Los rectores paralizan la actividad académica y proponen retrasar la EBAU a mediados de junio

Campus de la Complutense en Madrid.

La Universidad madrileña para 15 días (de momento). Tras decidir ayer martes los centros públicos, agrupados en torno a la Conferencia de Rectores de Universidades de Madrid (CRUMA), que detendrían su actividad, este miércoles han tratado de darle forma a este paro e informar a sus alumnos y profesores, con algunas respuestas, pero también algunos interrogantes sin resolver aún.

Según ha explicado el rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) tras una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno, la idea, refrendada por todas las universidades públicas, es actuar como si estos 15 días no existieran. Se retrasan todos los plazos dos semanas. Se cancelan las actividades formativas, se posponen exámenes, se cierran defensas de tesis doctorales ("en casos de extrema necesidad se harán a puerta cerrada", ha explicado Goyache).

Aunque todo es susceptible de cambiar en cualquier momento –según ha explicado Goyache, les han trasladado desde las autoridades sanitarias las órdenes irán cambiando "puede ser que hasta de un día a otro"–, la propuesta a nivel de alumnos es retrasar la finalización de las clases hasta el 29 de mayo, la convocatoria de exámenes hacerla entre el 1 al 15 de junio y la extraordinaria del 1 al 15 de julio. "Debemos garantizar a los estudiantes del desarrollo normal de sus estudios, pero no se va a perder ningún curso, haremos lo que sea", ha tranquilizado el rector.

También proponen los rectores retrasar la prueba de acceso a la Universidad, la EVAU. Desde la UCM explican que, a falta de confirmación oficial por parte de la CRUMA, su idea es sería celebrarla del 16 al 19 de junio (los resultados saldrían una semana después) y la convocatoria extraordinaria del 14 al 17 de julio. Fuentes de la Consejería de Universidades aclaran que la decisión no está tomada y que corresponde a la Comunidad de Madrid fijar la fecha, lo que se hará en función de la evolución de la situación.

Las universidades son conscientes, ha explicado el rector, de que estas nuevas fechas pueden plantear problemas con la EVAU –en verano puede hacer mucho calor y las universidades no están preparadas para esa circunstancia– que se abordarán. Incluso se plantea la opción de trasladar las pruebas a lugares mejor habilitados.

Las universidades son conscientes de que el retraso en el calendario puede causar complicaciones de plazos para los estudiantes en muchos ámbitos, desde la posibilidad de apuntarse a un máster de otro centro una vez terminado este curso hasta las necesidades habitacionales (la UCM tiene muchos estudiantes de fuera de Madrid que viven en pisos de alquiler, por ejemplo, que tendrán que quedarse al menos medio mes más con el que probablemente no contaban), pero ante la incertidumbre de la situación han preferido no entrar a estas cuestiones a la espera del desarrollo de acontecimientos.

La UCM ha informado de que solo dos de sus colegios mayores han cerrado, y ha explicado que según sus datos el 60% de los 750 residentes en estos centros se habían vuelto a sus lugares de origen o pensaban hacerlo a lo largo de estos días.

Estudios y prácticas

Qué va a ocurrir con las clases estos 15 días de parón ha sido uno de los aspectos más comentados en la reunión del Consejo de Gobierno de la UCM. La idea de las universidades es fomentar el teleestudio, para lo que han pedido a las facultades que fomenten el campus virtual.

Pero el representante de los estudiantes en el Consejo de Gobierno de la UCM ha señalado dos problemas que genera esta práctica: la dificultad que algunos estudiantes pueden encontrarse para trabajar online porque no tengan los medios (y las bibliotecas universitarias están cerradas) y el hecho de que, si se van a ampliar las clases dos semanas, trabajar durante estos 15 días no supone alargar el curso universitario por encima del tiempo establecido.

Otros profesores se han preguntado qué ocurre con los estudios que ya se realizan de manera básicamente online –no muchos, la UCM es un centro presencial– y si hay necesidad en estos casos de retrasar también el calendario.

La Complutense también ha informado de novedades con las prácticas universitarias, curriculares o extracurriculares. Aunque en un principio la intención era suspenderlas todas, las universidades han acordado, conjuntamente con las empresas de destino, que aquellas que puedan realizarse en la modalidad de teletrabajo se realizarán a distancia.

La universidad también ha informado de que se evaluarán las prácticas en cuanto a si se han podido adquirir las competencias necesarias aún pese a estos 15 días de suspensión y se podrán dar por concluidas igual o si habrá que recuperar estas dos semanas.

La UCM ha informado de que tiene intención de mantener las ayudas económicas y la cotización a la Seguridad Social en aquellas que las contemplen, aunque también admiten que no saben si se puede hacer y que se ha consultado a la espera de respuesta.

*Este artículo ha sido editado. Decía por error que los rectores habían cambiado la fecha de la EVAU, cuando realmente esa decisión corresponde a la Comunidad de Madrid. La CRUMA propone que sea a mediados de junio.

Etiquetas
Publicado el
11 de marzo de 2020 - 15:13 h

Descubre nuestras apps

stats