Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

La DGT aclara las normas de circulación de los patinetes eléctricos: multa de 200 euros por llevar auriculares y 100 por viajar dos personas

Una persona circula bajo la lluvia en un patinete eléctrico en Valencia.

EFE

Madrid —

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha publicado una instrucción provisional para aclarar las normas de circulación de los vehículos de movilidad personal (VMP), entre ellos los patinetes eléctricos, y evitar así la confusión que aún existe entre ayuntamiento, usuarios y policías.

En su instrucción, Tráfico explica que un VMP es un vehículo de una o más ruedas con una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos, que alcanzan una velocidad de entre los 6 y los 25 kilómetros por hora, entre ellos los patinetes eléctricos o los segways. Quedan excluidos de esta categoría los vehículos de personas con movilidad reducida, las bicicletas eléctricas o los ciclomotores, que ya cuentan con su propia regulación que hay que cumplir.

La instrucción recoge en cinco puntos las normas que deben seguir los conductores:

-Están obligados a someterse a las pruebas de alcohol y drogas. Las sanciones por esta infracción oscilan entre los 500 y 1.000 euros. Y si dan positivo, el VMP se inmovilizará.

-Está prohibido usar el teléfono móvil o auriculares cuando se conducen. La multa por infringir esta norma es de 200 euros.

- No pueden circular por aceras y zonas peatonales. La sanción es de 200 euros, con los matices que incorporen los ordenanzas municipales.

- Solo podrá viajar una persona, la que lo maneja. Si el VMP transporta a dos personas, la multa es de 100 euros.

- Se considerará negligencia cuando se realice conducción nocturna sin alumbrado ni prendas o elementos reflectante. La sanción es de 200 euros.

Además, la instrucción recuerda que, en espera de que se regule en el Reglamento de Circulación, si las ordenanzas municipales obligan al uso de casco, su no utilización se multa con 200 euros. Con esta instrucción, la DGT ha querido acabar con la confusión que hay actualmente en torno a los VMP, ya que aunque existe una regulación europea oficial de 2013 sobre la homologación de dichos vehículos, las normas de circulación todavía están siendo tramitadas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps