Citroën SpaceTourer by Tinkervan: el refugio ideal para las vacaciones de verano

Citroën SpaceTourer by Tinkervan.

Aunque el fenómeno se remonta a varios años atrás, este 2020 quedará como el año de explosión de los vehículos de acampada o camperizados, como se conocen por su denominación en inglés. La pandemia del Covid-19 ha traído consigo exigencias de higiene y distancia social que convierten a estos modelos, donde viajan en general convivientes o personas muy cercanas, en una suerte de refugio perfecto en el que disfrutar de las mejores vacaciones, o al menos las más seguras.

Citroën presentaba a principios de febrero, cuando el virus acechaba ya en el ambiente, las diversas versiones camper de sus Berlingo, SpaceTourer y Jumper, y ahora ha llegado por fin el momento de probar una de ellas, seguramente la más equilibrada por su buen compromiso entre tamaño y funcionalidad: la preparación del SpaceTourer a cargo del especialista Tinkervan.

Como sucede con la inmensa mayoría de estos vehículos, este puede configurarse no a la medida, pero sí de múltiples formas según las necesidades del cliente. En este caso hemos podido conducir el SpaceTourer en talla M (4,96 metros) y acabado Feel movido por el motor diésel BlueHDi de 150 caballos y con cambio manual de seis velocidades. El precio de esta versión es de 33.263 euros, que, sumados a los 15.000 (sin impuestos) del nivel de equipamiento Soul del preparador Tinkervan, superan en total los 50.000 euros.

Se trata, no cabe duda, de una cantidad abultada, pero que resulta notablemente inferior a la que hay que desembolsar por cualquiera de los dos modelos semejantes que son la referencia del segmento, los Mercedes-Benz Marco Polo y VW California. Tampoco podemos ignorar que la cantidad de utensilios y gadgets aquí incorporados permite disfrutar a bordo de todos los servicios de que disponemos en casa, salvo el cuarto de baño, con el aliciente de poder hacerlo en un sinfín de parajes siempre y cuando esté autorizado acampar.

El inventario de enseres de este SpaceTourer en acabado Soul comprende módulo extraíble de cocina y fregadero, mesa para uso interior y exterior, ducha de 12 litros y techo elevable panorámico que acoge una cama de 2,00 x 1,30 metros con somier de aluminio y discos flexibles ergonómicos, y al que se accede fácilmente gracias a su sistema de apertura neumática y su cerradura de mariposa. Este dormitorio con vistas a las estrellas dispone además de dos ventanas con mosquitera, ventana de invierno y flexo led.

La unidad probada añadía elementos opcionales como la nevera de 31 litros con compresor, toma exterior de 220 V, portabicicletas en el portón, toldo -más conocido en estos ambientes como avance- y las cortinas que proporcionan la necesaria intimidad en el interior. Todos los muebles, ignífugos, se hallan perfectamente sujetos por medio de los puntos de anclaje del vehículo para evitar cualquier movimiento indeseado durante la marcha.

Por lo que respecta al comportamiento, hay que tener siempre presente el volumen y el peso de este SpaceTourer by Tinkervan, aunque manejado con la sensatez necesaria se mueve con relativa soltura, agilidad y seguridad incluso en ciudad. Con una primera velocidad corta que simplemente pone en movimiento el vehículo, las demás marchas se encadenan con facilidad hasta alcanzar pronto la velocidad máxima permitida, que se mantiene sin problemas en casi todas las circunstancias sin necesidad de retirar la sexta marcha. Y todo se logra con un consumo medio de 8 litros/100 km, un buen valor tratándose de un camper de estas proporciones.

Un detalle clave que han cuidado tanto Citroën como las demás marcas del Grupo PSA que fabrican modelos equivalentes es limitar la altura total del modelo a 1,90 metros -al que en este caso hay que sumar los escasos centímetros de la caja donde se recoge el avance-, de tal manera que podemos aparcar en la mayoría de los aparcamientos subterráneos sin temor a dañar el techo o quedarnos atrapados.

Cuando se trata de afrontar desplazamientos largos, y también en el día a día, resultan de especial comodidad la forma y, sobre todo, la posición de los asientos, que permite sentarse con las piernas dobladas en un ángulo de 90 grados, y no en extendidas, como ocurre en muchos otros vehículos. Con la ayuda, en las plazas delanteras, de los reposabrazos individuales para conductor y acompañante, los viajes discurren confortablemente, con tranquilidad y -eso esperamos- en buena armonía.

Etiquetas
Publicado el
20 de julio de 2020 - 14:23 h

Descubre nuestras apps

stats