eldiario.es

9
Menú

INTERNACIONAL

La empresa de trenes de Holanda pagará indemnizaciones por enriquecerse llevando a miles de judíos a campos nazis

La empresa Nederlandse Spoorwegen recibió 2,5 millones de euros por llevar 102.000 judíos a campos de concentración por todo el continente

El último tren salió en septiembre de 1944, poco antes de que la plantilla de NS fuese a huelga en un intento de adelantar el final de la ocupación nazi

- PUBLICIDAD -
Récord de visitantes en el campo de concentración nazi de Auschwitz

Imagen de las vías de tren que llegan directamente hasta el campo de concentración de Auschwitz. EFE

La empresa ferroviaria estatal holandesa ha asegurado que pagará una indemnización a los supervivientes y familiares de aquellos que fueron transportados en sus trenes a los campos de la muerte nazis durante la Segunda Guerra Mundial tras haber sido amenazada con una demanda.

La empresa Nederlandse Spoorwegen (NS) recibió 2,5 millones de euros de dinero actual por llevar 102.000 judíos a campos de concentración por todo el continente. En 2005, el entonces consejero delegado, Aad Veenman, pidió "disculpas desde el fondo del corazón y con total honestidad".

La tardía decisión de pagar una indemnización se produce tras las negociaciones que la empresa mantuvo con Salo Muller, de 82 años, un antiguo fisioterapeuta del equipo de fútbol Ajax cuyos padres fueron llevados en tren desde Amsterdam al campo holandés de tránsito, Westerbork, desde donde fueron trasladados a Auschwitz para finalmente ser gaseados.

Muller escribió un libro en 2017 llamado 'Te veo esta noche y promete ser bueno', en memoria de las últimas palabras que le dijo su madre cuando le dejó en la guardería antes de ser detenida por las SS.

Muller ha señalado que su plan inicial de denunciar a NS, apoyado por la destacada abogada holandesa de derechos humanos Liesbeth Zegveld, está suspendido tras la "histórica" decisión de la ferroviaria.

"He explicado cuánto sufrimiento hay entre los judíos. No puedes decir que han pasado 75 años, olvídalo. El sufrimiento de toda esa gente sigue ahí", declaró a la radio RTL en referencia a sus tres reuniones con el presidente de la compañía, Roger van Boxtel.

"Yo le dije que la empresa había recibido dinero, que los judíos habían tenido que pagar por ello o que era capital judío robado, lo que he sido capaz de demostrar".

NS llevó a cabo un gran número de traslados de judíos, prisioneros de guerra holandeses y jornaleros para las SS. El último tren salió el 13 de septiembre de 1944, poco antes de que una gran parte de la plantilla de NS fuese a huelga en un intento de adelantar el final de la ocupación nazi.

Westerbork, entre cuyos reclusos estuvo  Ana Frank antes de que fuese llevada a Auschwitz, fue creado por el Gobierno holandés de 1939 como un campo de refugiados para los judíos que huían de la Europa ocupada, pero fue tomado por las SS tras la invasión del país.

"Estoy orgulloso de mí mismo. He pasado noches sin dormir y me comprometí a pesar de lo que la gente decía: 'Es una causa perdida, estás loco, tienes más de 80 años, sal y disfruta, deja ese asunto tranquilo...'. Aunque también he recibido apoyo de algunas personas buenas".

La empresa ha creado un comité para estudiar caso por caso la cantidad de la indemnización. En 2014, bajo presión de políticos estadounidenses que amenazaron con bloquear sus contratos en EEUU, la ferroviaria francesa SNCF, aceptó pagar 44.900.000 euros de indemnización por su papel en el traslado de aproximadamente 76.000 judíos a campos de concentración durante el Holocausto. Solo unos 3.000 de ellos sobrevivieron.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha