eldiario.es

Menú

Yo quiero la clase media trabajadora que fuma Albert Rivera

Sánchez e Iglesias han decidido incrementar en un 1% el Impuesto de Patrimonio a las fortunas de más de 10 millones de euros

A primera vista, 10 millones de euros de patrimonio parecen mucho dinero pero como tengas una casa en el pueblo y una colección de sellos antiguos, se te dispara la fortuna en un titá

36 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El acuerdo presupuestario prevé delito sexual si la mujer no dice sí explícitamente

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante la firma del acuerdo de presupuestos EFE

La clase media trabajadora está en peligro. El Gobierno sociochavistaindepengolpista -¿se me olvida alguien? ¿Bin Laden? ¿la Estrella de la Muerte?- ha metido sus manos en los bolsillos de la España que madruga. Sánchez e Iglesias han decidido subir los impuestos a los españoles, ni rojos ni azules, sólo españoles y mucho españoles. Una catástrofe se avecina. ¿Cómo llegará a finales de mes la clase media trabajadora con esta confiscación fiscal?

"Sánchez-Iglesias pactan subir los impuestos a la clase media trabajadora", ha denunciado el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tras conocerse el acuerdo presupuestario para podemizar España. Habrá quien se tome estas advertencias a la ligera, e incluso piense que Rivera vive en un país imaginario donde todos se llaman Cayetano. Pero nada más lejos de la realidad. Lo que ha ocurrido es muy grave. Si usted está leyendo esto, sepa que este sablazo fiscal le afecta. Vayamos a los datos.

Sánchez e Iglesias han decidido incrementar en un 1% el Impuesto de Patrimonio a las fortunas más de 10 millones de euros. A primera vista, 10 millones de euros de patrimonio parecen mucho dinero pero como tengas una casa en el pueblo y una colección de sellos antiguos, se te dispara la fortuna en un titá. Y, en todo caso, ¿quién quiere tener a un rico cabreado? Los ricos cuando se enfadan montan golpes de Estado o te mandan un comisario con un micrófono pegado al pecho. 

Como bien dice Ignacio Marco-Gardoqui en su columna de El Correo, "nunca, ningún Gobierno, en ningún lugar, consiguió hacer más ricos a los pobres por el socorrido sistema de hacer más pobres a los ricos". Bueno, más bien hacerlos un poquito menos ricos. Así que lo mejor va a ser dejar las cosas como estaban y ya verás como no te pitan en el desfile del día de la Hispanidad.

Otra de las medidas populistas consiste en incrementar los tipos impositivos del IRPF para los contribuyentes que tienen rentas superiores a los 130.000 euros al año (dos puntos más para los que ingresan más de 130.000 y cuatro para los que se pasan de los 300.000 euros). Y por si no fuera suficiente con este hachazo fiscal, también se aumentan los impuestos a las rentas de capital de más de 140.000 euros. La clase media trabajadora.

Reconozcamos que 130.000 euros al año es dinero cuando  el salario más frecuente en España es de 16.497 euros y el salario medio está en 23.156 euros. Pero, a final de mes, 130.000 euros se quedan en nada: en muchos restaurantes Michelín no hay menús del día. Y aunque te regalen un máster, hay que pagarlo como todo quisqui. Por no hablar del servicio, que ya no es lo que era. No sé si lo saben pero vivir en La Moraleja no es barato. Además, ¿por qué todo el mundo tiene que veranear en Benidorm? ¿O es que las empresas que alquilan yates no tienen que vivir de algo? Bastante hacen los ricos entregando donativos en galas benéficas en Marbella para que ahora se tengan que meter los comunistas a hablar de la "redistribución de la riqueza".

Estas medidas supondrán "una grave discriminación" para los contribuyentes con rentas más altas, que "son, precisamente, los que más aportan en porcentaje a las arcas públicas", denuncia Expansión en su editorial. Verdades como puños.

Los soviets también quieren que los mercados pongan algo más de pasta sobre la mesa del bienestar común. Si los presupuestos salen adelante, se establecerá un impuesto del 0,2% sobre las transacciones financieras -"la compra de acciones españolas ejecutadas por operadores del sector financiero"- en empresas cotizadas con un valor bursátil superior a los 1.000 millones de euros. Según afirman los expertos, es una especie de tasa Tobin inspirada en la que puso en marcha Francia en 2012. Malditos gabachos. Todo el mundo sabe que, desde 1789, de Francia sólo llegan malas noticias.

Yo no sé ustedes pero si fuera de esa clase media trabajadora que fuma Albert Rivera, estaría muy preocupado. Ánimo. Saldremos de esta.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha