La portada de mañana
Acceder
España se aferra a la tercera dosis para no aplicar nuevas limitaciones en Navidad
Cómo el sistema educativo falla a las clases bajas frente a las altas
Opinión - Cosas que aguantan, por Esther Palomera
Sobre este blog

En algún lugar hay algo que necesitas leer.

Boris Johnson acaba hablando de Peppa Pig en un discurso ante empresarios británicos

Boris Johnson ha dado un discurso surrealista ante varios empresarios de Inglaterra en el que ha acabado hablando sobre el personaje de dibujos animados infantiles Peppa Pig. También se ha comparado con Moisés y ha imitado el sonido de un coche acelerando. Unas imágenes que ya se están viralizando en redes sociales.

En su intervención en la conferencia anual de la Confederación de la Industria Británica, el primer ministro ha divagado sobre diversos temas, confirmando el anuncio adelantado por Downing Street de que una nueva normativa les obligará a instalar puntos de recarga de vehículos eléctricos y anunciando el inicio de una nueva revolución industrial verde.

En un momento dado, mientras rebuscaba entre sus papeles, Johnson ha querido poner en valor la creatividad de los británicos aludiendo a su visita al Peppa Pig World, un parque temático de una de las animaciones infantiles más famosas de todo el planeta. "Todos deberíamos ir. Que levante la mano el que haya ido", anima el primer ministro británico a los presentes en la sala, sorprendiéndose porque son "muy poquitos". "No tenía mucha fe en el lugar, pero me encantó", continúa. "Es mi tipo de lugar: tiene calles muy seguras, escuelas disciplinadas y se invierte en nuevas formas de transporte público, aunque hay muchos estereotipos sobre Papá Pig", asegura.

"Pero la gran lección que me llevé del Peppa Pig World es sobre el potencial de la creatividad de Reino Unido: ¿Quién hubiera pensado que un cerdo con forma de secador de pelo estilo Picasso y rechazado por la BBC estaría ahora en más de 180 países con parques de atracciones en Reino Unido, EEUU y China?", se pregunta. Johnson ha explicado que el mundo alrededor del personaje animado supone un negocio de 6.000 millones de libras "y subiendo". "Es una maravilla, ¿verdad? ¡Peppa Pig! Ningún Gobierno podría haberlo inventado", añade.

Sus palabras han sido criticadas por algún miembro del Partido Laborista, como Rachel Reeves, que ha señalado que el discurso fue un "desastre" y que mostraba "la poca seriedad con la que se toma las empresas británicas" y la falta de un plan gubernamental para el crecimiento. "Nadie se rio porque la broma no tiene gracia", asegura, según recoge The Guardian.

También los empresarios se han referido al discurso. Richard Swart, un alto cargo de la manufacturera Berger Group ha dicho en declaraciones al diario Mirror que el discurso fue "catastrófico" y "muy por debajo de lo que corresponde a un primer ministro".

Sobre este blog

En algún lugar hay algo que necesitas leer.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
22 de noviembre de 2021 - 17:02 h

Descubre nuestras apps

stats