El Consejo de Estudiantes de la UMU evalúa la docencia online y lamenta el aumento en la carga de trabajo: "Cantidad no siempre es sinónimo de calidad"

Las universidades españolas siguen en la parte media del "Ranking de Shangai"

El 44,6 por ciento de los estudiantes de la Universidad de Murcia que participaron en una encuesta realizada por el Consejo de Estudiantes de la UMU (CEUM), afirma que los docentes se limitan a subir tareas o pedir la entrega de trabajos desde que se implementó la docencia online. Un total de 8.303 alumnos, el 25,7 por ciento del censo estudiantil, contestaron a un cuestionario realizado con la aplicación 'Google Form', y enviado a sus correos académicos desde la Universidad.

El presidente del CEUM, José Miguel Rojo, entiende que la Universidad de Murcia es presencial, por lo que no siempre se cuenta con los medios precisos para realizar una docencia online en plenitud. No obstante, defiende que los estudiantes requieren "explicaciones complementarias al mero temario". En la misma línea, considera que, si no se dan, "esos contenidos deben reconsiderarse a la hora de la evaluación de la asignatura".

Del total de encuestados, el 29,5 por ciento expresa que el docente, a la hora de impartir su temario, está realizando videoconferencias o sube recursos audiovisuales explicativos a plataformas; un 22,1 por ciento que indica que sube nuevos recursos como apuntes o manuales"; mientras que un 10,7 por ciento ratifica que las videoconferencias se graban, pudiendo estar disponibles para consulta. El porcentaje más alto que registra el cuestionario es de un 67,3 por ciento, que considera que su carga de trabajo ha aumentado desde que se implementó la docencia online.

Con respecto a la cifra de participantes, el Consejo de Estudiantes la califica de "muy importante" si se compara con el porcentaje de participación en las últimas elecciones rectorales -un proceso global de participación que implicaba a los estudiantes- en el que participó un 15,27 por ciento del censo total de los estudiantes.

"El impulsivo establecimiento de trabajos, tareas o clases no supone que la docencia sea mejor, es más, nos parece completamente contraproducente en el contexto actual", afirma José Miguel Rojo, Presidente del Consejo de Estudiantes de la UM. "Nos parece positivo comprobar que esta Universidad sigue viva y en marcha, pero cantidad no siempre es sinónimo de calidad". En la misma línea, Rojo señala la situación dificulta las condiciones de estudio y preparación de los exámenes finales, que se siguen manteniendo con normalidad.

La decisión de suspender las clases presenciales se tomó el 13 de marzo, iniciativa que no se hizo efectiva hasta el 16 del mismo mes, cuando la UM puso en marcha la docencia online.

¿Qué se está haciendo para continuar con la docencia?

El vicepresidente de Comunicación del CEUM, Amal Conesa, declara que "el exceso de carga de trabajo derivado ligado a la falta de explicaciones complementarias a los documentos proporcionados, está imposibilitando el estudio, así como la necesaria concentración, descanso y salud mental de los estudiantes en una situación ya de por sí complicada".

Asimismo, desde el Consejo de Estudiantes felicitan a los docentes que están desarrollando videoconferencias, subiendo audios o vídeos a la plataforma, porque "realmente responde con acierto a las necesidades del momento" y al equipo del Área de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones Aplicadas (ATICA) por su implicación en el correcto desarrollo de la docencia online.

Ante esta nueva situación, el CEUM decidió consultar a los estudiantes de la Universidad su opinión sobre los aspectos derivados de la nueva modalidad, ya que consideran que este nuevo sistema "requiere evaluar permanentemente sus aspectos derivados para detectar ámbitos de mejora". Además, han querido canalizar "inquietudes y quejas de los estudiantes".

Etiquetas
Publicado el
30 de marzo de 2020 - 20:29 h

Descubre nuestras apps

stats