eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rivera coloca a su partido en el centro político: "Los liberales de Cádiz han vuelto para gobernar España"

El líder de Ciudadanos ha reinvindicado el centro liberal ante los vicesecretarios del PP, Fernando Martínez Maíllo y Pablo Casado, invitados a la clausura de la IV Asamblea

"Somos el sueño hecho realidad de millones de españoles que se sentían políticamente huérfanos"

Se ha comprometido a "patear hasta el último rincón" de España "para escuchar a la gente". "Si alguien quiere gobernar tiene que conocer su país palmo a palmo"

Pide a toda la militancia y a sus dirigentes que salgan de esta Asamblea "afinados como una buena guitarra"

- PUBLICIDAD -
Albert Rivera, en el congreso de Ciudadanos. Foto: Juan Barandica

Albert Rivera, en el congreso de Ciudadanos. Foto: Juan Barandica

Un día y medio le ha bastado a Ciudadanos para decidir su futuro y dirimir, como dijo hace poco Albert Rivera, qué quieren "ser de mayores". Un partido que ha decidido ocupar el centro político, un espacio libre hasta ahora, en el que Rivera ha sentenciado que "vamos a quedarnos". "Los liberales de Cádiz han vuelto para gobernar España", ha sentenciado el líder naranja en presencia de los vicesecretarios del PP, Fernando Martínez Maíllo y Pablo Casado, sentados entre los invitados a la clausura de la IV Asamblea de Ciudadanos.

Rivera ha dedicado parte de su discurso a reivindicar para su partido, al que acaba de definir como liberal progresista, ese espacio de centro rechazando cualquier identidad con la socialdemocracia. Según ha explicado, cree que ni el PP ni el PSOE ni ninguna otra formación ha ocupado en estos últimos treinta años ese hueco político que quedó vacante en nuestro país.

"En el centro está la virtud", ha sentenciado Rivera, citando esta vez tanto a Felipe González y al PSOE como a UCD  y a Adolfo Suárez, como los únicos dirigentes que consiguieron en su momento impulsar en nuestro país políticas reformistas. "Somos el sueño hecho realidad de millones de españoles que se sentían políticamente huérfanos", ha llegado a decir.

Pese a ello, el líder de Ciudadanos ha asegurado que no va a olvidar ese origen socialdemócrata de su partido en su nacimiento hace diez años en Cataluña, pero ha señalado que todas las formaciones deben evolucionar, mirar al futuro y no al pasado y determinar cuál es el mejor proyecto. Un proyecto que cree que en estos dos días su formación ha dejado claro. Trabajar para que continúen las reformas en España, para ayudar a la clase media, y ser ellos las que las lideren en el Parlamento.

Rivera ha jaleado a los suyos felicitándoles por el trabajo que han realizado y se ha comprometido a mantener y defender personalmente ese nuevo proyecto y el giro liberal que le ha imprimido a su renovado partido con el que espera llegar a gobernar España.

Además, se ha comprometido a visitar "palmo a palmo" y "hasta el último rincón del país" "para escuchar a la gente",  "porque quien aspire a gobernar tiene que conocer bien su país", ha dicho.

 A los militantes y a los nuevos dirigentes les ha pedido que salgan de este congreso "afinados como una buena guitarra", unidos, y no como les ocurre a otros, que están "divididos y enfrentados".

Foto: Juan Barandica

Foto: Juan Barandica

Una primera jornada maratonia

La primera y maratoniana jornada del sábado sirvió para que los cerca de 600 compromisarios dieran el respaldo mayoritario (97%) al triunfalista informe de gestión que presentó Rivera.

También para que la Ponencia de Valores avalara, con un alto apoyo, la principal apuesta de Rivera: ese cambio en el ideario para que Ciudadanos entierre su origen "socialdemócrata" y se defina solo como un partido de "centro liberal progresista".

La nueva dirección lograba así tumbar la enmienda presentada por la candidatura de los catalanes 'Mejor Unidos', liderada por el que fuera número dos de Rivera en el Parlament, Jordi Cañas, y el diputado Sergio Sanz. El propio Cañas, aceptó con naturalidad la derrota de sus tesis y se mostró satisfecho con el “alto nivel del debate”.

Poco antes de que comenzara la clausura del congreso, celebrado en el Teatro Nuevo Coslada, Rivera ha salido a la puerta a recibir a los vicesecretarios del PP. Pero ninguno de los dos ha querido hacer declaraciones para no hacer sombra al líder naranja, protagonista de la jornada.

Además, ha estado presente el ex primer ministro belga y líder de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE) en el Parlamento Europeo, Guy Verhofstadt, que ha tomado brevemente la palabra en el acto para felicitar a Rivera.

Como invitados 'estelares' estaban también el padre del opositor venezolano  Leopoldo López, el ex preso político Gabo San Miguel, miembros de la disidencia cubana y opositores al régimen de Obiang Ngema en Guinea Ecuatorial.

Y varios representantes de los agentes sociales, la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, y de los sindicatos Comisiones Obreras (CCOO), UGT y USO.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha