eldiario.es

9

CATALUNYA

Valls carga duramente contra Rivera: "Ciudadanos se ha convertido en el partido que pacta con una formación reaccionaria y antieuropea"

El concejal en Barcelona afirma que se quedará en el Ayuntamiento y carga contra Rivera por pactar "con una formación iliberal, reaccionaria y anti-europea"

"La estrategia del cuanto peor mejor es equivocada y dejan huérfanas a todas las personas que el 21D confiaron en el mensaje de coraje de Arrimadas", asegura

Luis Garicano: "Ni vamos a pactar con Vox, ni vamos a estar en ningún Gobierno con ellos"

49 Comentarios

El líder de la plataforma BCN pel Canvi, Manuel Valls, durante su primera rueda de prensa como concejal en el Ayuntamiento

El líder de la plataforma BCN pel Canvi, Manuel Valls, durante su primera rueda de prensa como concejal en el Ayuntamiento EUROPA PRESS

El concejal Manuel Valls ha salido este miércoles a la carga contra Ciudadanos, después de que el partido de Albert Rivera confirmara la ruptura de coalición en Barcelona. Según ha explicado el exprimer ministro francés, la razón de la ruptura no es personal sino política, por las discrepancias con una dirección de Ciudadanos que, según ha dicho, ha optado por el "cuanto peor, mejor". Valls ha defendido su apoyo a la investidura de Ada Colau y ha considerado que no hacerlo era "un voto a Ernest Maragall".

"Se ha dicho que la ruptura tenía que ver con una actitud por mi parte o persona con Rivera. De ninguna manera, es un problema político y muy grave, que tiene que ver con una decisión equivocada", ha asegurado Valls. "La estrategia del cuanto peor mejor es equivocada y dejan huérfanas a todas las personas que el 21D confiaron en el mensaje de coraje de Inés Arrimadas. La tensión y el conflicto sin proponer una alternativa no conducen a nada más que al conflicto", ha rematado el concejal.

El político ha cargado duramente contra Ciudadanos por lo que ha descrito como un cambio de posición. "Ciudadanos se ha convertido en el partido que pacta de hecho con una formación iliberal, reaccionaria y anti-europea", ha asegurado, y seguidamente ha advertido que "no vale esconderse tras el PP, cada uno es responsable de sus actos, en Barcelona y en Madrid".

"Yo no vine a España para luchar por el liderazgo de las tres derechas", ha asegurado el concejal, considerando que la estrategia que sigue la dirección de Rivera provoca "la sensación de haber sacrificado Catalunya para obtener ventajas electorales en España". Valls además ha elegido este día, después de que Ciudadanos haya oficializado la ruptura del grupo en Barcelona, para desvelar que durante la campaña su candidatura ya estuvo cerca de romperse por las discrepancias internas. "No lo hice por mi compromiso con Barcelona", ha dicho.

Estas son las razones que Valls ha aducido para aceptar de buen grado la ruptura de la candidatura en Barcelona y, también, su motivo para quedarse en el Ayuntamiento junto a la única concejal que le mantiene fidelidad, Eva Parera. Según ha explicado el cabeza de lista de Barcelona pel Canvi, su objetivo es "crear espacios de confluencia para el constitucionalismo". Pero, entre sus planes, "no está crear un partido político", ha dicho, aunque ha reconocido que deberán reflexionar sobre ello. 

Manuel Valls ha reaccionado así a los acontecimientos que su plataforma electoral está viviendo en la última semana, después de que Ciudadanos decidiera desvincularse de él no sin antes atar al exministro Celestino Corbacho a su partido. Valls, por su parte, ha asegurado que "lamenta pero respeta" la postura del exministro socialista. En tono desafiante, Valls ha marcado límites a Rivera: "Yo no recibo lecciones de oposición a los nacionalismos y populismos" –ha dicho– "yo soy coherente como demostré el sábado pasado recordando que no hay presos políticos ni exiliados en España".

La situación en la que queda Valls ahora es incierta pues, si bien podría formar un grupo propio, sus dos concejales no son suficientes para que Ada Colau retenga la mayoría absoluta en el pleno. El bloque de la investidura de Colau se agrieta, aunque a la alcaldesa le facilita obtener la mayoría gracias a la suspensión como concejal de Quim Forn.

Respecto a la decisión de la alcaldía, que está en el fondo de la discrepancia con Ciudadanos, Valls ha defendido la importancia de que sea Colau y no un independentista quien hoy tenga la vara de mando municipal. "Es Colau la misma cosa que Maragall?", se ha preguntado. "No, no son lo mismo, ni ella ni las bases de Barcelona en Comú, ni sus electores. Ignorar eso es absurdo o mentir", ha dicho. Por esta razón ha considerado un error que los concejales fieles a Ciudadanos decidieran abstenerse, porque "no votar a Colau era votar a Maragall". Con todo, ha dicho, esa discrepancia "era administrable".

"En Barcelona hicimos historia, esta sí que fue una jornada histórica, sin declaraciones ni contradeclaraciones, ni exhibiciones a la galería", ha presumido. "Se trataba de decidir si Barcelona se resignaba o no a tener un alcalde independentista, ha relatado. "Lo conseguimos. Lo conseguí, se trataba de plantar cara, y tres de nosotros lo hicimos", ha expresado.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha