eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno hereda el pacto para paralizar los despidos de militares de 45 años que el PSOE defendió en la oposición

Los socialistas ratificaron en febrero una PNL de Unidos Podemos que pedía al anterior Ejecutivo "medidas urgentes" para detener las expulsiones por edad de soldados y marineros hasta que el Congreso consensuara una solución

Margarita Robles tendrá que decidir sobre ese acuerdo, firmado en la oposición y al que el PP hizo caso omiso: la bolsa de militares de 45 años sin preparación para el mundo civil aumenta día a día

- PUBLICIDAD -
Paracaidistas del Regimiento de Caballería "Lusitania" n.º 8, de instrucción.

Paracaidistas del Regimiento de Caballería "Lusitania" n.º 8, de instrucción. EJÉRCITO DE TIERRA - MD

El pasado 22 de febrero el PSOE ratificó una Proposición No de Ley (PNL) presentada por Unidos Podemos que instaba al Gobierno del PP a tomar "medidas urgentes" para paralizar los despidos de militares de base con 45 años. Ese acuerdo, al que también se sumó Ciudadanos, pedía que se detuvieran las expulsiones ante las "situaciones de imposible o muy difícil reversibilidad" de estos soldados y marineros, que chocan con la realidad del mercado laboral tras años o décadas en el Ejército. El PP hizo caso omiso a ese mandato del Congreso, que se convertirá en el primer compromiso adoptado en la oposición al que Margarita Robles deberá hacer frente tras tomar posesión de la cartera de Defensa.

La complejidad de la situación de estos militares provocó que la comisión de Defensa del Congreso, a instancia de la portavoz del PSOE Zaida Cantera, abriera una subcomisión dedicada en exclusiva a estudiar el problema y hallar una solución de consenso. La PNL, impulsada por el portavoz de Podemos Juan Antonio Delgado, pedía detener las salidas de soldados y marineros de 45 años hasta que se pusieran en marcha las medidas acordadas por los diputados en ese órgano. 

Tras dos años escuchando a expertos, representantes de asociaciones profesionales militares y altos mandos, el trabajo de la subcomisión está próximo a finalizar. Los diputados ya trabajan sobre un borrador de su dictamen final, al que ha tenido acceso este medio. El punto de partida son 49 medidas propuestas por los diferentes grupos, entre las que se incluye una reforma completa de la Ley de Tropa y Marinería para evitar que los militares de esta escala estén en un contexto legal diferente a los oficiales y suboficiales.

Este miércoles tendrá lugar una nueva reunión de la subcomisión, que última sus trabajos. Mientras, las asociaciones militares ya han adelantado que "exigirán" a Robles que mantenga el compromiso que adquirió su grupo parlamentario cuando estaba en la oposición.

De momento, Margarita Robles no ha nombrado a un subsecretario o subsecretaria de Defensa, cargo en el que recae la gestión directa de personal del Ministerio. La directora general de personal, Adoración Mateos, se ha mantenido en el puesto desde 2010, cuando fue nombrada por Carme Chacón, manteniendo su puesto durante los mandatos de Pedro Morenés y María Dolores de Cospedal.

La problemática de los RED 

Los soldados y marineros de base están saliendo de las Fuerzas Armadas en virtud a una ley de 2006 que fijaba esos 45 años como edad como límite para su servicio. No obstante, la Ley de Tropa y marinería también les prometía que recibirían una formación y adaptación al mundo civil antes de colgar el uniforme.

Los ministros de Defensa del PP y el PSOE que se han sucedido desde entonces no han desarrollado esta última parte de la ley. El alto mando tampoco ha facilitado los soldados y marineros que quisieran formarse pudieran destinar parte de su tiempo de servicio a ese cometido. Pese a ello la ley no se ha frenado y los militares afectados por ella están empezando a salir en masa de las Fuerzas Armadas, enfrentado una situación laboral extremadamente compleja.

Se calcula que ya hay unos 800 militares despedidos por este motivo, pero lo peor está por llegar. La pirámide de edad de esta escala señala que otros 5.000 de ellos cumplirán los 45 en el próximo lustro, y otros 10.000 más en la próxima década. Sin formación ni títulos oficiales de experiencia que acrediten su experiencia militar, Al colgar el uniforme, estos militares se convierten en “reservistas de especial disponibilidad” (RED) y reciben una asignación no contributiva de 7.400 euros anuales hasta que cumplan los 65.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha