eldiario.es

Menú

Seguridad desactiva la 'huelga' en la Ertzaintza con la promesa de una negociación para reformar la Brigada Móvil

Los sindicatos, que ven sombras en el plan de siete puntos presentado en el Consejo de la Ertzaintza por la consejera Beltrán de Heredia, dan sin embargo un "margen de confianza" a las reuniones bilaterales prometidas

- PUBLICIDAD -
Los ertzainas amenazan con una campaña de bajas médicas y piden la dimisión de la consejera

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia EFE

La tensión vivida en las últimas jornadas en el seno de la Ertzaintza parece haberse rebajado sustancialmente. A raíz de la muerte del agente Inocencio Alonso en el marco de los incidentes durante el partido de Europa League entre el Athletic de Bilbao y el Spartak de Moscú y ante las protestas singulares posteriores, el Departamento de Seguridad y los representantes de Erne, Esan, ELA y Euspel se han sentado este martes juntos en la mesa del Consejo de la Ertzaintza y se han dado un voto de confianza para negociar a partir del próximo martes 13 de marzo la reforma de la unidad antidisturbios o Brigada Móvil. Ello deja en suspenso la huelga encubierta en la unidad en forma de bajas médicas, medida refrendada en asamblea y adelantada por este periódico

El fallecimiento de Alonso, agente de 51 años de esa unidad, reabrió un viejo debate sobre los dispositivos antidisturbios de la Policía vasca, ya criticados desde la misma llegada de Estefanía Beltrán de Heredia al cargo de consejera de Seguridad, coincidiendo con graves incidentes en un amistoso entre Euskadi y Bolivia. Ahora Seguridad ha accedido a debatir siete puntos de mejora de esa unidad envejecida (el 80% de los agentes tienen más de 50 años, según 'El Correo') y con una duplicidad de condiciones laborales al estar dividida entre los tradicionales 'beltzak' y el grupo de Apoyo, que tiene diferentes horarios y entrenamientos.

El plan de Beltrán de Heredia consiste en: 1) "renovación generacional de la Brigada Móvil"; 2) "articulación de los entrenamientos, vinculado al régimen horario de sección de apoyo" (9 horas y media frente al tradicional ciclo de 16 semanas con retenes); 3 - "examen de los mecanismos de máxima permanencia" (el tope de 20 años como antidisturbios está ya vigente desde 2015, pero no se ha aplicado); 4 - "reflexión" sobre posibilidades de segundad actividad o "alternativas de destino" para los afectados; 5) "promover la realización de reconocimientos médicos específicos a todo el personal priorizando en función de la edad u otras circunstancias objetivas"; 6) "examen de los regímenes horarios" y 7) mejora en  "equipamientos y elementos de dotación" como escudos, cascos y otros elementos.

La consejera, tras la reunión celebrada en la base central del cuerpo en Erandio, ha destacado lo positivo de haber "acordado" al menos sentarse a negociar, algo que llega ni una semana después de que medio millar de policías se manifestasen en la puerta del Parlamento e incluso desbordasen un cordón policial de sus propios compañeros para increpar a la propia titular de Seguridad y al lehendakari, Iñigo Urkullu. Es "un acuerdo muy importante", ha recalcado Beltrán de Heredia. Las conversaciones se articularán en forma de reuniones "bilaterales" con cada una de las centrales a partir de la semana próxima.

El sindicato mayoritario, Erne, ve "luces y sombras" en lo ocurrido este martes. "Lo buen es que por fin, después de cinco años, se sientan a hablar con voluntad de llegar a acuerdos. Ésa es la parte positiva. En principio, se da un margen de confianza a la negociación aunque pensemos lo mismo y aunque Gervasio [Gabirondo, director de la Ertzaintza] siga ahí", explican fuentes de esta organización. Asimismo, Erne avisa que solucionar los problemas en Brigada Móvil no agota el conflicto porque "son medidas estructurales" las que hacen falta.

En todo caso, queda de momento en suspenso la huelga encubierta disfrazada en forma de "semana de la salud" impulsada entre los agentes de la unidad antidisturbios. La campaña estaba prevista para la semana próxima coincidiendo con el nuevo choque europeo del Athletic, contra el Olympique de Marsella. Según Erne, esa medida de presión iba a poner "en riesgo" la seguridad de esa jornada y suponía un ultimátum para que Beltrán de Heredia tomase medidas.

Desde la central Esan, la segunda en representación y a la que pertenecía el ertzaina fallecido, explican que hay voluntad de "dar un voto de confianza" a la negociación aunque de saque aprecien algunas carencias en la propuesta gubernamental. Kike Hernando explica que la voluntad es llegar a acuerdos y que ya habrá tiempo para medidas de protesta en caso de que no se alcancen los objetivos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha