eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¿Expulsaron de Alimentaria a dos azafatas por llevar una camiseta con la bandera de Aragón?

Hay versiones contradictorias en este caso, denunciado por un empresario de Teruel llamado Juan Ciércoles, que asegura que tanto él como sus empleadas recibieron un "trato vejatorio"

Desde la feria señalan que lo ocurrido no tiene nada que ver con las camisetas: "No tenían autorización para promocionarse, ya que solo tenían visitantes"

Ciércoles admite que solo contaban con la acreditación de visitante de la feria, pero reitera que no le dijeron en ningún momento que ese fuera el problema

23 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Las azafatas que fueron retenidas en Alimentaria, con las camisetas con la bandera de Aragón / Imagen cedida por Juan Ciércoles

Las azafatas que fueron retenidas en Alimentaria, con las camisetas con la bandera de Aragón / Imagen cedida por Juan Ciércoles

Un empresario turolense ha denunciado un caso que ha llamado la atención de numerosos medios. Juan Ciércoles, gerente de La Manolica, asegura que dos de sus empleadas fueron retenidas por la seguridad de la feria Alimentaria por llevar camisetas con la bandera de Aragón. Unas prendas que recuerdan por su color y estilo a la senyera, en las que aparecía la frase Catar jamón de Teruel, y que según Ciércoles fueron prohibidas por los responsables del evento. Pero su versión se contradice con la de la feria, que reduce todo a que esta empresa estaba realizando una actividad dentro del recinto de Fira Barcelona para la que no estaba correctamente acreditado.

Los hechos que denuncia Ciércoles ocurrieron el jueves 19 de abril. Desde Alimentaria niegan que los símbolos de las camisetas o la frase que aparecía en las mismas motivasen lo ocurrido. Según la versión de la feria, "estas personas estaban repartiendo flyers cuando solo tenían acreditación de visitantes, lo que supone que no pueden hacer promoción de ningún tipo por los pasillos". Esto provocó que "alguien de la organización les preguntase si tenían permisos, a lo que dijeron que no. Por eso se les llevó a la zona de atención al expositor".

Además, señalan que "solo pueden promocionar sus productos las empresas que tienen stand, y si quieren hacerlo por todo el recinto, tienen que pagar por otro permiso. Esto es algo que ocurre en todas las ferias". En conversación con eldiario.es, Ciércoles admite que solo contaba con pase de visitante en la feria, pero asegura que no les explicaron en ningún momento que se retuvo a sus empleadas por esa razón. "No nos dijeron que ese era el problema. No justifica en ningún caso el trato denigrante y las medidas desproporcionadas".

Alimentaria rechaza que no informasen sobre los motivos del problema, y afirman que "el personal de seguridad apenas intervino". El empresario, por su parte, denuncia que "había gente de seguridad en todo momento. A mí no me dejaba salir de la sala en la que estábamos un responsable de seguridad que había en la puerta". El denunciante de este incidente es diputado en la Diputación de Teruel por el Partido Regionalista Aragonés (PAR) y concejal por la misma formación en la localidad turolense de Andorra. En otros medios, ha asegurado que "han creído que alardeábamos de la Corona de Aragón y no hay nada de eso".

El empresario Juan Ciércoles, con la camiseta que llevaban sus empleadas en Alimentaria / Imagen cedida por Juan Ciércoles

El empresario Juan Ciércoles, con la camiseta que llevaban sus empleadas en Alimentaria / Imagen cedida por Juan Ciércoles

A preguntas de eldiario.es sobre lo dicho por Alimentaria, el empresario insiste en su versión: sus empleadas fueron retenidas "nada más llegar y se las llevaron a la planta -1, donde estuvieron sobre dos horas. Les dijeron que no podían estar allí por las camisetas y les quitaron los pases. A mí me llamaron para que acudiera allí, donde me tuve que identificar. Me quitaron mi pase y me pasaron a las mismas dependencias, donde estuve con ellas un rato", explica.

El responsable de La Manolica dice que pasó "miedo", ya que "no sabía lo que me iba a ocurrir, si me iban a llevar detenido". También cuenta que cuando dejaron marchar a las dos mujeres que trabajaban para él les dijeron que él "se metiera el pase por el culo". "No faltamos a nadie y estuvimos retenidos sin motivo alguno, y encima dicen eso", relata a este medio, mientras que la organización dice "desconocer si hubo algún tipo de discusión".

Otra de las denuncias de Ciércoles es que a sus empleadas les hicieron "fotografías para identificarlas, pero sin que se les viese la cara". "Tengo claro que no vuelvo a Barcelona", sentencia el empresario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha