La portada de mañana
Acceder
Exclusiva - Amazon utilizó a un hombre de Villarejo para espiar a sindicalistas
Buscar la vacuna sin cobrar por ello: "Lo fácil sería dejarlo todo"
Opinión - Cuatro estúpidos y la ilustrada de Ayuso, por Esther Palomera

Majo, el inmortal perro de rescate que nació en la Escuela de Palma

perro rescate 2

"Estarán a nuestro lado cuando todo falle y el mundo tiemble". Las palabras, pronunciadas por un miembro de la Unidad Militar de Emergencia (UME), se pronunciaron el pasado mes de mayo durante un homenaje a los perros de rescate. Un acto que sirvió para inaugurar la escultura de reconocimiento a la labor de estos canes, un monumento que fue instalado en la base aérea de Torrejón de Ardoz, pero que nació en el corazón de Malasaña, en la Escuela de Artes de la Palma.

La génesis de esta escultura llegó hace un año, cuando miembros de la UME se dirigieron a la escuela con una idea: los militares querían hacer un homenaje a Majo, un perro muy querido en el cuerpo que había fallecido en unas maniobras en 2014, y que este reconocimiento sirviera también para todos los animales que, con su adiestramiento, ayudan a salvar vidas en sucesos y desastres naturales. La dirección de la Escuela de Palma se prestó rápidamente a colaborar y convocó un concurso entre sus estudiantes del módulo de Escultura.

El diseño elegido fue el de Isabel Ruiz Carretero, una estudiante que planteó un proyecto de esculpir un can de línea expresionista, que jugara con su gesto y formara algunos claroscuros en su ejecución. La escultura representa a un perro pastor belga malinois -la raza más común entre estos animales de rescate- "en actitud de búsqueda, excitado y en movimiento", comenta la propia Isabel en la explicación de su obra. La escultora quería huir "de las típicas poses heroicas y estáticas, para tratar de reflejar de la manera más verosímil el trabajo de estos perros".

El conjunto escultórico se compone de la figura de Majo, fundida en bronce de color pardo oscuro por la empresa Esfinge, que se asienta sobre una peana construida por ingenieros de la UME, elaborada con encofrados en hormigón, recubiertos por escombros auténticos.

El monumento fue inaugurado el pasado 25 de mayo con la presencia de la propia escultora y del personal de la Escuela de Arte la Palma, además de guías de los perros y de algunas familias que los acogen después de su vida laboral. A ellas también está dedicado este homenaje que ocupa desde ese día los jardines de entrada a la base aérea.

Imágenes del proceso de elaboración e inauguración del monumento:

Imágenes del proceso de elaboración e inauguración del monumento:

Más información:

Más información:

Etiquetas
Publicado el
6 de agosto de 2017 - 15:02 h

Descubre nuestras apps

stats