El fin de @masaenfurecida en Twitter: una cuestión de privacidad

Masa enfurecida

Twitter ha obligado a @masaenfurecida a entregarle su número de móvil. Y la masa, a gritos, ha respondido en letras mayúsculas que primero su pellejo y después, si acaso, su privacidad. Tras cinco años, una de las cuentas más activas de la red social anuncia su marcha forzada, dejando huérfanos de sarcasmo e ironía a más de 157.000 seguidores. Los eternos trolls de Sigfrid Soria o Hermann Terstch han enviado un comunicado a Hipertextual anunciando su marcha.

"Ante la proximidad de la campaña electoral Twitter nos exige un número de teléfono móvil para comprobar nuestra identidad", cuentan. La red social de Jack Dorsey tomó la medida hace algo más de un año para evitar que los usuarios poseedores de una cuenta que reciba numerosos reportes no queden impunes.  "Creemos en la libertad de expresión y en hablarle de manera clara y transparente al poder", escribe Twitter en sus reglas. Todos los usuarios de Twitter están obligados a proporcionar su número de móvil si la red social se lo requiere. De otra forma, la cuenta es bloqueada como lo ocurrido con @masaenfurecida.

"La masa solo tiene dogales, antorchas, tridentes, alquitrán y plumas", anuncian @masaenfurecida en el comunicado. Al ser una cuenta gestionada por varias personas, Twitter les ha obligado a proporcionar el número de teléfono de al menos uno de ellos, cosa a la que se han negado: "Nos despedimos definitivamente de la política activa como Esperanza Aguirre", sentencian.

A continuación, el comunicado original, escrito en mayúsculas -ya que @masaenfurecida siempre tuiteaba así- y algunos de sus mejores tweets.

Etiquetas
Publicado el
6 de junio de 2016 - 13:58 h

Descubre nuestras apps

stats