La portada de mañana
Acceder
Marruecos provoca una crisis con España utilizando a su población
La oleada de mensajes positivos alienta la sensación de que la pandemia se acaba
Opinión - ¿Quiénes son los enemigos del pueblo?, por Rosa María Artal

Sanidad reserva la prueba del coronavirus para casos graves, grupos vulnerables y personal sanitario

El coronavirus afectará al capital riesgo del sector salud de forma dispar, según Bain & Company

A medida que la epidemia de coronavirus se ha expandido por España, la gestión de casos ha ido modificándose. Al pasar a una situación en la que los contagios se han propagado por muchos grupos de la población, el Ministerio de Sanidad ha cambiado el criterio en el empleo de recursos y, con fecha 15 de marzo, emitió un protocolo revisado de tratamiento de posibles casos.

Personas en riesgo y trabajadores esenciales

Una vez que el virus se transmite entre la población sin poder localizar y trazar el origen de los contagios (transmisión comunitaria), el Ministerio de Sanidad ha establecido que la prueba de laboratorio para confirmar casos se realice a los pacientes más graves cuya "infección respiratoria" obligue a hospitalizarlos o que cumplan los criterios para ser hospitalizados.

También indica que se realice el test, sin importar la gravedad de los síntomas que presente, a las personas del personal sanitario, sociosanitario y de otros servicios esenciales.

Añade el protocolo que se considerará "la realización del test diagnóstico en personas especialmente vulnerables que presenten un cuadro clínico de infección respiratoria aguda independientemente de su gravedad, tras una valoración clínica individualizada".

Así que, si se detectan síntomas de poca gravedad, el documento establece que "no se realizará el test diagnóstico de rutina".

Cuadros más benignos: contacto telefónico

"A las personas que presenten síntomas leves se les indicará que contacten con sus servicios de salud o los teléfonos habilitados". Si los casos que se refieran son considerados "posibles", Sanidad establece que se indicará aislamiento domiciliario. El aislamiento se mantendrá hasta transcurridos 14 días desde el inicio de los síntomas siempre que el cuadro clínico se haya resuelto". Es decir, se considera que ese aislamiento puede terminar a las dos semanas si ya no hay síntomas.

Y añade que el seguimiento y el alta serán supervisados por su médico de atención primaria o de la forma que establezca en cada comunidad autónoma".

Los ingresados hospitalarios

Pueden recibir el alta, si su situación clínica lo permite, aunque su prueba de laboratorio sea todavía positiva siempre que mantenga aislamiento domiciliario. Pueden ir a casa, pero terminar allí su convalecencia durante los 14 días de ventana. Si la prueba PCR es negativa no hay obligación de aislamiento.

En todo caso, el documento hace una advertencia: "Este protocolo está en revisión permanente en función de la evolución y nueva información que se disponga".

Etiquetas
Publicado el
16 de marzo de 2020 - 12:29 h

Descubre nuestras apps

stats