Los envíos de la vacuna de Moderna sufrirán una reducción que deja en la mitad las dosis previstas para esta semana

Llegada de las vacunas de AstraZeneca y Moderna a Navarra.

La compañía Moderna, que desarrolla una de las tres vacunas contra la COVID-19 disponibles ahora mismo en la Unión Europea (UE), ha disminuido sus previsiones de envíos de dosis a España para este febrero. Es una reducción que aplica a todos los países de la UE y al reparto equitativo que la Comisión Europea ha pactado entre estados, informan fuentes del Ministerio de Sanidad a elDiario.es. Afecta, sobre todo, al cuarto envío de dosis, el próximo que toca, que estaba previsto en un principio para esta semana pero que llegará seguramente la que viene. Según confirman esas mismas fuentes de Sanidad, esta cuarta remesa, que debía contar inicialmente con 383.900 dosis, se reducirá por un reajuste a aproximadamente algo más de la mitad, en torno a 200.000. Pero también subrayan que la compañía se ha comprometido a compensarlo a lo largo de marzo y a mandar, en todo este primer trimestre de 2021, 1.040.000 dosis de su vacuna, de manera que esta primera reducción no afecte al total.

Preguntas y respuestas sobre la nueva estrategia de vacunación: a quién le toca, con qué dosis y en qué orden

Preguntas y respuestas sobre la nueva estrategia de vacunación: a quién le toca, con qué dosis y en qué orden

Esta modificación de las estimaciones obliga a las Comunidades Autónomas a cierta reorganización de la inmunización con el producto de la farmacéutica estadounidense. Las Comunidades recibieron la nota informativa sobre esta última reducción, remitida por el grupo de Gestión Integral de la vacunación COVID-19 del Ministerio, el pasado 10 de febrero. Se les trasladó, en atención a la comunicación de la compañía, "una reducción" para "la cuarta semana del mes de febrero". Fuentes de la consejería de Euskadi cuentan que en el aviso se especifica que es "recomendable mantener una reserva suficiente de vacunas de Moderna" para garantizar la aplicación de las segundas dosis, informa Iker Rioja.

El suero de Moderna, igual que el de Pfizer y el de AstraZeneca, requiere de dos pinchazos para la completa inmunización del paciente, en su caso separados por 28 días. Desde Sanidad aclaran a este periódico que la indicación no obliga directamente a las Comunidades a que guarden parte de lo disponible para asegurar la segunda inyección a los ciudadanos a los que ya se les ha puesto la primera, estrategia por la que optaron algunas comunidades a finales de diciembre. Sino que el cambio en las remesas de Moderna, sostienen, es una información que se pone a disposición de las comunidades y a lo que instan es a "organizarse" sabiendo cómo van a ser los envíos y el margen que tienen con ellos, de la misma manera que se les ha trasladado cuando ha habido incrementos de cantidades. Recuerdan, además, el dato de que entre una dosis y otra hay espacio de un mes, y "en marzo van a tener" de nuevo suficientes, según el compromiso de Moderna.

La Junta de Castilla y León ha informado también de esta circunstancia. "El Ministerio de Sanidad ha comunicado a las comunidades autónomas la imposibilidad, trasladada por parte de la compañía Moderna, de suministrar sus vacunas esta semana, situación que pudiera prolongarse más tiempo", se lee en una nota de este lunes. "No obstante, es conveniente recordar que el plazo establecido, en el caso de la de Moderna, para la administración de la segunda inoculación es de veintiocho días", insisten también.

El primer anuncio sobre Moderna, que hizo el anterior titular de Sanidad, Salvador Illa, era que llegarían a España 600.000 dosis desde el 12 de enero y hasta finales de febrero. Pero el actual acuerdo definitivo a través de la UE, que se maneja por trimestres, es de 1.040.000 desde enero hasta el 31 de marzo. La reducción se debe a un reajuste en la producción similar al que Pfizer/BioNTech hizo a mediados de enero y que fue puntual durante una única semana, comentan desde Sanidad. Afectó también en menor medida al que fue el tercer envío de Moderna, agendado en la primera semana de febrero. Según ese anuncio de Salvador Illa, a estas alturas de febrero, deberíamos tener 215.600 dosis mandadas entre tres remesas. Pero a 15 de febrero tenemos 192.000, según reporta el actual equipo, con la ministra Carolina Darias al frente.

Cuatro millones de dosis en febrero de las tres farmacéuticas

Moderna es hasta ahora la farmacéutica que menos dosis ha suministrado a España de entre las tres que lo están haciendo, 192.000. El Ministerio de Sanidad ha hecho este mismo lunes un nuevo reparto semanal entre comunidades de 483.000 de Pfizer/BioNTech que acaban de llegar. Pfizer es la compañía de la que más sueros tenemos, casi 3 millones, y ha aumentado este febrero sus envíos respecto a los que hacían en enero, que eran de algo más de 350.000. "En todo febrero se recibirán un total de 1.779.570 dosis de Pfizer-BioNTech y en marzo contamos con una previsión de 2.705.040 dosis", informa Sanidad.

En febrero, entre Pfizer, Moderna y AstraZeneca –esta última no ha confirmado de cuántas cantidades serán sus próximos envíos–, recibiremos más de 4 millones de dosis, lo necesario para vacunar a dos millones de ciudadanos. A lo largo del primer trimestre el cálculo de lo confirmado suma unas  8,6 millones de vacunas, aunque se espera un aumento del suministro en marzo. Actualmente hay inmunizadas, con las dos pautas que requieren todas las vacunas, un millón de personas.

El fármaco de Moderna es de tecnología de ARN mensajero, tiene una efectividad en torno al 95% y necesita ultracongelación, igual que el de Pfizer. Aunque es algo más fácil de manejar que este, ya que no hace falta que el sanitario responsable reconstituya los líquidos, sino que ya vienen mezclados. Está reservada por el momento para los usuarios de residencias, personas mayores de 80 años, y para parte de los trabajadores sanitarios a los que ya les fue administrada la primera dosis. Esto es debido a que la de AstraZeneca no está autorizada por Sanidad para su uso con mayores de 55 así que esa está dirigida sobre todo a los trabajadores esenciales menores de esa edad y a algunos grandes dependientes.

Los vaivenes en el suministro son el factor que más preocupa a los especialistas y profesionales. Muchos opinan que de eso dependemos para poder alcanzar los dos objetivos de vacunación que tiene el Gobierno: inmunizar a todos los mayores de 80 años antes de abril, con lo que se reducirían notablemente las hospitalizaciones y las muertes; y al 70% de la población general para el 21 de septiembre, plazo marcado por la Unión Europea. Actualmente, en España se ponen de media unas 65.000 dosis al día. Para conseguir la meta de septiembre se deberían alcanzar unas 300.000, 2 millones a la semana. Los expertos creen que el "cuello de botella" es el suministro, que podría tener un empuje grande si en marzo las compañías lo aumentan y si se aprueban nuevas vacunas, como la de Janssen –Johnson & Johnson–, que es monodosis y podría estar lista para abril. Si hay buena organización, el sistema tiene capacidad, explican los expertos, porque con la campaña de la gripe cada año se ponen más de 10 millones de dosis en unos dos meses.

Etiquetas
Publicado el
15 de febrero de 2021 - 21:37 h

Descubre nuestras apps

stats