eldiario.es

9
Menú

Laura Revuelta, la mujer pionera del surf en España que rompió con los roles de género

Se inició con trece años en 1968 haciendo frente a "la estricta moral de la época" y a las dificultades que se le presentaron por su condición de mujer 

A sus 62 años, recibirá un homenaje por su amplia trayectoria ligada al surf en la que ha puesto los cimientos de la industria de este deporte en este país

- PUBLICIDAD -
La veterana surfista cántabra Laura Revuelta recibirá un homenaje en la playa de Somo el día 21

La veterana surfista cántabra Laura Revuelta recibirá un homenaje por su amplia trayectoria dedicada a este deporte.

Laura Revuelta, veterana surfista cántabra, consiguió romper desde muy joven con el rol de género establecido en torno a este deporte. En 1968, con tan solo trece años, se subió a una tabla enfrentándose a las dificultades que se le presentaron por su condición de mujer. "No era fácil surfear entonces por la estricta moral de la época. Salía de casa vestida de señorita y tenía que cumplir horarios. Surfeaba a escondidas, dejaba la tabla guardada en la taquilla del servicio de lanchas que cruzaban la bahía de Santander hasta Somo que así era cómo me movía", recuerda ahora a sus 62 años y tras una vida dedicada a este deporte. 

Tuvo que iniciarse en esta práctica de manera esporádica, cuando un grupo de chicos del Surf Club Sardinero le prestaban sus tablas, hasta que dos años después, a sus 15 años, consiguió ahorrar para comprarse una propia por 3.500 pesetas. "Fue de casualidad, vi a los chicos que lo hacían, me gustó y empecé", relata en conversación con este medio. Asimismo, explica que era un deporte desconocido puesto que en España aún no estaba desarrollado y no existía una industria, como sí la había en Francia, por ejemplo. 

Revuelta  recibirá un homenaje el próximo 21 de junio en la playa de Somo, donde inscribirá su nombre en el Paseo de las Estrellas del Surf, como reconocimiento a toda una vida dedicada a este deporte como un icono del surf femenino.

En 1977, se casó con uno de los fundadores del Surf Club Sardinero, Zalo Campa, y juntos comenzaron a poner los cimientos de la industria del surf en España. Para ello se asociaron con una pareja de amigos vascos, Iñigo Letamendía y Marian Azpiroz, con quienes fundaron un pequeño taller de tablas con tienda anexa en Loredo (Cantabria) al que, meses más tarde, sumarían una segunda tienda en Zarautz (Guipúzcoa).

Tras disolver la sociedad y ya en solitario, primero en Loredo y después en Somo, ambos se embarcaron en otro proyecto ligado a este deporte. Se trata de  Xpeedin Surfshop (1978), la primera marca y tienda de surf de Cantabria y una de las primeras de España. A partir de ese momento, la pareja empezó a ver cumplido su sueño haciendo del surf su modo de vida.

Paralelamente a su trabajo en Xpeedin, Revuelta viajaba a menudo con su marido y amigos para practicar este deporte en otras playas y participar en los primeros campeonatos de la época. "No había chicas, era un mundillo de hombres", señala. "No había competiciones de mujeres así que, al principio, tenía que participar en categoría masculina", recuerda esta deportista. "Poco a poco, fue habiendo más chicas y empezó a haber campeonatos femeninos", explica Revuelta que consiguió el segundo puesto en la primera edición del Campeonato de España de Surf, celebrado en la playa cántabra de Ajo en 1984.

Además, tuvo un importante papel desde el punto de vista técnico cuando, con 15 años, empezó a colaborar en la organización de las primeras competiciones locales y nacionales; primero como secretaria de juez y, más tarde, como juez de surf y coorganizadora de campeonatos, lo que la convirtió en un personaje de referencia dentro del panorama surfero de los años 80 y 90, convirtiéndose en la primera juez nacional de este deporte.

En cuanto a la situación del surf desde la perspectiva de género, Revuelta, asegura que "ha ido a mejor", aunque también recalca que "aún queda mucho camino por recorrer". "Ahora las mujeres del mundo del surfing tenemos más oportunidades para dedicarnos a ello, hay campos mucho más complicados", reconoce. 

No obstante, sigue habiendo más hombres que mujeres inscritos en los campeonatos que se organizan, y Revuelta pone el foco en el "trabajo personal" como incentivo para que haya más mujeres que participen en ellos. "Es un trabajo conjunto también con los hombres", apunta sobre el objetivo de alcanzar niveles de igualdad, "tenemos que ser un equipo", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha