eldiario.es

Menú

Las Cortes de Castilla-La Mancha aprueban un techo de gasto de 5.924 millones

El tope de gasto provisional cuenta con el apoyo de Podemos y el voto en contra del PP. La Junta critica la “inactividad” del Gobierno central que no ha publicado los datos económicos oficiales

El Ejecutivo regional cree que Rajoy usa "como rehenes" a las Comunidades Autónomas para lograr su investidura  

El techo de gasto servirá para elaborar los Presupuestos regionales cuya presentación lleva retraso y se irá más allá del 1 de octubre

- PUBLICIDAD -
Dinero

Europa Press

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado el techo de  gasto no financiero para el año 2017 con los votos de PSOE y Podemos y la negativa del Partido Popular. El tope de lo que el Ejecutivo de Emiliano García-Page podrá gastar se fija en 5.924 millones de euros, una cifra que la Junta deberá tener en cuenta para diseñar los Presupuestos regionales de cara al próximo año que van a "crecer en cifras y nuevas realidades", según el  consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina.

El titular de Hacienda ha explicado que el  gobierno regional ha decidido presentar a  las Cortes regionales una propuesta de límite de gasto no financiero “con estimaciones propias” de carácter económico al no disponer a estas alturas de “datos oficiales” relacionados con los objetivos de estabilidad y deuda que deberá marcar el Ministerio de Hacienda  a las Comunidades Autónomas. Algo que, afeaba el consejero, “debió facilitar hace meses”.

Cree que la única razón de no haberlo hecho, a pesar de las reiteradas peticiones de información por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha (la última en el mes de julio y la próxima el lunes en una reunión que mantengan ambas administraciones) es el  “objetivo de Mariano Rajoy de usar como rehenes a las Comunidades Autónomas de cara a su investidura”.

El Gobierno de Castilla-La Mancha dice no estar dispuesto a esperar para elaborar los presupuestos para 2017 para “continuar con la senda iniciada hace quince meses para la plena reconstrucción de Castilla-La Mancha”.  Por eso, ha  dicho, ha basado sus previsiones, que califica de “prudentes”, en dos cuestiones.

Por un lado, para fijar este techo de gasto provisional, ha tenido en cuenta los objetivos de déficit fijados por el ministro Cristóbal Montoro el pasado abril (0,7% del PIB para 2016 y 0,5% del PIB para 2017). Por otro lado, el Gobierno regional prevé un crecimiento de la economía castellano-manchega del  3,7%, el mismo que el Ejecutivo de Rajoy estima para el conjunto de España.

Una carta a Montoro

Ruiz Molina ha explicado, también, que el pasado 7 de septiembre se dirigió por carta a Montoro para solicitar la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que Castilla-La Mancha planteará dos cuestiones de “capital importancia” para la región. Por un lado, pondrá sobre la mesa una propuesta de objetivos de estabilidad y deuda para el periodo 2016-2019, conforme a la nueva senda fiscal autorizada por las instituciones europeas para que pueda ser  remitida desde el Gobierno central a las Cortes generales  para su aprobación.  Por otro lado, en la misiva se solicita al Ejecutivo en funciones que proporcione los datos oficiales de entregas a cuenta de los recursos financiaros que se darán a la región y la previsión de liquidación definitiva correspondiente a 2015.

“No tenemos datos del cuadro macroeconómico ni de los recursos financieros de los que se podrán disponer”, repetía el consejero, quien pocos minutos antes en rueda de prensa, había comentado que esa circunstancia provocará el retraso en la presentación de las cuentas regionales se irá más tarde del 1 de octubre.

Techo de gasto “provisional y condicionado”

El diputado regional de Podemos, David García Llorente, ha justificado el apoyo de su grupo al techo de gasto que aunque “provisional y condicionado” es necesario porque “Castilla-La Mancha no puede esperar” y ha criticado que Mariano Rajoy se “parapete” en la condición de Gobierno en funciones para no proporcionar los datos económicos oficiales a las Comunidades Autónomas. 

“No estamos dispuestos a someternos al chantaje”, decía, del “primer partido imputado” con tal de seguir al frente del Gobierno del país “apuntalado” por Albert Rivera a quien ha calificado de “blanqueador” de la corrupción. Críticas también al PSOE nacional por ser “incapaz” de tomar la iniciativa y desbloquear la situación política nacional.

Podemos ha condicionado su apoyo al techo de gasto a la necesidad de avanzar en la reforma tributaria en la región sin esperar a la que se produzca con el Estatuto de Autonomía. Además, ha pedido que los próximos presupuestos tengan en cuenta una Renta Garantizada, incluyan avances en el derecho a una vivienda y se refuerce el gasto social priorizando los servicios públicos, convencido de que es "tiempo de cumplir con los compromisos" adquiridos.

Desde el PSOE, la diputada Agustina García  ha comentado que el techo de gasto se establece en función de “cálculos razonables y realistas” y ha advertido a los populares: “no creo que se atrevan a poner en tela de juicio” los datos de Montoro en los que se basa el techo de gasto regional provisional porque “si valen como previsión para España también valen para Castilla-La Mancha”.

Castilla-La Mancha, “instrumento” de Page de sus intereses nacionales

El portavoz del PP, Francisco Cañizares, ha criticado la contradicción entre el presidente de regional, Emiliano García-Page y su gobierno, al recordar que el pasado 22 de julio el jefe del Ejecutivo regional advirtió de que se tendrían que prorrogar los presupuestos a falta de datos e instrucciones oficiales procedentes del Gobierno de España.

“Castilla-La Mancha es un instrumento del señor Page para sus intereses en el PSOE”, decía Cañizares, que tachaba de “irresponsable” al presidente regional por hacer “oposición” a un gobierno en funciones. Tarea que, sostiene, “corresponde a Pedro Sánchez”. Además, acusaba a García-Page: “En un comité federal del PSOE fue uno de los que bloquearon”  la gobernabilidad del país.

Cañizares no se cree las previsiones del Ejecutivo regional. En su opinión, los ingresos propios de 2016 van a estar  100 millones por debajo de lo previsto. “Van a tener que subir los impuestos inevitablemente” y pedía “no engañar” a los ciudadanos ni “vender humo” con el techo de gasto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha