Chivite anuncia una relajación de las restricciones a partir de octubre tras dar por finalizada la circulación epidémica

La presidenta de Navarra, María Chivite

El Gobierno de Navarra está trabajando ya con los distintos sectores económicos y sociales de la comunidad una nueva flexibilización de las restricciones a partir del 1 de octubre una vez que Salud Pública ha dado por finalizada la circulación epidémica de la COVID-19. La presidenta María Chivite ha adelantado este jueves en el Parlamento foral que durante esta semana han tenido varias reuniones con representantes de distintos sectores para acordar una nueva relajación de las medidas "más generalizada", si bien no ha avanzado si entre ellas estará la vuelta de las pistas de baile y el consumo en barra, las dos principales reivindicaciones de la hostelería.

Navarra duplica las inspecciones antes de la vendimia y advierte de deficiencias sanitarias en la mayoría de las empresas

Navarra duplica las inspecciones antes de la vendimia y advierte de deficiencias sanitarias en la mayoría de las empresas

"El nivel de circulación del virus es muy bajo y estamos por debajo del umbral pandémico", ha celebrado la jefa del Ejecutivo foral, que al igual que los responsables de Salud ha advertido que ello no supone "que haya terminado la pandemia". Chivite ha destacado que el alto nivel de vacunación alcanzado por Navarra —que roza el 80% del total de la población— y el cumplimiento de medidas como el uso de mascarillas y la distancia social, "que se mantendrán", son los dos principales factores "que permiten" a su Gobierno plantear un nuevo escenario con menos restricciones.

Pese a la caída de más de un 40% de los contagios en una semana y el descenso de la incidencia, que ha provocado que también disminuya la ocupación hospitalaria —situada por debajo de la media nacional—, el número de pacientes en la UCI en estado crítico por COVID-19 se mantiene en "nivel medio" en la comunidad foral, lo que "no preocupa demasiado", pero que llevará a Salud a proponer una desescalada prudente de las medidas. "La meta está más cerca pero todavía hay que bajar la presión de las UCI, que nos está costando más, y que hay que seguir mejorando", ha apuntado Chivite.

Por el momento se sabe que a partir de octubre en la comunidad foral se podrán volver a celebrar encierros y otros espectáculos taurinos, tal y como avanzó la semana pasada el vicepresidente y portavoz del Gobierno foral, Javier Remírez, que llevaban prohibidos desde el comienzo de la pandemia a excepción, y solo a partir de este pasado verano, de los festejos en plazas de toros adaptadas a las medidas de la pandemia en cuanto a aforo y distancias de seguridad.

Desde el sector hostelero piden al Ejecutivo foral que se pueda recuperar el consumo en barra, del que dependen multitud de negocios del casco viejo de las localidades navarras que no disponen de terrazas, y el uso de la pista de baile en las discotecas y negocios de ocio nocturno. Desde este sector apuntan a que las pistas de baile son la "esencia" de su negocio sin la que no pueden recuperar la vuelta a la normalidad, y piden también una nueva ampliación del horario de estos locales, fijado ahora hasta las 4:30 de la madrugada.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats