eldiario.es

Menú

Cospedal culmina su mandato sin solucionar la mayor tasa de paro juvenil de España

El desempleo entre jóvenes castellano-manchegos menores de 25 años ha subido 15 puntos desde el primer trimestre de 2011 al mismo periodo de 2015.

Ni la irregular aplicación del Plan de Garantía Juvenil, ni el Plan de Acción para el Empleo Juvenil, han frenado uno de los índices más preocupantes y que mejor reflejan la realidad social actual de la región.

- PUBLICIDAD -
Foto: Europa Press

Foto: Europa Press

'¿Buscas empleo? Vota al Partido Popular' decían los carteles electorales de María Dolores de Cospedal en mayo de 2011. Cuatro años después, la campaña electoral para las elecciones autonómicas y municipales del día 24 de mayo se ha nutrido de varios mensajes dirigidos desde miembros del Gobierno regional y desde los candidatos del PP hacia los jóvenes. La promesa de “cuidarlos” y de pensar en ellos por representar el futuro de Castilla-La Mancha tiene poco que ver con la realidad que ofrecen los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA): una espectacular crecida de 15 puntos en el desempleo entre menores de 25 años desde el primer trimestre de 2011 hasta el mismo periodo de 2015, liderando además el ranking de paro juvenil de toda España por comunidades autónomas.

Con este dato culmina la presidenta regional y secretaria general del PP a nivel nacional, María Dolores de Cospedal, esta legislatura, pese a las continuas declaraciones que hablan del progreso económico de la región, y pese a que se trata de una situación que organizaciones ciudadanas, colectivos, y entidades sociales de todo tipo han venido denunciando durante los últimos cuatro años.

Además, no se trata de unas cifras que hayan pillado por sorpresa al Gobierno de Cospedal. Desde el primer trimestre de 2011 hasta el mismo periodo de 2012 (ya gobernando el PP) la tasa paro juvenil se incrementó en más de tres puntos, del 48,3% al 51,9%, y aunque por entonces crecía por debajo de la tasa total de desempleados, esa tendencia cambió en 2013. Durante los tres primeros meses de ese año, los jóvenes parados castellano-manchegos llegaron al 63,7% (casi 12 puntos más en un año), mientras que el porcentaje total de desempleados crecía en cuatro puntos.

Ante la alarma que supusieron estos índices, el Gobierno regional decidió publicar en julio de 2013 la primera convocatoria de formación para jóvenes desempleados de entre 18 y 25 años, dentro del Plan de Acción para el Empleo Juvenil que se había aprobado a principios de ese mismo año, por importe de 26 millones de euros y cofinanciado con fondos europeos. Preveía la concesión de ayudas directas de 1.000 euros para todos aquellos que concluyesen sus estudios y obtuviesen los títulos académicos de los que carecían, en los cursos 2013-2014 y 2014-2015.

Un Plan de Empleo Juvenil con la mitad de plazas y sin detallar

Para estas subvenciones se previeron en total 6.164 plazas vacantes en el curso 2013-2014 y otras 1.836 en 2014-2015 hasta llegar a las 8.000. En octubre de 2013 el consejero de Educación, Marcial Marín, aseguró que se habían recibido 3.248 solicitudes, la mitad de las ofertadas. Un año después, se publicó la relación de alumnos beneficiarios de la ayuda: solo 936 en total, sin que el Ejecutivo regional detallara si el resto había abandonado el programa, había suspendido el curso o no había obtenido el título. El DOCM ya ha publicado los nuevos listados de alumnos que cumplen los requisitos para el curso académico 2014-2015, aunque hasta septiembre no se conocerán los beneficiarios.

De cualquier forma, la primera convocatoria de este plan pudo suponer cierto alivio en las listas del paro juvenil. La tasa de menores de 25 años desempleados durante el primer trimestre de 2014 se redujo en siete décimas con respecto a la de ese periodo de 2013, fijándose en un 63%, un porcentaje que ha vuelto a crecer este año hasta el 63,5%, lo que ofrece un balance de 15 puntos más de desempleo entre jóvenes que hace cuatro años (48,3%), puesto que ya no se publicarán más datos oficiales hasta después de las elecciones.

El hecho es aún más grave si se tiene en cuenta que es una tendencia claramente inversa al índice total de parados, que aunque sigue siendo mayor que hace cuatro años (28,7% de tasa total en los tres primeros meses del presente año frente al 22,1% del mismo periodo de 2011), ha descendido progresivamente desde 2013.

Y es que tampoco parece haber funcionado según sus objetivos otro de los programas ‘estrella’ para combatir este fenómeno: el Plan de Garantía Juvenil. Fue una medida del Ministerio de Empleo y Seguridad Social para aumentar la formación de jóvenes que han abandonado sus estudios y que no encuentran trabajo, pero se dejó en manos de las comunidades autónomas su aplicación. Asesores docentes de la Consejería de Educación reconocieron que su implantación en Castilla-La Mancha ha sido “regular y no ha cubierto lo previsto” debido a errores en su divulgación.

De cualquier forma, lo cierto es que el PP, con Cospedal a la cabeza, afronta las elecciones autonómicas sin haber aportado soluciones que combatan el dato que sitúa a Castilla-La Mancha en el primer puesto del ranking de comunidades autónomas con mayor desempleo juvenil de España, incluso a más de seis puntos de Andalucía, que ocupa el segundo puesto con un 57,1%.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha