eldiario.es

Menú

CATALUNYA

La jueza no acepta el pacto de Oriol Pujol con la Fiscalía y le envía a juicio por las comisiones de las ITV

Pujol Ferrusola había aceptado dos años y medio de cárcel, que podrían suponer su ingreso en prisión, el pasado mes de julio

- PUBLICIDAD -
Oriol Pujol pide prudencia y acusa al PP de no querer entender a Cataluña

Oriol Pujol junto a su padre en una manifestación EFE

Oriol Pujol Ferrusola no se librará finalmente del banquillo de los acusados por las comisiones del caso ITV. La magistrada presidenta del jurado popular ha rechazado el pacto que el hijo del expresident de la Generalitat había alcanzado con la Fiscalía al no estar suscrito por todos los acusados, y le ha enviado a juicio a él y a los otros cinco encausados, entre ellos su mujer, Anna Vidal.

Ni el exnúmero dos de la Diputación de Barcelona Josep Tous ni el empresario Sergio Alsina –amigo íntimo de Oriol Pujol– se habían sumado al acuerdo del expolítico y su mujer con el ministerio público, y lo recurrieron al entender que vulneraba su derecho a la defensa y que las conformidades parciales no se pueden aplicar a las personas físicas. "Al no haber mostrado su conformidad los seis acusados, el juicio debe continuar para todos ellos", resuelve la magistrada de la Audiencia de Barcelona.

La jueza da la razón a Tous y a Alsina. Argumenta la magistrada que aceptar el acuerdo parcial de Pujol Ferrusola y los otros tres acusados "podría causar indefensión" en Tous y Alsina. Y especifica que dictar sentencias separadas –una para los que llegaron a un pacto con la Fiscalía y otra para los que no– dividiría el "entramado de acuerdos con la misma finalidad delictiva" entre los seis acusados.

El juicio, que se celebrará mediante la fórmula del jurado popular, todavía no tiene fecha. La situación será cuanto menos particular: el jurado que le juzgará ya sabe que Pujol Ferrusola reconoció los delitos de cohecho, tráfico de influencias y falsedad documental, pues así lo admitió él mismo en su acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción que ahora ha quedado en el aire.

El hijo del expresident Jordi Pujol, que también está imputado en la Audiencia Nacional por el origen de la fortuna familiar oculta en Andorra,  llegó en julio a un pacto con la Fiscalía por el que reconoció que cobró comisiones de empresarios afines a cambio de utilizar su influencia política para favorecer sus negocios en las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV) catalanas.

Pujol Ferrusola aceptó dos años y medio de cárcel, que podrían suponer su ingreso en prisión, por las comisiones del caso ITV. A cambio, su esposa, Anna Vidal, se salvaba de entrar en prisión.

Según el auto por el que les envió a juicio, Vidal cobró un total de 381.450,40 euros entre 2010 y 2012 mediante la simulación de facturas de trabajos para empresarios de las ITV, que en realidad eran retribuciones a la "inestimable colaboración prestada" por Oriol Pujol Ferrusola para conseguir los contratos de las estaciones de vehículos.

Tanto el auto, como la acusación del fiscal y el propio Pujol al reconocer los hechos, constatan que el hijo del expresident usó su influencia política para favorecer a determinados empresarios del sector de las ITV y cobró estos servicios a través de su mujer. Pujol Ferrusola y los demás acusados pueden recurrir la resolución de la magistrada ante la sala civil y penal el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha