eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Rivera, sobre los cordones sanitarios a la extrema derecha en Francia y Alemania: "Pues no lo sé, pregúntele a ellos"

El presidente de Ciudadanos evita responder a las duras críticas de Manuel Valls, a quien ni menciona, sobre las alianzas de su partido con Vox en ayuntamientos y comunidades

"Nadie puede pensar que nosotros pudiéramos apoyar a una alcaldesa que pone lazos amarillos", ha dicho Rivera para defender la ruptura con Valls en Barcelona

37 Comentarios

Albert Rivera, en una reunión del grupo de los liberales europeos en Bruselas

Albert Rivera, durante la reunión del grupo de los liberales europeos en Bruselas Ciudadanos

¿Por qué en Francia y Alemania se crean cordones sanitarios contra la extrema derecha mientras en España se articulan mayorías gracias a Vox? En Francia, históricamente, los principales partidos han evitado cualquier tipo de acuerdo con el Frente Nacional, ahora llamado Agrupación Nacional, de Marine Le Pen. Y en Alemania hay coaliciones de todos los colores, pero en ninguna entra la extrema derecha. Este pasado fin de semana, por ejemplo, se agrupó todo el voto en torno al candidato de la CDU en Görlitz, para conseguir que la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) perdiera su pulso por lograr la que habría sido su primera alcaldía.

¿Por qué ocurre esto en Francia y Alemania? "Pregúnteles a ellos", ha sido la respuesta de Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, a la entrada en Bruselas de una reunión con el partido liberal europeo, ALDE. 

Y mientras, en España, la capital, Madrid, va a ser gobernada con votos de la extrema derecha: "La capital de España va a ser gobernada por Ciudadanos y el PP, el acuerdo es Ciudadanos-PP, a algunos les gustaría que fuera de otra manera, como lo es en Andalucía y lo va a ser en Castilla y León, Murcia o Aragón. Eso lo hemos explicado aquí [en ALDE], lo saben y nos han aplaudido y felicitado".

¿Pero por qué esa diferencia con Francia y Alemania? "Pues no lo sé, pregúnteles a ellos".

Rivera, incluso, ha evitado mencionar el nombre de Manuel Valls, quien este miércoles lanzó duras críticas al partido que le aupó a candidato para la alcaldía de Barcelona. "Ciudadanos pacta con inliberales, reaccionarios y antieuropeos", dijo Valls. Y lo único que ha respondido el presidente de Ciudadanos ha sido: "Yo estoy muy tranquilo por no haber apoyado a la señora Colau, que representa justo lo contrario de la política económica liberal: es populista y es independentista, justo lo contrario a un partido liberal y constitucionalista. Y los que llevamos no un cuarto de hora, sino más de una década luchando frente al separatismo en Catalunya luchando frente al populismo, sabemos que no hay nada más antagónico que la señora Colau".

Este mismo miércoles, el número uno de Ciudadanos en Bruselas, Luis Garicano, vicepresidente de Renew Europe, respondía a Valls: "Es una decisión unánime de la Comisión Ejecutiva que no tiene ninguna ambigüedad. Nosotros no vamos a pactar con Vox, no vamos a estar en ningún Gobierno con ellos. No hemos hecho ningún acuerdo con Vox, y Begoña Villacís ha vuelto a decirlo hoy con muchísima claridad. De ninguna manera vamos a hacer ningún acuerdo con Vox ni vamos a entrar en ningún Gobierno donde estén ellos. Yo sinceramente no estaría en un partido que pactara con... Es que es una decisión unánime de la Comisión Ejecutiva, quiero que esté claro, y una cosa que no existe no te puede afectar negativamente". 

Las críticas de Valls llegaron este miércoles, después de que la semana pasada, el jueves, el Elíseo cargara contra Ciudadanos por sus alianzas con Vox. A pesar de ello, Rivera insiste en que la relación con el partido de Macron es buena: "Hemos hablado con el Elíseo, con el Gobierno francés, y nos han felicitado".

Con lo que se ha mostrado menos menos esquivo Rivera ha sido con Navarra. El acuerdo entre socialistas y Geroa Bai para la presidencia del Parlamento de Navarra allana el camino para la conformación de un gobierno de progreso en la Comunidad foral, pero también echa a andar la cuenta atrás para la investidura de María Chivite (PSN) si logra mantener los apoyos de Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra y la abstención de EH Bildu: "Es una vergüenza para la mayoría de constitucionalistas. Es intolerable que un presidente de Gobierno prefiera aliarse con Batasuna y con los que han estado legitimando a los terroristas. Prefiere llegar a un acuerdo con los nacionalistas para ir en contra de la alianza entre los constitucionalistas". 

¿Y entonces no ha pensado usted abstenerse en una investidura a Sánchez para evitar que sea apoyado por nacionalistas e independentistas? "La realidad es que Sánchez lleva gobernando cuatro años Baleares con los nacionalistas; Iceta ha defendido el indulto a los independentistas; en los últimos años gobiernan con Compromís, con los nacionalistas, en la comunidad valenciana; gobiernan con el PNV en un bipartito; brindan con Otegi y con sus socios y se apoyan en Batasuna".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha