La portada de mañana
Acceder
El Estado presupuesta más en Andalucía y Catalunya pero ejecuta más en Madrid
Los iconos de la pandemia pasan a la segunda fila
Opinión – Emociones, por Rosa María Artal

Rufián avisa de que se ha roto el espíritu de la investidura y Compromís también vota 'no' a la alarma

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián.

La quinta prórroga del estado de alarma se ha convertido en el debate más duro para Pedro Sánchez por parte de sus aliados parlamentarios, que le han advertido de nuevo de que pone en peligro la mayoría que le dio la investidura con su pacto con Ciudadanos. ERC mantiene el voto en contra y Compromís lo ha rechazado por primera vez aunque la prórroga ha sido finalmente aprobada con 177 votos a favor, 162 en contra y 9 abstenciones.

El PP vota en contra de la alarma por primera vez y Casado equipara la pandemia a los accidentes de tráfico

Casado recalca su 'no' a la alarma y critica el confinamiento, que "evita el contagio igual que se evitan accidentes de tráfico"

Ambas formaciones acusan al Ejecutivo de no haber querido negociar a fondo con ellas por preferir los votos de Inés Arrimadas. Iñigo Errejón también ha advertido a la coalición de que "empieza a desvanecerse" la mayoría que le dio el poder, aunque sí apoyará la prórroga. "No estamos eligiendo socios", ha respondido el presidente en un intento por calmar a los que aspira que sigan siendo sus socios de legislatura.

"Estamos literalmente llevándonos por delante el espíritu de la investidura, que despertó muchísima ilusión en mucha gente, que era palanca para el progresismo, dique de contención para el fascismo -ha advertido Gabriel Rufián-. Si no somos capaces de ponernos de acuerdo frente a la vida, ¿cómo lo vamos a hacer frente a todo lo demás? Si no somos capaces de ponernos de acuerdo en una pandemia mundial, ¿cómo lo vamos a hacer en unos presupuestos?", se ha preguntado.

El aviso a navegantes que ya quedó en el diario de sesiones hace quince días se repite este miércoles de nuevo. Rufián advierte al Gobierno de una distancia que aventura irreconciliable por pactar con Ciudadanos. "La verdad es que hoy aquí no se constata, una vez más y de forma definitiva, se constata la negativa del Gobierno a negociar nada con ERC, han escogido a la derecha, ni más ni menos".

"Ustedes venden eso de que los de ERC lo ponen muy difícil y me fuerzan a pactar con Ciudadanos. La derecha siempre compra más barato, más banderas en los balcones y menos ayudas para la gente", ha afirmado Rufián, que ha avisado a Sánchez de que Ciudadanos "puede disfrazarse de derecha moderada un rato": "Inés Arrimadas no es [Angela] Merkel, es [María Dolores] de Cospedal".

Rufián ha lamentado que Sánchez se haya decantado por priorizar a Ciudadanos en la negociación dilapidando la mayoría de la investidura por negarse a aceptar las cinco condiciones que había propuesto la formación independentista: la gestión de la desescalada por parte de las comunidades, retomar con una fecha concreta la mesa de diálogo Estado-Catalunya, el permiso a los ayuntamientos para gastar el superávit en cuestiones relacionadas con la pandemia, un permiso retribuido para la conciliación familiar y un cambio legislativo para hacer frente a la emergencia sanitaria sin que se tenga que decretar el mando único. Sánchez le ha contestado que han negociado "hasta la madrugada" con los republicanos catalanes, pese a no haber alcanzado un acuerdo, y ha asegurado que mantiene "los compromisos de la investidura". "Esta legislatura tiene cuatro años por delante", ha expresado el presidente.

Rufián ha avisado a Unidas Podemos de la alianza con Ciudadanos: "El PSOE hoy sacrifica a ERC a cambio de los votos de Ciudadanos. Si callan, que callarán, mañana puede ser el ingreso mínimo vital, la reducción del IVA sanitario o la moratoria de alquileres. Si creen que la derecha se va a parar por nosotros se equivocan", ha acabado Rufián, que ha ejemplificado la situación: "Sanitarios currando y ricos contagiando. Eso es lo que está pasando en la calle".

En esa misma línea se ha pronunciado el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, que por primera vez ha votado en contra del estado de alarma por la negativa del Gobierno a asumir sus condiciones para el reparto de los 16.000 millones de euros del fondo no reembolsable de las comunidades autónomas. "Han sido capaces de llegar a acuerdos con quienes le niegan el pan y la sal y blanquean la extrema derecha y son incapaces de negociar con quienes les llevaron ahí y apoyaron todos sus decretos", ha dicho Baldoví, que ha reprochado que incluso se hayan "negociado las elecciones vascas" para conseguir el apoyo del PNV.

"Hemos votado siempre que sí. Por tanto, no intenten meternos en el vagón de esta derecha irresponsable e histriónica. Nadie puede dudar de nuestra lealtad", ha expresado Baldoví, que ha asegurado que "votará rotundamente no" por lo que considera que es una penalización en materia de financiación autonómica para la Comunidad Valenciana. "Este Gobierno ha faltado el respeto a cinco millones de personas. Los hospitales valencianos no se pagan con el aire", ha zanjado.

Sánchez le ha contestado que no entiende esa posición en un momento en el que se ha planteado una prórroga diferente del estado de alarma, con una sola autoridad delegada que es el ministro de Sanidad, y en el que se está negociando con el Gobierno de la Generalitat del que forma parte Compromís.

Errejón: "La prórroga va a salir por nosotros"

La advertencia también ha llegado por parte del portavoz de Más País, Íñigo Errejón, que ha recordado al Gobierno que la quinta prórroga del estado de alarma ha salido adelante gracias a su voto a favor. "La prórroga va a salir por nosotros. Nuestro voto a favor no es en blanco, tiene que ver con un respeto inmenso al pueblo español", ha asegurado.

Como ya hizo hace quince días, Errejón ha avisado al Gobierno de que tiene que "cuidar" a sus aliados parlamentarios y que eso pasa por "escuchar" sus propuestas. "Empieza a desvanecerse el bloque de la investidura y créanme que lo van a necesitar", ha afirmado el portavoz de Más País, que ha recomendado a la coalición "reconstruir" los puentes con sus aliados parlamentarios. "Con el cambio de socios no vamos a ir muy lejos", ha aseverado sobre el acuerdo con Ciudadanos.

También el diputado del BNG ha criticado la "cerrazón del Gobierno" a la que ha atribuido que mantenga la abstención en vez de volver al 'sí'. La reclamación de Néstor Rego era la gestión de la desescalada por parte de las comunidades autónomas y que se permita la movilidad entre las provincias. "El PSOE y Unidas Podemos se equivocan en buscar apoyos a su derecha y no en la izquierda y el soberanismo", ha afirmado.

Sánchez ha intentado calmar a los aliados de la investidura. "Critíqueme lo que sea, pero no me diga que estamos intentando cambiar de socio", le ha contestado a la portavoz de Bildu, que había advertido de que si "apuesta por la derecha perderá apoyos y tendrá un camino corto".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats