invade el salón de mi casa, que es el que está más próximo a la salida de la calle.

Cuando pillo a alguien orinando y le digo que deje de hacerlo no solo no lo hace sino que encima se suele poner agresivo y, el que menos, te insulta. Entre las pintadas, los orines y la suciedad general, Malasaña es uno de los barrios más avergonzantes a la hora de dar una imagen a los miles de turistas que nos visitan. También es una falta de respeto y consideración a todos nosotros, los vecinos y contribuyentes que pagamos nuestros impuestos y tenemos derecho a vivir en un barrio limpio y cuidado, y no en una pocilga.

Yo me pregunto: ¿por qué en Malasaña está todo permitido? ¿por qué no se toman medidas? ¿alguien ha visto a alguna persona orinando en el Barrio de Salamanca? ¿o en otros barrios de la capital? ¿por qué lo consentimos?

Debemos presionar al Ayuntamiento para que nos dé soluciones: colocar WC portátiles, iniciar patrullas que sancionen con multas de alta cuantía a quien haga sus necesidades en medio de la calle, cubrir las fachadas con pintura anti orines (existente en el mercado ya) o cualquier otra medida posible. ¿No se multa a quienes sacan un vaso de un bar, o a quienes consumen alcohol en la calle? ¿Por qué la suciedad y el deplorable estado de las calles del barrio no parecen preocupar?

Enseñemos a todos que tener un barrio cool, joven y a la moda no es sinónimo de suciedad, dejadez y falta de respeto a los vecinos.

Firma: Diana, vecina de Malasaña

Si quieres aparecer en Habla Malasaña, la tribuna abierta del periódico Somos Malasaña, mándanos tu texto a contacto@somosmalasana.eldiario.es. Publicaremos los más interesantes

Más información:

Más información:

Miguel

Buenas,

Te entiendo perfectamente. No obstante y, lamentandolo mucho porque yo tambien soy vecino, soy uno de los que orina en la calle. La razon es que solamente consumiendo en un bar puedes no hacerlo. El baño publico de la plaza 2d mayo parecio la solucion a este problema pero nunca lo he visto funcionar. Que puede hacer alguien que se junta con sus amigos a tocar la guitarra, practicar skate o echar una partida de catan para aliviar sus necesidades? Viene el derecho a orinar con la obligacion de consumir en hosteleria? Si queremos un barrio donde haya vida en la calle y que no este sucio, necesiamos mas bañis portatiles y qie funcionen

Paco

Hola Miguel, te recomiendo que vayas al baño de un bar y si no te dejan porque no eres cliente orines en su puerta.

Cuando yo era chaval también jugábamos en la calle y podíamos entrar al baño de los bares.

Los vecinos no te han hecho nada.



Míralo así, los bares son los únicos en el barrio que se están forrando con tanta fiesta y tanto turista, creo que tienen la obligación de ayudar un poquito.

ANA DE MALASAÑA

Miguel, te propongo que todos vayamos a mear en tu puerta, todos los dias durante al menos un año, para que entiendas lo que está chica trata de explicarte y que tu no terminas de comprender. Se trata de respeto a los demás.

killemall

A niñatos como Miguelito que vienen de La Moraleja a mear en el centro, les ponía a limpiar orines y mierda de las calles como castigo por su falta de empatía y desprecio a los vecinos de Centro.

Verónica

Ami me robaron la puerta pared de casa y ya no se que hacer . CUÁL SERIA LA SOLUCIÓN??
Etiquetas
Publicado el
21 de junio de 2017 - 11:16 h

Descubre nuestras apps

stats