Varios parapléjicos logran volver a andar pocas horas después de recibir un implante de electrodos

Michel Roccati, paciente que sufre de paraplejia, camina por el Complejo de la Escuela Politécnica Federal de Lausana tras haber recibido un implante en la médula espinal.

EFE / elDiario.es


8

La estimulación eléctrica personalizada de la médula espinal, utilizando “paletas de electrodos” diseñadas específicamente para lesiones de médula, logró restaurar a corto plazo los movimientos motores independientes en tres pacientes con parálisis sensoriomotora completa, publica este lunes la revista 'Nature Medicine'.

Tres personas con lesiones en la espina dorsal logran caminar gracias a una estimulación eléctrica

Tres personas con lesiones en la espina dorsal logran caminar gracias a una estimulación eléctrica

Esta técnica desarrollada por un equipo suizo de investigadores, de la que ya informaron en 2018, que forma parte de un ensayo clínico aún en curso, demuestra que los tratamientos de estimulación especialmente diseñados para cada paciente, en lugar de otros más generales, resultan en “una eficacia superior y actividades motoras más diversas” incluso en las lesiones medulares más graves.

Grégoire Courtine y Jocelyne Bloch, responsables del experimento, constatan que la estimulación eléctrica de la médula espinal es actualmente una opción terapéutica prometedora para restaurar la función motora en personas con lesión medular. Pero apuntan que, hasta ahora, se han empleado sobre todo terapias de estímulo eléctrico continuo mediante el uso de neurotecnologías “adaptadas”, que fueron diseñadas originalmente para tratar el dolor.

Estos dispositivos de estimulación eléctrica adaptados “no logran estimular todos los nervios de la médula espinal asociados con los movimientos de las piernas y el tronco, lo que puede limitar la recuperación de todas las funciones motoras”, señalan. Courtine y Bloch diseñaron, junto con sus equipos, una nueva paleta de electrodos que llega a todos los nervios asociados con los movimientos de las piernas y el tronco, que probaron en tres voluntarios varones de entre 29 y 41 años.

El equipo combinó además esta tecnología con “un marco computacional personalizado que permitió posicionar con precisión la paleta de electrodos para cada uno de los pacientes y personalizar los programas de estimulación de la actividad”, explican. Este “enfoque optimizado” de estimulación de la médula espinal permitió restaurar en un solo día la capacidad de andar de manera independiente y otras actividades motoras, como pedalear y nadar, en los tres pacientes, que tienen parálisis completa en las piernas.

Una neurorrehabilitación posterior ayudó a estos tres hombres a poder realizar esas actividades independientemente, con ayuda de una tableta, fuera del laboratorio, indican los autores.

Los investigadores dicen que su estudio demuestra que un tratamiento de estimulación de la médula espinal personalizado es más eficaz, lo que abre la puerta a poder ayudar a personas con una amplia gama de lesiones medulares.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats