eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Canalda niega que preparase con antelación la compra de Inassa y se desvincula de Gallardón

El exgerente del Canal asegura que se pagó el precio más bajo de todos los propuestos por los informes de valoración

Ha asegurado que la interposición de una sociedad panameña no tuvo implicaciones financieras en la operación

- PUBLICIDAD -
Presidente de la Cámara de Cuentas de Madrid comparecerá hoy en la Asamblea para explicar la fiscalización del Canal

Arturo Canalda, en una imagen de archivo.

El exgerente del Canal de Isabel II Arturo Canalda ha defendido hoy ante el juez de Lezo que el precio que se pagó por la compañía colombiana Inassa era el más bajo de todos los propuestos por los informes de valoración. Además, ha negado que preparase la operación con antelación, como defiende la Fiscalía Anticorrupción, y se ha desvinculado de Alberto Ruiz Gallardón, entonces presidente de la Comunidad de Madrid.

Canalda, expresidente de la Cámara de Cuentas, de donde dimitió tras ser imputado en esta causa, ha sido el último miembro del Consejo de Administración del Canal en comparecer ante el juez del caso Lezo. La Fiscalía le señala como una de las piezas claves en la compra de Inassa y le acusa de haber preparado la adquisición antes de presentársela al resto de consejeros del Canal, en una operación paralela.

En su declaración ha negado este hecho y ha dicho que fueron José Antonio de Cachavera, exdirector económico, y Juan Pablo López Heras, exsubdirector de Nuevos Negocios, quienes iniciaron los contactos para la compra. Asegura que él llegó al Canal en septiembre , tomó posesión en octubre y fue informado entonces de la operación, según han informado fuentes presentes en la declaración.

En cuanto al papel de Gallardón, Canalda ha asegurado que no tenía ninguna relación personal con él y que, por lo que él sabe, no tuvo ninguna mano en su nombramiento al frente de la empresa pública.

Canalda, que solo ha contestado a su defensa y a la Fiscalía, ha explicado que los 73 millones de dólares que se pagaron por Inassa eran el precio más bajo de todos los propuestos por los informes de valoración. En este punto ha añadido que él es abogado de formación y que no saber de valoraciones, así que se fió de los técnicos del Canal.

Como el resto de consejeros, ha negado cualquier tipo de irregularidades en la compra, ha rechazado que se pagasen sobrecostes y ha añadido que la compra a través de una empresa Panameña, una imposición de la propia Inassa, no implicaba complicaciones financieras. Ha añadido que toda esa información se facilitó a los consejeros del Canal.

En cuanto a la urgencia con la que se realizó la compra, Canalda ha explicado que era la única forma de cuadrar los tiempos para presentar la oferta en fecha. Además, ha indicado que retrasar la operación hubiese supuesto "paralizar" la gestión del Canal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha