El PSOE lo va a estudiar...

La familia de Couso dice que el PP "contenta a grandes potencias" limitando la justicia universal

Bastan 50 diputados o 50 senadores para poder presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la ley impulsada por el PP que limitará hasta casi anular la justicia universal en España. Dicha ley supondrá el cierre del caso Couso, la investigación de las torturas en Guantánamo, de los genocidios en Guatemala o Ruanda, de asesinatos de misioneros españoles en El Salvador, etcétera.

El PSOE, que tiene más de 50 diputados y 50 senadores, se ha reunido con la familia Couso y, a petición de esta, se ha comprometido a estudiar seriamente presentar el recurso de inconstitucionalidad contra la ley. Con tal expresión pareciera que no tiene claro aún si quiere luchar o no por la justicia universal en España. Lo tiene que estudiar antes.

No es de extrañar. Al fin y al cabo fue el PSOE, aún en el Gobierno, el que dio el primer paso contra la justicia universal, al prometer a Israel en 2009 cambiar la ley para evitar un proceso contra el ex ministro israelí Benjamin Ben-Eliezer por la matanza de civiles en Gaza. Poco después el Congreso aprobó una ley para ello, un primer límite a la jurisdicción universal pactado por PP y PSOE que contó con el apoyo de casi todos los grupos parlamentarios y con los únicos votos en contra de IU.

No es de extrañar tampoco porque el Gobierno del PSOE, como antes hiciera el del PP, maniobró para obstaculizar la investigación del caso Couso, tal y como desvelaron los cables estadounidenses difundidos por Wikileaks.

Ayer en el Congreso todos los grupos parlamentarios menos el PP votaron en contra de esta ley que limita la justicia universal en España. Y eso está muy bien, pero no es efectivo, porque en un contexto de mayoría absoluta esos votos no impiden la aprobación de la misma. Por eso es importante apostar por otras vías, como el recurso de inconstitucionalidad, para el que se necesitan 50 diputados o senadores y, por lo tanto, al PSOE, que es el partido que los tiene.

Con esta ley del PP cualquier español en el extranjero que sea víctima de secuestro, maltratos, torturas, asesinatos, crímenes de lesa humanidad, etc, no tendrá derecho al amparo judicial en su propio país. Así que es de agradecer que ahora el PSOE diga que va a estudiar seriamente tomar medidas al respecto. No es para menos, en un contexto que le otorga poco más del 26% de los votos en la última encuesta.

De hecho, el escenario es para que estudie eso y todo lo demás. Para que analice de dónde viene y se replantee hacia dónde va. Para que se pregunte si, ante algo tan sumamente básico como es la defensa de los derechos de los ciudadanos españoles, realmente aún es preciso estudiar en vez de actuar.

Es lógico cuestionar la credibilidad de un partido que contribuyó a obstaculizar el caso Couso. Confiemos en que, tras ese estudio serio que el PSOE dice que llevará a cabo, se decante por la defensa de la jurisidicción universal. Si no es así, podremos entonar una vez más aquello que con ironía cantaba Serrat sobre quienes no pierden ocasión...

“...de declarar públicamente su empeño

en propiciar un diálogo de franca distensión

que les permita hallar un marco previo

que garantice unas premisas mínimas

que faciliten los resortes

que impulsen un punto de partido sólido y capaz

de este a oeste y de sur a norte,

donde establecer las bases de un tratado de amistad

que constribuya a poner los cimientos

de una plataforma donde edificar

un hermoso futuro de amor y paz”.

Etiquetas
Publicado el
12 de febrero de 2014 - 08:58 h

Descubre nuestras apps

stats