eldiario.es

Menú

Los sindicatos de la Ertzaintza arrancan con "tensión" y sin acuerdo las negociaciones para modernizar la Brigada Móvil

El principal sindicato de la Ertzaintza, Erne, cree inasumibles los nuevos horarios propuestos por el Gobierno para la unidad antidisturbios y llama a la unidad sindical para retomar la "confrontación". Esan, Euspel y ELA también se muestran muy críticos.

- PUBLICIDAD -
Los partidos vascos expresan su pesar por la muerte de un ertzaina en Bilbao

Agentes de la Brigada Móvil, en San Mamés, durante el partido contra el Spartak EFE

El secretario general del sindicato Erne, el más importante de la Ertzaintza, Roberto Seijo, ha calificado de "fracaso absoluto" la primera reunión con el Departamento de Seguridad, celebrada en la mañana de este martes dentro de la  ronda abierta para la modernización y reorganización de la unidad antidisturbios o Brigada Móvil, de unos 380 agentes. En conversación con este periódico tras el encuentro, Seijo ha visto en la delegación encabezada por el viceconsejero Josu Zubiaga una "actitud de imposición" por parte del Gobierno y da por rotas las conversaciones. La central planteará al resto de sindicatos articular una "posición de unidad y de fuerza" para retomar la "confrontación". Esan, Euspel y ELA también han sido críticos con el Ejecutivo, si bien se anuncia una nueva ronda de contactos para el día 19.

Las ronda de conversaciones fue acordada la pasada semana en el Consejo de la Ertzaintza, máximo órgano que sienta a Gobierno y sindicatos. La cita llegaba después del fallecimiento del agente antidisturbios Inocencio Alonso, hechos que se produjeron en medio del operativo especial de Bilbao durante los incidentes entre ultras del Athletic y del Spartak de Moscú. Los días siguientes motivaron protestas sindicales y exigencias de cambios en Brigada Móvil, que presenta una duplicidad de estructuras ('beltzak' y unidad de apoyo) y horarios y una edad muy elevada (el 80% tiene más de 50 años) de sus integrantes.

El punto crítico se produjo en el Parlamento el 1 de marzo, justo antes de una sesión plenaria. Medio millar de agentes convocados por los sindicatos Erne, ELA y Sipe abucheraron a la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, y al lehendakari, Iñigo Urkullu, e incluso sobrepasaron el tímido cordón policial que sus propios compañeros habían establecido. Luego se conoció que los uniformados no acataron la orden de actuar contra los manifestantes y también el deseo de Beltrán de Heredia de aplicar las sanciones previstas en la 'ley mordaza' a los delegados sindicales.

En ese contexto, Erne planteó una 'semana de la salud' en Brigada Móvil, una huelga encubierta través de bajas médicas solicitadas por agentes quejosos de las condiciones laborales de esta sección. La propuesta de abrir una negociación con los sindicatos llegada la semana pasada dejó en 'stand by' esta campaña de confrontación. Además, se adelantó un plan con siete propuestas que sería sometido a debate de manera bilateral con los cuatro sindicatos representativos, Esan, ELA y Euspel además de Erne.

El plan de Beltrán de Heredia consiste en: 1) "renovación generacional de la Brigada Móvil"; 2) "articulación de los entrenamientos, vinculado al régimen horario de sección de apoyo" (9 horas y media frente al tradicional ciclo de 16 semanas con retenes); 3 - "examen de los mecanismos de máxima permanencia" (el tope de 20 años como antidisturbios está ya vigente desde 2015, pero no se ha aplicado); 4 - "reflexión" sobre posibilidades de segundad actividad o "alternativas de destino" para los afectados; 5) "promover la realización de reconocimientos médicos específicos a todo el personal priorizando en función de la edad u otras circunstancias objetivas"; 6) "examen de los regímenes horarios" y 7) mejora en  "equipamientos y elementos de dotación" como escudos, cascos y otros elementos.

Para Erne es intolerable que el plan parta de la "imposición" para toda la Brigada Móvil de los "horarios de la unidad de apoyo", que son "jornadas de 9 horas y media sin formación ni entrenamientos ni derecho a manutención". Actualmente, 200 agentes siguen el ciclo clásico de Brigada Móvil, con turnos largos de retén con tiempo para entrenamientos y tiempo para trabajo operativo, por 180 adscritos al grupo de apoyo. "Pretenden trasladar a todos lo que rechaza la unidad de apoyo", denuncia Seijo, que cree que es un escollo insalvable para abordar los otros seis puntos de la negociación.

El Gobierno, en cambio, insiste en la medida. "Entre los temas más debatidos en las reuniones de hoy hay que destacar el de la unificación de las dos secciones actuales de la Brigada Móvil actual [la de grupos generales y la de apoyo], para poder organizar los servicios en la modalidad de horario que actualmente tienen la Sección de Apoyo y la Unidad de Vigilancia y Rescate, que es de semana completa de trabajo con jornadas de 9 horas y media al día, seguida de una semana de descanso. El Departamento considera que la modalidad de horarios propuesta, rompe definitivamente con las jornadas continuadas de 16 horas y 8 de pernocta, adoptada cuando las necesidades de servicio eran de carácter más reactivo. Consideran, además, que la modalidad propuesta es más coherente con las necesidades de conciliación familiar", ha indicado Seguridad en un comunicado.

Preguntado por la posibilidad de retomar la huelga encubierta, Erne plantea buscar una "posición de fuerza" entre todos para dar la vuelta a la "situación complicada" de Brigada Móvil en particular y del conjunto de la Policía vasca. "Nuestra posición es que nos juntemos todos y busquemos una posición conjunta de confrontación", explica Seijo.

"Gran tensión" con Esan pero seguirá negociando

El sindicato Esan, en un comunicado, ha valorado también negativamente su cita con Seguridad. "Ha sido una reunión muy tensa y muy agria con momentos de gran tensión", ha manifestado la central, que también critica que se "imponga" para toda la unidad el horario de nueve horas y media del grupo de apoyo. "El retén debe permanecer", insisten. Con todo, han decidido continuar las negociaciones la próxima semana. Esan lamenta que Seguridad no acceda a reunirse esta misma semana y confía en que no sea una estrategia para "ganar tiempo". El Gobierno, por cuestiones de agenda, pospone la continuidad de estas conversaciones hasta el 19. Antes, el 15, se disputará el partido contra el Olympique de Marsella en San Mamés.

En su comunicado, Euspel incide también en su desacuerdo rotundo con los nuevos horarios previstos. No oculta que es el "principal escollo" para llegar a un entendimiento, pero insisten en que trabajarán "punto por punto" la propuesta del Gobierno para tratar de mejorar la situación de Brigada Móvil. "Ha sido una reunión larga donde no nos hemos quedado con nada dentro. Nuestra impresión es que van a ser unas negociaciones nada sencillas", ha valorado esta organización. Esan y Euspel han reclamado que el partido de San Mamés reciba la consideración de "evento especial".

ELA-Ertzaintza, finalmente,  ha calificado de "insatisfactoria" la reunión con el Departamento ya que éste "se niega" a abordar las problemáticas estructurales de la Policía autonómica que los sindicatos llevan años denunciando, y ahora "solo quiere hablar" de la modernización de la Brigada Móvil. "La propuesta de seguridad sobre la Brigada Móvil está lejos de poder ser aceptable y es insatisfactoria", han señalado fuentes del sindicato a Europa Press.

Operativo especial para el jueves

En medio de las negociaciones, la Brigada Móvil prepara un operativo especial para el primer partido europeo en Bilbao después del del Spartak de Moscú. La visita este jueves del Olympique de Marsella, conocido también por sus ultras, ha motivado que la Ertzaintza movilice no sólo a todos sus antdisturbios y agentes de la comisaría de Bilbao, sino que llegarán refuerzos de Vitoria, Eibar, Donostia, Rentería o Irún. Las fuentes consultadas explican que el entorno de San Mamés se blindará de manera especial y que se incrementarán los controles de carretera ante la eventualidad de que lleguen 200 radicales en los miles de franceses previstos para el partido. El lunes en la Cadena Ser el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, deslizó que si la Ertzaintza hubiese tenido ayuda el día del Spartak habría podido afrontar con más garantías el operativo y que, si así lo solicita el Gobierno vasco, tiene a su disposición la "colaboración" de las Fuerzas de Seguridad del Estado. "La Ertzaintza es una Policia integral que cuenta con recursos y medios para atender y dar una respuesta satisfactoria a las demanda de la sociedad vasca", ha respondido ya el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ante la oferta de Nieto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha