La portada de mañana
Acceder
El Estado presupuesta más en Andalucía y Catalunya pero ejecuta más en Madrid
Los iconos de la pandemia pasan a la segunda fila
Opinión – Emociones, por Rosa María Artal

La española que denunció los crímenes de Asad teme por la seguridad de su familia

El presidente de Siria, Bashar al Asad.

La ciudadana española que denunció en la Audiencia Nacional la desaparición y asesinato de su hermano por parte del régimen de Bashar Al Asad teme por la seguridad de sus familiares que aún permanecen en Siria. Los hijos y la viuda del fallecido han huido del país, pero en él todavía permanecen algunos de sus hermanos, que temen las represalias de las autoridades sirias.

La Fiscalía rechaza que la Audiencia Nacional investigue los crímenes del régimen sirio

La Fiscalía rechaza que la Audiencia Nacional investigue los crímenes del régimen sirio

A. H., que ha declarado este lunes ante el juez Eloy Velasco, prefiere mantener su anonimato hasta que todos sus familiares estén a salvo. Aunque ha asegurado que su familia no ha colaborado con los insurgentes sirios, teme que las autoridades actúen contra ellos tras la denuncia presentada en la Audiencia Nacional, en la que acusa a ocho altos mandos del régimen de secuestrar, torturar y asesinar a su hermano.

Durante su declaración, de algo menos de media hora, ha explicado al juez cómo se produjo la desaparición de su hermano y cómo el hijo de este le identificó en unas fotos subidas al un foro que un grupo de sirios en el extranjero utilizaba para comunicarse. El policía sirio que desertó y colgó en internet las fotos de miles de asesinados declarará en las próximas semanas.

En esas fotografías, los cuerpos de los fallecidos aparecen junto a un cartel con un número que les identifica por el centro de detención en el que estuvieron. Es una forma de registrar los asesinatos sistematizados, ha explicado la abogada de la denunciante, Maite Parejo, tras la declaración.

Ante Velasco, A. H. ha explicado que su hermano era un transportista de frutos secos que no pertenecía a la disidencia ni había asistido a las manifestaciones contra Al Assad. A pesar de ello, el el 17 de febrero de 2013 fue detenido en un puesto de control entre las ciudades sirias Mashta el Helou y Homs.

Según ha explicado su abogada, A. H. está satisfecha y aliviada de haber podido explicar ante un tribunal de justicia todo lo que sabe sobre la desaparición y muerte de su hermano. Espera que con este proceso otros en su situación se animen a denunciar los crímenes del régimen sirio.

Además de la denunciante, el juez quiere tomar declaración al policía que desertó y a otros testigos, y ya ha pedido a los altos mandos denunciados que nombres abogado en España para afrontar este proceso por delitos de terrorismo y desaparición.

La Fiscalía cree que la Audiencia Nacional no puede investigar este delito, porque la víctima directa no es española, uno de los requisitos impuestos en el recorte a la Justicia Universal. Así, han recurrido ante la Sala de lo Penal para que archive la denuncia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats