Pamplona conocerá su nuevo alcalde, o alcaldesa, a las seis de la tarde

El grito de "no es abuso, es violación" vuelve a las calles de Pamplona

No está claro quién será el próximo alcalde, o alcaldesa, de Pamplona, y tampoco los de otros consistorios relevantes de la Comarca, como el Valle de Egüés y Cizur. Joseba Asiron (EH Bildu) explicó esta semana que la hora tardía le permitirá tener una “perspectiva” de lo ocurrido en otros ayuntamientos para actuar en consecuencia.

El candidato de Navarra Suma, Enrique Maya, es el que cuenta con más posibilidades de hacerse con el cargo, ya que cuenta con 13 ediles, a uno solo de la mayoría absoluta. La falta de acuerdo entre EH Bildu, con 7 concejales, el PSN, con 5, y Geroa Bai, con dos, lleva a pensar que la coalición de derechas se hará con el Ayuntamiento con mayoría simple.

El PSN mantiene su línea roja de no hablar-no pactar con EH Bildu en ninguna institución de Navarra. Una apuesta arriesgada, que ha provocado el enfado de la izquierda abertzale al ver cómo podría mermar su poder municipal en toda la Comunidad foral en beneficio de las derechas unidas. La dependencia de un hipotético gobierno progresista comandado por la socialista María Chivite de la necesaria abstención de EH Bildu complica el escenario.

La cabeza de lista al Parlamento, Bakartxo Ruiz, ha recordado una vez más que los socialistas tienen en su mano “rectificar y sentarse a hablar para constituir una alternativa a la derecha”, pero se ha resistido a vincular los votos en los ayuntamientos con los del Gobierno: “Todo se verá”, se ha limitado a decir durante el acto de toma de posesión del nuevo rector de la UPNA, Ramón Gonzalo. Ruiz se ha limitado a decir que la constitución de los gobiernos municipales es una primera prueba, a la que seguirá el próximo miércoles la constitución de la Mesa del Parlamento. “A partir de ahí ya iremos viendo cómo se desarrollan los acontecimientos”, ha manifestado.

El alcalde de Pamplona en funciones, Joseba Asiron, ha sido más insistente, y en una rueda de prensa ha pedido un “último esfuerzo” para hacer valer la “mayoría progresista” en Pamplona. Se refiere a la posibilidad de que el PSN le apoye como alcalde, algo descartado completamente por Ferraz.

La candidata a alcaldesa por el PSN, Maite Esporrín, acepta la línea roja impuesta por su partido, pero no se resiste, y hoy ha insistido en ello, a intentar una última jugada: optar al puesto como alcaldesa y votarse a sí misma, esperando que tanto Geroa Bai como EH Bildu apoyen a la tercera fuerza en votos del Ayuntamiento. Una posibilidad que la izquierda abertzale ha descartado por boca de todos sus dirigentes: del propio Asiron a Bakartxo Ruiz, pasando por Arnaldo Otegi. Esporrín se aferra a la historia, concretamente a 1979, cuando Herri Batasuna prestó sus votos al socialista Julián Balduz para evitar un gobierno de UCD y UPN en un equilibrio de fuerzas idéntico. Sin embargo, Joseba Asiron ya descartó la posibilidad esta semana: “La Pamplona de 1979 no tiene nada que ver con la de 2019”, dijo.

El candidato de Navarra Suma a la Alcaldía de Pamplona, Enrique Maya, por su parte, ha afirmado que su programa electoral y el del PSN “se parecen muchísimo porque conocemos muy bien Pamplona y sabemos lo que queremos” y ha vuelto a pedir a Maite Esporrín que no opte a la Alcaldía este sábado en la constitución del Ayuntamiento en una entrevista en RNE.

Navarra Suma gobernará Tudela

Si todos cumplen su palabra es Enrique Maya el candidato que tiene más posibilidades de hacerse con la Alcaldía de Pamplona. Navarra Suma también gobernará en Tudela. Alejandro Toquero logró la mayoría absoluta con 11 ediles. En la oposición estará el alcalde actual, Eneko Larrarte, de I-U, con 7 ediles. Y también el PSN, con 3.

En el caso de Barañáin, EH Bildu ha ostentado la Alcaldía en la última legislatura, pero para que Oihaneder Indakoetxea revalide el cargo necesitaría del apoyo del PSN, además del de Geroa Bai o Podemos. Navarra Suma es la primera fuerza con 8 ediles, informa Europa Press.

En el Valle de Egüés no está claro quién se hará con el Ayuntamiento, aunque podría recaer en Navarra Suma, la lista más votada con 9 concejales. Geroa Bai, que ha gobernado los últimos cuatro años, tiene 4 ediles y necesitaría al menos el apoyo de PSN (3) y EH Bildu (3), y de Podemos (1) o de I-E (1). La agrupación local socialista decidió a última hora del viernes votar a su propio candidato, Mikel Bezunartea, por lo que el triunfo de Navarra Suma parece probable.

En Zizur, el actual alcalde, Jon Gondán, de Geroa Bai, necesitaría el apoyo de EH Bildu (3) y AS Zizur (2) para volver a gobernar ya que el PSN ha anunciado su abstención. Si no recibe el apoyo de AS Zizur ostentaría la Alcaldía Navarra Suma como fuerza más votada en la localidad, donde obtuvo 6 ediles. EH Bildu anunció el pacto a última hora del viernes por Twitter, por lo que Jon Gondán podrá repetir en el cargo.

También en Tafalla repetirá el alcalde: gobernará de nuevo EH Bildu como segunda fuerza más votada y 5 concejales, con el apoyo de Iniciativa por Tafalla (2), I-E (1) y Geroa Bai (1). Navarra Suma fue la fuerza más votada en este municipio y sumó 5 concejales, mientras que el PSN obtuvo 3.

En cuanto a Estella, la abstención del PSN impediría que Koldo Leoz (Bildu) revalidara como alcalde. Así, Gonzalo Fuentes, de Navarra Suma, fuerza más votada en la ciudad, podría ser el nuevo primer edil. La coalición de UPN, PP y Ciudadanos obtuvo el pasado 26 de mayo 7 ediles, mientras que 6 logró EH Bildu, 3 el PSN y 1 Geroa Bai.

En Alsasua, el primer edil, Javier Ollo, de Geroa Bai, volverá a ostentar desde este sábado la Alcaldía, esta vez, con mayoría absoluta. En los comicios de mayo, la coalición nacionalista consiguió 10 concejales y EH Bildu 3.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats