Gobierno y Ciudadanos exploran la posibilidad de nuevos acuerdos en una reunión en Moncloa

La delegación de Cs encabezada por Bal, en Moncloa, con la vicepresidenta Calvo y la ministra Darias

Ciudadanos y el Gobierno avanzan en sus buenas relaciones. Así lo han solemnizado este viernes con una reunión de casi dos horas en la Moncloa presidida por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darías, a la que ha acudido la plana mayor de la Ejecutiva de Ciudadanos, que en ausencia de Inés Arrimadas –de baja por maternidad– encabeza ahora el portavoz adjunto, Edmundo Bal.

El Gobierno cierra un acuerdo con el PNV y Ciudadanos para respaldar el decreto que regula la 'nueva normalidad'

El Gobierno cierra un acuerdo con el PNV y Ciudadanos para respaldar el decreto que regula la 'nueva normalidad'

Según ha asegurado Bal en una posterior rueda de prensa, la reunión se ha desarrollado en un clima "cordial, cortés y fluido". Moncloa, por su parte, ha enviado un comunicado en el que ha coincidido en señalar que la reunión "se ha desarrollado en un clima de cordialidad".

"Hemos hecho un seguimiento de las medidas adoptadas y del cumplimiento de los acuerdos. También hemos analizado la evolución de la pandemia y de la salida ordenada del estado de alarma y de cómo protegernos eficazmente en el caso de que haya un rebrote de contagios", ha resumido Bal.

El portavoz adjunto de Ciudadanos ha destacado que el papel de su partido va a seguir siendo "de mano tendida" al Gobierno, pero ha recordado que cuando pactan lo hacen desde su posición "de partido de la oposición" y solo pensando en "proteger la vida y la salud de los españoles", "pensando en cómo salir de la crisis económica que se nos avecina". "No somos los nuevos socios del Gobierno", ha matizado.

Sobre la posibilidad de que esta buena relación se extienda también a la negociación de los próximos Presupuestos Generales del Estado de 2021 –asunto que, según ha dicho Bal, no se ha abordado en la reunión–, el dirigente de Ciudadanos ha dejado claro que no rechazarán sentarse a negociarlos. "Nosotros abordaremos todas las posiciones que tengamos que abordar con la misma filosofía que hemos mantenido hasta ahora, pensando en el interés general de los españoles" y "con política útil y constructiva".

"Uno no puede elegir no sentarse, hay que sentarse", ha remarcado Bal, que ha recordado que Albert Rivera se reunió dos veces con Pedro Sánchez para intentar llegar a acuerdos, pero obviando que también rechazó hacerlo otras dos veces. Bal, a cambio, ha pedido al Gobierno que actúe "sin sectarismo ni dogmatismos". "Seguimos en esa senda de hacer política con mayúsculas y de verdad", ha zanjado.

Moncloa también ha confirmado los temas abordados. "Durante la reunión, se han revisado los acuerdos alcanzados con Ciudadanos en las últimas semanas, en el marco del estado de alarma, se ha constatado por ambas partes su cumplimiento y se han emplazado a seguir manteniendo un diálogo constructivo".

"Se ha acordado analizar las reformas necesarias que mejoren nuestro sistema de salud pública y establecer mecanismos que permitan a España protegerse ante posibles rebrotes de la pandemia, sin necesidad de recurrir a la herramienta constitucional excepcional del artículo 116 de la Constitución, en el marco de una comisión de evaluación con todas las fuerzas políticas que quieran participar en este proceso", han añadido en el comunicado.

Ambas partes se han emplazado para una nueva reunión para el mes de julio. "Seguiremos reuniéndonos, huyendo de la bronca política para ser constructivos", ha remarcado Bal.

Además de Bal, por parte de Ciudadanos han acudido a Moncloa la secretaria general del partido, Marina Bravo; el vicesecretario general primero, Carlos Cuadrado; y el vicesecretario general adjunto, José María Espejo. Y en representación del Ejecutivo también estaban presentes el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Antonio Montilla, y el secretario general de la Presidencia, Felix Bolaños.

Primera reunión presencial y en La Moncloa

Esta es la primera reunión presencial que mantiene la dirección del partido de Inés Arrimadas con el Gobierno, y la primera que se celebra en el Palacio de la Moncloa ya que las demás han sido conversaciones telemáticas.

Con esta foto, Ciudadanos certifica la nueva relación con el Ejecutivo de Pedro Sánchez al que, no obstante, han advertido de que el encuentro no significa que le vayan a dar "un cheque en blanco" sino a hacer "política útil" pensando en "salvar vidas y empleos". La foto rompe además con el veto impuesto a Sánchez que marcó el ex líder del partido, Albert Rivera, antes de su dimisión como consecuencia de la debacle electoral del 10N.

Este nueva relación de Ciudadanos con el Gobierno se inició nada más estallar de la pandemia, al respaldar el primer decreto sobre el estado de alarma, pero se hizo más patente cuando el partido de Arrimadas anuncio que salvaría a Sánchez para que pudiera sacar adelante la quinta prórroga del estado de alarma dado que ERC varió de postura y anunció que no respaldaría al Gobierno. Poco después, en la sexta prórroga, Ciudadanos volvió a apoyar al Ejecutivo pese a que sus votos no eran necesario para aprobar el nuevo decreto.

El lunes pasado la Ejecutiva del Ciudadanos refrendó también el apoyo al decreto que debe regular la llamada 'nueva normalidad' que se iniciará a partir del 21 de junio. Edmundo Bal mostró entonces su satisfacción en su perfil de Twitter por que el Gobierno haya aprobado "la primera pata del Plan B que exigíamos desde Ciudadanos para salir ordenadamente del estado de alarma".

Hoy el Gobierno aprueba la primera pata del Plan B que exigíamos desde @CiudadanosCs para salir ordenadamente del estado de alarma.
La medida incluye nuestras aportaciones y es imprescindible para seguir luchando contra el Coronavirus y reactivar la economía. #PolíticaÚtil👇 pic.twitter.com/dOvA6peHnK

— Edmundo Bal 🖤🇪🇸 (@BalEdmundo) June 9, 2020

"La medida incluye nuestras aportaciones y es imprescindible para seguir luchando contra el coronavirus y reactivar la economía", añadió Bal, insistiendo en que su partido siempre hace "política útil".

El decreto se tramitará como Proyecto de ley

Ciudadanos, al igual que otros grupos, ha pedido que el decreto se tramite como proyecto de ley y el Gobierno ha aceptado la sugerencia.

Entre otras normas que regirá la vuelta a "la normalidad", y que el partido de Arrimadas quería garantizarse, está la de reducir la distancia social máxima permitida de dos metros a metro y medio con la obligatoriedad del uso de mascarilla si no se puede mantener, con multa prevista de hasta 100 euros por incumplir esta medida.

El decreto establece que los centros de residencias de mayores deben estar coordinadas con las Comunidades Autónomas y han de tener preparados planes de contingencia para hacer frente a eventuales rebrotes.

El partido de arrimadas también ha pedido que se fomento del teletrabajo, que deberá ser a su vez regulado; que sean las comunidades autónomas las que decidan el ritmo de la desescalada total "sin que existan privilegios" de unos territorios sobre otros.

Tanto el Gobierno como Cs quieren dejar cerrado ese Plan B en caso de que surja un rebrote de contagios para que no sea necesario volver a aplicar el estado de alarma, por lo que se tendrán que hacer cambios esos legislativos.

Etiquetas
Publicado el
12 de junio de 2020 - 15:08 h

Descubre nuestras apps

stats