Dos listas se disputarán el liderazgo de IU Madrid con la relación con Podemos como principal frente

Una banderola de IU ondea durante el cierre de campaña de las elecciones del 4 de mayo.

Aitor Riveiro


30

Las primarias de IU Madrid para elegir a la futura dirección de la organización se dilucidarán entre dos candidaturas encabezadas por miembros del PCE. La de la actual jefatura, comandada por el también secretario general del PCM, Álvaro Aguilera, y por Carolina Cordero. Y la alternativa, que ya adelantó elDiario.es, y que tendrá como cabeza de cartel al concejal de Economía y Organización en el Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid y militante comunista con trienios acumulados, Manu Castro. Dos opciones que se han formalizado este viernes y sobre las que tendrán que pronunciarse los afiliados y simpatizantes con derecho a voto entre el 30 de junio y el 3 de julio.

La dirección de IU Madrid se revuelve contra Alberto Garzón y Enrique Santiago en vísperas de su asamblea regional

La dirección de IU Madrid se revuelve contra Alberto Garzón y Enrique Santiago en vísperas de su asamblea regional

La situación interna en IU Madrid ha alcanzado un punto de fricción máximo tras las elecciones del 4 de mayo. Como ya ocurriera en 2019 las diferencias sobre la composición de la candidatura de Unidas Podemos se mantuvieron hasta el límite. Solo se resolvieron con una intervención de la dirección federal que lidera Alberto Garzón. Entonces, como ahora, la filtración de unos audios privados daba cuenta del cisma que existe en la federación madrileña sobre cómo debe relacionarse IU con Podemos, así como con otras fuerzas progresistas de la región, como Más Madrid. Los tres partidos comparten gobiernos en algunos municipios, mientras se emplean en una feroz oposición entre ellos en otros.

El último ejemplo de esta mala relación entre la dirección regional saliente y Podemos se vivió esta misma semana durante la constitución de la Asamblea de Madrid. Las renuncias de Iglesias, primero, y de Isa Serra, después, obligaban al grupo parlamentario a elegir quién ocuparía la Portavocía. El acuerdo entre ambos partidos señala que este puesto es para Podemos. El pacto de hace dos años reconocía a IU una Portavocía adjunta, pero las fuentes consultadas por elDiario.es señalan que ese extremo no se contemplaba ahora. Podemos anunció que Carolina Alonso y Alejandra Jacinto ocuparían ambas plazas. La diputada de IU Vanessa Llillo, muy crítica con la alianza con Podemos, mostró en público su desacuerdo.

Lillo es precisamente la número 3 de la lista que encabezan Aguilera y Cordero bajo el título “La izquierda para Madrid”. El coordinador saliente explica a este medio que su propuesta política tiene tres ejes principales. El primero, propugnar un “giro a la materialidad” con una “práctica orientada a los problemas concretos de la mayoría de la clase trabajadora”, lo que pasaría por “abandonar el ámbito metapolítico y de grandes ideas para aterrizar en los problemas cotidianos de la mayoría social”.

El segundo eje pasa por una “puesta en valor de la militancia”, con representación de 62 asambleas territoriales y sectoriales en la lista. Por último, Aguilera plantea buscar una “unidad lo más amplia” posible con otras formaciones, “pero con democratización y participación activa en la elaboración del programa y la rendición de cuentas” para evitar que “cada vez que hay un proceso electoral sea un infierno de negociaciones”.

Horizonte Madrid: otra candidatura liderada por el PCE

Tras los últimos comicios, los de mayo, la dirección regional de IU Madrid aprobó un duro informe político que señalaba a Alberto Garzón y al secretario general del PCE, Enrique Santiago. Precisamente personas de la confianza de ambos han lanzado la candidatura alternativa a la de la dirección saliente. Encabeza la lista Manu Castro, actual concejal de Economía y Organización en el Ayuntamiento de Rivas, la joya de la corona del municipalismo de IU. Le siguen Marga Ferré (dirigente tanto de IU como del PCE), Carlos Sánchez Mato (exconcejal del Ayuntamiento de Madrid y responsable económico de IU), Sol Sánchez (diputada autonómica y activista de ATTAC), Pedro del Cura (alcalde de Rivas), Sira Rego (eurodiputada y portavoz federal de IU) o Mauricio Valiente (exconcejal de Madrid), entre otros nombres destacados. Dos de los apoyos nominales más destacados son el del histórico dirigente del PCE Willy Meyer, el director de Mundo Obrero, Julio Martín Medem, o el actual secretario de Organización, y mano derecha de Alberto Garzón, Ismael González.

En su candidatura, Castro destaca que es “militante de IU y del PCE desde hace más de 25 años”. La referencia no es baladí. La fuerza que tiene el partido a la hora de definir el voto de sus militantes es determinante en muchas elecciones internas de IU, donde la mayoría comparte afiliación entre el partido y la coalición. Los órganos del PCM han apoyado por abrumadora mayoría la lista de Aguilera y Cordero, lo que señala el camino que, a priori, deberían seguir las bases.

Pero la presencia de otra opción también liderada por alguien del partido abre el abanico para que la militancia pueda elegir. Máxime cuando cuenta con el respaldo de nombres tan relevantes dentro de ambas formaciones como los descritos. Aguilera asegura a elDiario.es que “es el órgano regional el que marca” la línea a seguir, salvo que su decisión sea revocada por un órgano estatal, y que aunque la presencia de dos listas del PCE “no es lo ideal, tampoco pasa nada”. “Somos una organización que discute y debate. Todo el mundo puede apoyar la opción que quiera. Y después, unidas”, concluye.

Alianza con Podemos

Las diferencias dentro de IU Madrid son muchas y notables. A nivel interno, por ejemplo, la asamblea de IU Madrid ciudad, la más importante de la región numéricamente, no se reúne desde hace meses. Ahí es donde se concentra la mayoría de la oposición a la dirección de Aguilera y Cordero, que tiene mayor incidencia fuera de la capital.

Pero hacia afuera, de cara al exterior, es la relación con Podemos lo que marca la diferencia. Aguilera apuesta por “ampliar lo más posible” la unidad “con todo lo que se mueva a la izquierda del PSOE”. De hecho, ya hay contactos para poner en marcha una “mesa confederal” de nivel autonómico, uno de los pasos dados en el seno de Unidas Podemos para propiciar la unidad interna en el espacio político en todo el Estado y ante la apertura de un próximo ciclo electoral.

Las relaciones de la actual dirección de IU con Podemos son malas. Es una de las bazas de la candidatura que lidera Manu Castro y que plantea normalizar el entendimiento entre ambos partidos. Además, apuesta claramente por sumar a Más Madrid al proyecto y por defender tanto la coalición Unidas Podemos como el Gobierno de coalición, tal y como adelantó elDiario.es, muy atacado por Aguilera y Cordero.

“La dirección saliente de IU comparte responsabilidad por la situación de desconfianza mutua”, apunta el texto político de la candidatura Horizonte Madrid, que defiende que este es el motivo por el que “una parte” de la militancia de IU “apenas ha participado en la campaña” del 4M. “La forma de plantear la relación con Podemos de nuestra dirección también ha tenido su parte de responsabilidad”, insiste el documento, que pide “hacer una profunda reflexión y cambiar” dicha relación.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats