eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Pablo Iglesias: "No se puede dejar a nadie desatendido en lo sanitario, pero tampoco en lo económico y social"

El vicepresidente del Gobierno asegura en una comparecencia junto al ministro de Sanidad que la unidad del Ejecutivo no está en duda pese a las discrepancias internas y deja la puerta abierta a que se adopten más medidas de choque

49 Comentarios

El Gobierno destina 210 millones a las comunidades autónomas para la lucha contra el coronavirus

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, comparece junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, para explicar las medidas en materia de Asuntos Sociales por la crisis del coronavirus. EFE

El vicepresidente segundo del Gobierno ha ofrecido este jueves su primera rueda de prensa desde que se desató la crisis del coronavirus para desglosar las medidas que desarrollará su ministerio, el de Asuntos Sociales, para atender "a las personas más vulnerables".  Iglesias, acompañado del ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha defendido el "plan de choque" aprobado el martes por el Consejo de Ministros, y ha negado que esté en riesgo la unidad del Ejecutivo, pese a las discrepancias sobre el alcance de las medidas a tomar: "Un Gobierno que no debate no es un Gobierno". 

Iglesias ha sostenido que "la crisis no es solo sanitaria, es también económica y social" por lo que "no se puede dejar a nadie desatendido en lo sanitario, pero tampoco en lo económico y social". El líder de Unidas Podemos ha defendido las medidas adoptada el pasado martes por el Consejo de Ministros, aunque ha señalado que el plan de choque es "un primer paso". "Hay que seguir dando pasos adelante. El compromiso de este Gobierno y del presidente de no dejar a nadie atrás", ha dicho.

El vicepresidente segundo ha desgranado algunas de las medidas que atañen a sus competencias y que ya fueron anunciadas el pasado martes. Tanto el Ministerio de Defensa como el de Sanidad han dado instrucciones, como autoridades delegadas tras decretarse el estado de alarma, para que sea Iglesias quien coordine, con la ayuda de las Fuerzas Armadas si es necesario, la asistencia a los colectivos más vulnerables.

Así, sobre los 600 millones de euros para reforzar la atención social a colectivos vulnerables, algo que ha considerado "estratégico" en este momento, Iglesias ha anunciado que el martes se reunirá de forma telemática con los consejeros de Asuntos Sociales de las diferentes comunidades autónomas para determinar las necesidades que tienen y cuáles serán las prioridades a cubrir.

De ellos, 300 millones los podrán gastar directamente los ayuntamientos a cuenta del superávit acumulado de 2019. Para ello, el Gobierno hará una excepción con la regla de gasto, que plantea que ese dinero se destine a reducir la deuda.

Los otros 300 millones servirán para poner en marcha "un Fondo Social Extraordinario destinado a reforzar la atención social a colectivos vulnerables ante el COVID-19", según ha explicado el propio Iglesias. El reparto concreto de estos 300 millones se decidirá este mismo viernes en una reunión del Consejo Interterritorial de Servicios Sociales y atención a la Dependencia.

El dinero, según ha expuesto Iglesias, irá destinado a "reforzar la asistencia a domicilio de personas mayores o dependientes afectados por el cierre de centros de día o sociales y que en muchos casos están solos o solas";  para reforzar de teleasistencia" y "reforzar plantillas de residencias de ancianos".

Iglesias ha señalado precisamente la vulnerabilidad de estas residencias, con "plantillas desbordadas y en algunos casos sin medios". A estos trabajadores se les dotará con equipos de protección individual (EPI) que hasta ahora no tenían. "Los protocolos previos están desfasados", ha dicho, para asegurar que es una "prioridad absoluta responder a la situación en los centros de mayores" que, ha reconocido, deben ser medicalizados y sus plantillas reforzadas.

19.500 camas más para Sanidad

Este fondo que ha desgranado este jueves Iglesias dedicará parte de sus recursos a las personas sin hogar, para lo que el vicepresidente contará con la ayuda de las Fuerzas Armadas. El plan pasará por la entrega de "kit sde higiene, alimentación y bebida a las personas sin hogar", les midan la temperatura y les "orienten en caso necesario".

Además, se habilitarán comedores sociales con comida para llevar; se reforzarán los centros para personas sin hogar con personal sanitario; y se adaptarán espacios amplios "para alojar, garantizar la higiene y la alimentación y atender a personas sin hogar, con profesionales sociales y sanitarios y con posibilidad de zona de aislamiento para personas infectadas", según ha explicado.

Iglesias, además, ha informado de que recibió la encomienda del ministro de Sanidad de buscar posibles camas que pudieran medicalizarse en edificios bajo su dependencia y de que su equipo ha localizado 19.500 camas, que ya están a disposición del Sistema Nacional de Salud.

Salir de la crisis de forma "opuesta" a la de 2008 

La de este jueves ha sido la primera rueda de prensa de un representante de Unidas Podemos en el Ejecutivo de coalición en dos semanas. La anterior fue la de la ministra de Igualdad, Irene Montero, el pasado 3 de marzo, cuando presentó el proyecto de Ley de Libertad Sexual tras su aprobación en el Consejo de Ministros.

Desde entonces, han sido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la portavoz, María Jesús Montero, y los responsables sanitarios, con el ministro Salvador Illa a la cabeza, los que han ofrecido explicaciones ante los medios. Además, tras la declaración del Estado de alarma, las comparecencias habían sido dominadas por las autoridades delegadas de Gobierno: los ministros de Sanidad, Defensa, Interior y Transportes. 

Iglesias, por ejemplo, no pudo explicar la ampliación de la moratoria en los desahucios hipotecarios a familias vulnerables que negoció tras la bronca interna que provocó en el Gobierno la ley del solo sí es sí.

En la rueda de prensa, Iglesias ha apostado por "afrontar la crisis de forma opuesta" a como se hizo en 2008 "para proteger a trabajadores y familias". "Es necesario hacer más cosas, es imprescindible responder con todos los instrumentos de los que disponemos sin escatimar esfuerzos. Los esfuerzos que no hagamos hoy serán las desgracia de mañana para mucha gente", ha sostenido.

Iglesias ha defendido, por ejemplo, la moratoria en las hipotecas que ha aprobado el Gobierno y ha dejado abierta la puerta a que esta medida, u otras similares, puedan ponerse en marcha en el corto plazo.

Preguntado por una moratoria similar para los alquileres, Iglesias ha dicho que "el Gobierno debe responder a cualquier vulnerabilidad" y ha recordado que "la Constitución dice que la vivienda es un derecho", aunque no ha precisado si se está estudiando esta opción. "Este Gobierno trabajará para proteger ese derecho buscando las fórmulas para no dejar a nadie atrás. El del martes es un primer paquete y hay que seguir dando pasos adelante. El compromiso de este Gobierno y del presidente es no dejar a nadie atrás", ha concluido.

El vicepresidente ha dicho que la unidad del Gobierno se mantiene, pese a las discrepancias internas. "Un gobierno debate, más en una situación como esta. Y luego todos somos corresponsables de las decisiones que tomamos", ha asegurado. "Seguiremos debatiendo en el Consejo de Ministros, es nuestra obligación. Luego todos salimos con toda la fuerza a llevar a cabo las medidas. Un Gobierno que no debate no es un Gobierno", ha zanjado.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha