eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

La exalcaldesa de Jerez, encausada en la Gürtel, en las listas del PP

María José García-Pelayo, número 2 por Cádiz, tiene una causa abierta desde hace mes y medio en el Supremo por una presunta prevaricación continuada al adjudicar contratos con la red Gürtel

"Espero que la señora Díaz y el señor Sánchez no se amparen en una supuesta no imputación", dijo el presidente del PP andaluz cuando el Supremo abrió causa contra Chaves y Griñán por el caso ERE, hace ahora un año

El juez De la Mata no la ha imputado directamente porque fue blindada en la comisión permanente del Senado para gozar de fuero especial a pesar de la disolución de las Cortes Generales

En el mismo momento procesal, el delegado del Gobierno central en Andalucía, presidente del PP de Cádiz, ha pasado de "deberían avergonzarse y pedir perdón" (por Chaves y Griñán) a "las circunstancias son las que son y no hay ninguna imputación" (por García-Pelayo y su inclusión en las listas)

- PUBLICIDAD -
García-Pelayo, nombrada suplente de la Comisión Permanente del Senado, lo que le permitirá seguir siendo aforada

La exalcaldesa de Jerez de la Frontera y actual senadora por el PP, María José García-Pelayo, es la número dos de los populares al Congreso de los Diputados por Cádiz de cara a las próximas elecciones generales. Desde finales de septiembre, tiene abierta una investigación en el Tribunal Supremo por su supuesta relación con la trama Gürtel. La Audiencia Nacional acaba de procesar a ocho personas, Francisco Correa entre ellos, por las adjudicaciones que el Ayuntamiento del que era alcaldesa en 2004 concedió a la red en el marco de la Feria Internacional de Turismo (Fitur). García-Pelayo no está entre ellos gracias una forma de blindaje in extremis como aforada (en la Comisión Permanente del Senado) como tampoco está muy alejado en el tiempo el hecho de que el PP criticara que los expresidentes de la Junta mantuvieran sus escaños cuando el Supremo les acababa de abrir una investigación en el marco del caso ERE.

Cuando el Supremo  abrió igualmente causa contra Chaves y Griñán el 13 de noviembre de 2014, aquella misma tarde en Granada, el presidente del PP andaluz, dijo en un acto "espero que la señora Díaz y el señor Sánchez no se amparen en una supuesta no imputación", como así recogían las cámaras de Canal Sur. Aquel día, sin ir más lejos, el delegado del Gobierno central en Andalucía, Antonio Sanz, el mismo que defiende la labor de la exalcaldesa y que presume de que "no está imputada", exigía a los socialistas que pidieran "perdón a la sociedad andaluza por esta vergüenza" de tener a Chaves y Griñán con una causa abierta en el Supremo. "Estamos hablando de dos expresidentes que hoy están encausados por un escándalo que ha supuesto el robo a los parados andaluces. Deberían avergonzarse y pedir perdón", ha concluido.

El caso es que entre las personas formalmente imputadas por De la Mata no está García-Pelayo porque, poco antes, había sido nombrada suplente en la Comisión Permanente del Senado. Eso le ha permitido continuar con fuero especial hasta pasadas las elecciones generales de 20 de diciembre a pesar de la disolución de las Cortes Generales. De la Mata envió la acusación contra la senadora al Supremo, que todavía no se ha pronunciado, cosa que les permite a los populares defender que aún no está imputada.

Esa suerte de blindaje judicial lo criticó duramente el PP cuando el PSOE-A protegió como aforados a cuatro exconsejeros 'señalados' por Alaya en los ERE. Digamos que el PP-A ha hecho lo mismo con la exalcaldesa en la Comisión Permanente del Senado que pudo hacer el PSOE-A incluyendo a exconsejeros presuntamente implicados en la Diputación Permanente del Parlamento andaluz. La cuestión es que García-Pelayo, como dice el juez de la Audiencia Nacional, era alcaldea de su ciudad cuando los contratos que se investigan se adjudicaron "sin concurso público" e incurrieron en "groseras ilegalidades". La parte que lleva el Supremo contra ella alude a un presunto delito continuado de prevaricación administrativa y otro de falsedad en documento público en relación con aquellos contratos administrativos realizados para Fitur 2004.

El "tirón social" de la investigada

Las opiniones actuales sobre tener una causa abierta en el Supremo son ahora bastante diferentes en el PP, al menos según las consideraciones, entonces y ahora, de idénticos protagonistas. Sobre la inclusión de María José García-Pelayo en la lista al Congreso, Moreno Bonilla insistía este martes en que la exalcaldesa no está imputada "a día de hoy" y que su partido está pendiente del procedimiento de citación por parte de la Justicia, mostrándose convencido de que la causa "terminará archivándose" y ha dicho esperar que sea "lo antes posible".

Por su parte Sanz, que además de delegado del Gobierno es presidente provincial del PP de Cádiz, defendía también este martes que "no está imputada" y que, añadiendo otro argumento un tanto más extraño, fue la ganadora de las elecciones en su ciudad, contando con el respaldo mayoritario de los ciudadanos en las pasadas elecciones municipales.

"Las circunstancias son las que son y no hay ninguna imputación", ha sentenciado el dirigente popular, apuntando que tiene plena confianza en el trabajo de García Pelayo, que hizo una labor impresionante por su ciudad en su etapa como alcaldesa. Un poco más allá ha ido el secretario general del PP de Cádiz, Antonio Saldaña, que ha asegurado que el PSOE critica la inclusión en la lista al Congreso de la exalcaldesa porque "les fastidia el tirón social y apoyo ciudadano que tiene", mientras que los socialistas "no tienen nada que ofrecer".

En más o menos la misma línea, aunque con menor efusividad, el presidente de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, ha señalado que mientras la exalcaldesa de Jerez de la Frontera no figure como imputada, sino sólo como investigada por su presunta relación con la trama Gürtel, "no tenemos nada que objetar" a su inclusión en la lista de los populares gaditanos al Congreso. Eso sí, el también portavoz del grupo de C's en el Parlamento andaluz ha precisado que si esa situación cambiara y sí fuera imputada, el presidente del PP-A, Juanma Moreno, "estaría obligado a apartarla porque si no fuera así, caería en una contradicción". "Técnicamente no está imputada, sino investigada", dijo.

También se han pronunciado socialistas en las últimas horas acerca de ello. El senador y secretario de Política Municipal del PSOE, Francisco Menacho, ha manifestado que el PP "no va a poder hablar de limpieza democrática, porque está aplicando lo contrario de lo que dice" y se ha preguntado que "con la que está cayendo, cómo a un partido se le ocurre llevar en las listas al Congreso a una persona que está señalada en un tema como el Gürtel".

Menacho señaló que "aunque estar imputado no tiene que decir nada, en el PSOE se han caído de las listas" y ha incidido en que "una persona imputada no tiene nada hasta que se demuestre, pero si hemos dicho que imputados no, cómo ellos ponen a una persona que si no fuera senadora estaría imputada".

Por su parte, la secretaria de Política Municipal del PSOE de Andalucía, Rafi Crespín, criticaba días atrás la "poca vergüenza" y el "descaro" que, a su juicio, ha mostrado el PP-A al incluir en sus listas a García-Pelayo, "salpicada en el caso Gürtel, el caso de corrupción política más grande que hay hoy por hoy" en España.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha