Sánchez emplaza a Casado a cerrar el paso a la ultraderecha y reprocha a Abascal su discurso de "odio y cólera"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en la moción de censura de Vox al gobierno de coalición, este miércoles en el Congreso de los Diputados. EFE/Mariscal

Pedro Sánchez ha reprochado a Santiago Abascal los motivos por los que ha impulsado una moción de censura contra el Gobierno y ha lamentado su discurso de "odio y cólera" que, su juicio, tiene como "blanco" a Pablo Casado en el marco de la "OPA hostil" en la lucha por la hegemonía de la derecha. "Si no tiene mayoría, ni interés en conseguirla, ¿qué hacemos aquí? ¿Qué significado tiene?", le ha preguntado nada más comenzar su intervención. "Quieren dividirnos, provocarnos, enfrentarnos. Esta es la razón última de su moción de censura", le ha dicho el presidente, que ha pronosticado que "no lo va a lograr". El presidente ha aprovechado el debate para pedir al PP que retome la posición de derecha moderada y cierre el paso a Vox. "Son un peligro porque contagian sus ideas a la derecha", ha dicho Sánchez sobre Vox: "Si tienen una mínima capacidad de poder acabarán llevando a cabo sus amenazas". "Cruce ese puente, vote no, y si lo hace, yo creo que podremos encontrarnos", le ha dicho al jefe de la oposición.

La moción de Vox sume al PP en el desconcierto: sin voto decidido ni portavoz para el debate

La moción de Vox sume al PP en el desconcierto: sin voto decidido ni portavoz para el debate

El líder socialista ha dejado claro que los partidos que sustentan al Gobierno no entrarán en las "provocaciones" de Abascal, aunque ha advertido de su "tono bronco" y su discurso "inquietante". De hecho, durante las cuatro horas que han durado las intervenciones de Abascal e Ignacio Garriga, que ha defendido la moción de censura, el hemiciclo ha estado en silencio absoluto, pese a las descalificaciones vertidas por los diputados de la extrema derecha. La preparación de la sesión parlamentaria la han pilotado el jefe de gabinete del presidente, Iván Redondo; su adjunto, Paco Salazar, y también el director de comunicación de Pablo Iglesias, Juanma del Olmo.

Sánchez ha reprochado a Abascal que no haya planteado una alternativa al Gobierno, que es lo que se pretende en una moción de censura. "No ha habido ninguna propuesta, bueno sí, como deben venir vestidas sus señorías a esta Cámara. Luego dirán que Vox no es fascismo, es estilismo", ha ironizado nada más comenzar. "Hemos asistido a un despliegue claro de propaganda", ha proseguido el presidente, que ha reprochado a Abascal que trate de "sembrar discordia y confrontación" y que se haya enfocado a "distraer las energías en las que todos deberíamos estar volcados", como la lucha contra la pandemia y la crisis social y económica que de ella se deriva. Sánchez le ha reprendido por tratar de convertir "el Parlamento en un plató" en el que, a su juicio, los diputados son "figurantes" y Abascal "el protagonista heroico".  "Hoy no convencerá pero tampoco vencerá", ha apostillado. 

"Yo esperaba un proyecto de país alternativo", le ha reprochado el presidente. "Pero no hay nada de ello. Odio, cólera y nada más. Sobre los problemas reales no hay solución", se ha lamentado, para concluir: "No es partidario de ninguna de las propuestas para que España avance, no es partidario de la memoria democrática, ni de la lucha contra la violencia de género, ni de las comunidades autónomas, ni de la inmigración. ¿Qué piensa de la FP? ¿De la economía circular? ¿De los falsos autónomos o de la igualdad salarial entre hombres y mujeres? ¿Tiene algún plan más allá de demoler las conquistas que hemos logrado en 40 años?", ha concluido.

Sánchez, a Casado: "No basta con ponerse de perfil"

Sin embargo, el presidente se ha dirigido a la bancada del PP en la parte final de su intervención al advertir a Casado de que no se deje arrastrar por la extrema derecha como un instrumento para acabar con la coalición y hacerse con el poder. "No constituyen peligro por la fuerza de sus votos. La amplia mayoría de españoles nunca desfilarán tras sus banderas desquiciadas. Son un peligro porque contagian sus ideas a la derecha", ha afirmado Sánchez, que ve detrás de ese pelea por el electorado la imposición de una "estrategia de oposición de insultos y provocaciones" que "arrastra a la derecha tradicional".

"El peligro con su ideología es no tomarse en serio lo que dicen, pensar que no van en serio porque si tienen una mínima capacidad de poder acabarán llevando a cabo sus amenazas. Lo preocupante para España no es usted, sino lo que representa. La llamada del abismo que representan para la derecha española. La tentación de haber interiorizado la derecha tradicional que usted es imprescindibe para regresar al poder", ha dicho el presidente, que ha pedido a Casado "formalmente" que vote 'no' a la moción de censura, que le ha recordado que será la que menos apoyo tendrá de la historia de la democracia.

"Usted no es el beneficiario sino el blanco de este ataque -ha interpelado directamente a Casado-. Proclame que la derecha española nada tiene que ver con la utraderecha. No basta con ponerse de perfil, no basta con abstenerse. Le pido que regrese al comportamiento de Estado que se exige al PP". Así, ha aprovechado para pedirle que negocie con el Gobierno la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

"La ultraderecha será derrotada por España en toda su grandeza y toda su solemnidad. Invito a todos los portavoces a que no nos dejemos llevar por la confrontacion del candidato de la ultraderecha es lo que quiere. Puede ser una moción sumamente constructiva porque será constructivo y edificante ver cómo la mayoría de españoles cierra el paso a su proyecto de odio, furia y choque", ha sentenciado el presidente.

Pero el grueso del discurso de Sánchez se ha dedicado a desgranar la labor que está llevando a cabo el Gobierno y a rebatir algunos de los ataques de Abascal. También ha enarbolado la bandera de la integración europea frente al discurso antieuropeísta de Abascal. "No veo que España sea similar a China ni a Hitler como ha dicho usted", ha dicho Sánchez, que ha apostado por la "federalización, que es una palabra bien denostada por la ultraderecha pero aplaudida en Europa porque significa unión en la diversidad".

"En sus palabras, estamos ante la mayor degradación de la vida nacional. El Gobierno es ilegítimo, criminal, los hombres están sometidos a las mujeres, los bárbaros nos invaden, la nación está a punto de desmembrarse, y para colmo, un virus chino", le ha contestado. "Ha dicho que es el peor Gobierno en 80 años. Eso nos lleva a 1940. El Gobierno actual es mucho peor que todos los del dictador Francisco Franco, que se inclinó ante Hitler, que enroló a miles de jóvenes para combatir bajo la bandera de la cruz gamada; que persiguió, encarceló y ejecutó a miles de españoles una vez concluida la Guerra Civil", ha resumido. No es la primera vez que Abascal dice que el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos es peor que el de la dictadura.

Así, Sánchez ha reivindicado el papel de los socialistas y la "derecha moderada" en la elaboración de la Constitución y ha situado a Abascal como "heredero" de la ultraderecha del franquismo: "De la que lanzaba invectivas contra Suárez, de la que jaleaba a los Tejeros con palabras muy parecidas si no idénticas a las cuales usted ha hecho referencia y ha utilizado desde la tribuna esta mañana". "Aprovechan un artículo de la Constitución para montar una maniobra política completamente estéril contra la Constitución -ha continuado-. Lo hacen desde el grito, desde el insulto, desde la difamación, desde la mentira… Es decir, todo lo contrario a lo que representa el espíritu constitucional. Lo hacen buscando el enfrentamiento, la división, en un momento en el que precisamente deberíamos estar todos construyendo lo contrario, que es la unidad. En fin, ustedes representan todo lo contrario al espíritu constitucional".

"El desarrollo económico, la transición digital, el cambio climático, la cohesión social o la salud no están en la agenda de sus problemas. Tampoco la igualdad de género ni la pandemia. Sí tiene un programa para poner coto a la “opresión feminista” o plantar cara a los ecologistas y a su supuesta dictadura -ha expresado Sánchez respecto a las críticas que ha vertido Abascal sobre las ONG-. Quiere cerrar los medios de comunicación que le disgustan e ilegalizar a los partidos que le incomodan". Ha defendido la labor de los sindicatos al tiempo que ha sacado a relucir el pasado del líder de la extrema derecha al frente de una fundación de la Comunidad de Madrid presidida por Esperanza Aguirre que ingresó un millón de euros en diez años. "No consiguió nada con 183.000 euros de presupuesto, tenía un sueldo de 83.000 euros, superior al del presidente del Gobierno. ¿Se cree capaz de gestionar los ingresos del Estado cuando no fue capaz de ingresar ni un euro en esa fundación?", le ha inquirido. "No olvidemos una cosa que pasa fuera del radar de los medios de comunicación: el partido de Abascal es el que más donaciones privadas recibe de todo el sistema político", ha afirmado.

"Usted odia a España tal y como es"

Sánchez ha reivindicado el estado de las autonomías que Vox cuestiona y le ha reprochado que lo haga mientras apoya gobiernos autonómicos. "El Estado autonómico debe contribuir a cerrar debates estériles, como la crisis catalana. Debemos volver a reencontrarnos en el punto en el que dejamos de escucharnos, cerrar heridas, construir un futuro compartido. No se me ocurre tarea más noble y patriótica que entregar a nuestros hijos un país en concordia", ha señalado Sánchez ante las continuas críticas de Abascal por el apoyo de los independentistas al Ejecutivo. De hecho, su discurso ha sido un guiño a esas formaciones a las que, en el caso de PNV y ERC, ha citado expresamente por su contribución a la lucha por las libertades en el país.

"Usted odia a España tal y como es lo que llama patriotismo es nacionalismo exasperado. A un patriota no le sobra la mitad de los compatriotas como a usted", le ha espetado antes de reivindicar todas las lenguas oficiales en España: "Hasta le sobra todo el castellano que habla de libertad o justicia". Sánchez, que ha asegurado que en la España de Vox no cabe "el 50%" de la ciudadanía, le ha reprochado que "no profesa amor a nada de lo que nos ha hecho grandes como nación". "No ama la España de la piedad y la compasión a los indios de Fray Bartolomé de las Casas, sino amar la España tenebrosa de Torquemada. No ve en los inmigrantes a la humanidad sufriente, sino a invasores que hay que devolver al mar", ha expresado en referencia al duro discurso de Vox contra la inmigración.

Sánchez, a Abascal: "Es un depredador sin valores ni escrúpulos"

Otro de los puntos en los que se ha detenido Sánchez tanto en su intervención inicial como en la réplica ha sido el fin de ETA, que ha negado Abascal. "Es usted más intransigente ahora que ETA no asesina que cuando sí asesinaba pero gobernaba el PP", le ha afeado el presidente, que ha lamentado que se use de manera "indigna" el terrorismo etarra como "arma política". "Que lo haga ahora, cuando hace nueve años que dejó de matar ETA, da idea de lo que es usted: un depredador sin valores ni escrúpulos".

"Ha medido mal sus fuerzas. Se aprovecha de las reglas de la democracia, utiliza el Parlamento como un gran plató de televisión para su lucimiento. Pero no ha tenido en cuenta que en esta Cámara está representada toda la España real, tal y como es, no como usted quisiera que fuese. Podemos mostrar con el rechazo a esta moción que la mayoría de la ciudadanía española descarta el camino que usted ha ofrecido a lo largo de su intervención, el del odio, y optar por la unión y el trabajo compartido", ha rematado.

El presidente del Gobierno también ha reprochado a Vox que invoquen a la Iglesias Católica para justificar su discurso mientras "desprecian la figura y mandato de su máximo representante, el Papa Francisco". "¿Ha leído la última encíclica? Le recomiendo que la lea o le hagan un resumen", le ha espetado, para cuestionarle "¿qué opinión le merece las críticas que hace a los 'nacionalismos cerrados, exasperados, resentidos y agresivos'? ¿A los que utilizan el mecanismo político de polarizar para 'suscitar la desconfianza constante aún disfrazada de defensa de algunos valores'? ¿Cómo casa su propuesta fiscal de suprimir todos los impuestos a las rentas altas con el pensamiento del Papa, que dice que los ricos deben ayudar a los pobres, respetarlos y promocionarlos". Y ha zanjado: Ni agradecido, ni patriota ni constitucionalista. Cristiano, habría que verlo".

La referencia de Sánchez a la encíclica Fratelli tutti llega en la semana en la que el presidente viajará al Vaticano para entrevistarse con Francisco.

Etiquetas
Publicado el
21 de octubre de 2020 - 13:20 h

Descubre nuestras apps

stats