Un nuevo estudio destapa a los gurús de criptomonedas: “Juegan al azar”

Una representación de un Bitcoin y de un Ether, la criptomoneda de la red Ethereum

No existe una fórmula de éxito para ganar dinero de forma sostenida invirtiendo en criptomonedas: haber aplicado antes estrategias exitosas no significa que aquellos que lo hicieron tengan más posibilidades de hacerlo en el futuro que si invirtieran al azar. Es el resultado de un estudio de la firma española de ciberinteligencia Tarlogic al que ha tenido acceso este medio, elaborado a partir del análisis de 43 millones de operaciones con criptodivisas realizadas de mayo de 2020 a marzo de 2022.

El Bitcoin retrocede a 2020 y profundiza el criptopánico: "Muchos proyectos van a caer"

El Bitcoin retrocede a 2020 y profundiza el criptopánico: "Muchos proyectos van a caer"

“Queríamos ver si realmente hay algo que conecte a los inversores que han hecho transacciones que produjeron beneficios en el pasado con una mayor probabilidad de tener éxito en el futuro. El resultado ha sido negativo, muy negativo. No existe ninguna forma de hallar una correlación”, explica Jaime Fábregas, responsable de innovación y desarrollo de Tarlogic.

El análisis no solo ha tenido en cuenta la variable “beneficio total”, sino también la tasa de éxito en sus transacciones, la probabilidad de obtener mayores montos o la precisión al detectar nuevas criptomonedas que terminan consolidándose. “Por mucho que aprietes los datos, nunca sale nada. No aparecen grupos de individuos que tengan un éxito constante o que tengan más probabilidad que el resto de tener éxito. Esto significa que la gente básicamente están jugando al azar”, dice el experto.

“Fue súper contraintuitivo para nosotros, muy sorprendente. Por lo que escuchas de todos los gurús que se dedican al mundo cripto y dan consejos de inversión, esperábamos encontrar un grupo de usuarios que obtuvieran más beneficios de forma constante. Tomábamos al grupo de usuarios que lo había hecho mejor en un período concreto y analizábamos sus resultados en el futuro. Nunca lo hicieron mejor que cualquier otro grupo escogido de forma aleatoria”, revela Fábregas.

Tomábamos al grupo de usuarios que lo había hecho mejor en un período concreto y analizábamos sus resultados en el futuro. Nunca lo hicieron mejor que cualquier otro grupo escogido al azar

El estudio apunta que la única variable que realmente marca las ganancias de los inversores en criptodivisas es la estacionalidad. Es decir, si el mercado es alcista, la ganancia media de los usuarios se aproxima a 1 (ni ganan ni pierden). Por contra, si soplan los vientos del “criptoinvierno”, como ocurre en este momento, la ganancia media por usuario puede llegar al 0,3 (lo que equivale a pérdidas del 70%).

Para llegar a estos resultados, la firma ha analizado 43 millones de transacciones realizadas sobre la blockchain Ethereum. La criptomoneda oficial de esta red, el Ether, es la segunda en importancia por detrás del Bitcoin y actualmente está valorada en algo más de 1.000 euros por unidad. No obstante, las transacciones analizadas no solo han incluido operaciones con Ether, sino con cualquier criptomoneda con la que se especule gracias a los contratos inteligentes que caracterizan esta blockchain.

El cambio que introdujo la red Ethereum respecto a Bitcoin es la posibilidad de registrar contratos inteligentes y no solo referencias de transacciones, como ocurre con su hermana mayor. Esto es lo que ha facilitado la creación de los NFT o del volcado de la infraestructura de trading tradicional sobre esta tecnología. Las anotaciones en la blockchain de Ethereum son públicas, lo que permite a los investigadores analizarlas de forma conjunta, como en este caso.



Dado que el estudio de Tarlogic se basa solo en datos de la red Ethereum, las transacciones analizadas no incluyen aquellas que se dan en las grandes plataformas de compraventa. Estas mantienen sus estadísticas bajo llave. Aquellos inversores que operan fuera de estos entornos controlados poseen conocimientos más avanzados, pero también operan en un entorno mucho más hostil. Las operaciones que se realizan directamente sobre la blockchain son las que se utilizan para especular con nuevas criptomonedas, que pueden consolidarse y suponer un pelotazo para aquellos que invirtieron temprano... o desaparecer por completo en cuestión de días.

Copytrading

La posibilidad de analizar desde fuera las transacciones que se dan en la red Ethereum derivó en otro estudio sobre criptoestafas presentado por la firma en RootedCon, uno de los mayores congresos de ciberseguridad en habla hispana del mundo. El que ha descubierto que los gurús de las criptomonedas tienen más de youtubers que de inversores exitosos buscaba analizar si el copytrading tiene alguna base sólida.

Esta práctica consiste en copiar todas las operaciones que haga un trader de referencia, a cambio de una comisión sobre las ganancias del inversor que le copia. Como se ha detallado, los resultados fueron que el copytrading, en el que se han especializado algunas grandes plataformas, no es garantía de tener un mayor éxito en las inversiones.



“Si hacemos esto, empezaremos a perder nuestro dinero. Misteriosamente, veremos cómo esas operaciones que estamos copiando no son tan exitosas como pensábamos que serían y la mayoría darán pérdidas”, expone Fábregas. “¿Dónde está el error? Es asumir que a los traders que les ha ido bien en el pasado, también les irá bien el futuro. Es decir: el error es pensar que hay traders que saben lo que hacen”, dice.

El error es asumir que a los traders que les ha ido bien en el pasado, también les irá bien el futuro. Es decir: pensar que hay traders que saben lo que hacen

“El motivo por el que existen traders a los que les ha ido bien durante meses pero fallan en el futuro, es el siguiente: Acertaron por puro azar”, recalca. Desde Tarlogic insisten que dado que existe un enorme masa de inversores en criptomonedas, “siempre habrá un grupo al que le ha ido bien de manera consistente a lo largo de los meses. Pero esto no significa que exista una relación entre ganancia pasada y ganancia futura”.

El sector cripto pasa por su momento más complicado en los dos últimos años. El Bitcoin ha caído por debajo de los 20.000 dólares, lo que significa que ha perdido todo el valor que consiguió en su gran boom pandémico. Ha arrastrado con él a todo el resto de divisas digitales, que acumulan varios desastres en el último trimestre. El primero fue la descapitalización completa de la criptomoneda Terra/Luna, seguida por corralitos como el de Celsius, que no permite a sus usuarios sacar dinero de la plataforma.

Prácticamente, todas las empresas cripto están realizando despidos o han congelado su crecimiento. Los fondos también zozobran: este finde de semana Three Arrows Capital, uno de los mayores fondos de cobertura de criptomonedas, se ha declarado en bancarrota. Los analistas esperan nuevas sacudidas, puesto que Grayscale Bitcoin Trust, el mayor fondo de inversión del mundo que invierte en Bitcoin, también atraviesa serias dificultades y podría congelar los 12.000 millones de dólares en activos que maneja.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats