eldiario.es

Menú

‘Fear The Walking Dead’: drama familiar en tiempos de apocalipsis zombi

Creada por Robert Kirkman, es el spin off o precuela de la famosa ‘The Walking Dead’

La acción se sitúa en Los Ángeles, California, y se centra en la historia de una familia californiana disfuncional

- PUBLICIDAD -
Fear The Walking Dead

loslunesseriefilos.com

‘The Walking Dead’ ha puesto más de moda que nunca el género zombi y, por consiguiente, el futuro post-apocalíptico. Desde que en 2010 la cadena AMC empezará la emisión de la serie creada por Frank Darabont -abandonada poco después-, adaptación del cómic homónimo de Robert Kirkman, su audiencia y sus fans se cuentan por millones no solo en Estados Unidos sino en todo el mundo. Así, este gran fenómeno de la televisión de estos últimos años ha derivado en la serie -spin off- de la que escribo esta semana: ‘Fear The Walking Dead’.

Creada por Robert Kirkman y Dave Erickson, basada en el cómic homónimo de Kirkman, Tony Moore y Charlie Adlard, acaba de finalizar la primera parte de la segunda temporada y tomará un receso antes de emitir los últimos episodios a finales de agosto. ‘Fear The Walking Dead’ intenta buscar el equilibrio entre el drama familiar más convencional y el apocalipsis zombi. Una “nueva” fórmula para intentar enganchar a todo ese 'fandom' que ha generado a su alrededor ‘The Walking Dead’. Un caballo de Troya que esconde varias sorpresas -y no muy buenas- dentro. Así, aprovechando el descanso, es el momento oportuno para escribir sobre este ‘spin off’ que no ha estado ni al nivel y ni a la altura de lo que se esperaba de ella.

Fotograma de Fear The Walking Dead

loslunesseriefilos.com

La acción se sitúa en Los Ángeles, California y se centra en una familia californiana disfuncional, compuesta por Madison Clark (Kim Dickens), su esposo Travis Manawa (Cliff Curtis), su hija Alicia (Alycia Debnam-Carey), su hijo drogadicto Nick (Frank Dillane) y el hijo de su anterior matrimonio de Travis, Chris (Lorenzo James). En ese preciso momento estalla, sin explicación alguna, el apocalipsis zombi. La familia tendrá que adaptarse lo antes posible a un evento sin precedentes.

A priori, ‘Fear The Walking Dead’ me llamaba la atención ya que era una buena oportunidad para descubrir el cómo y/o porqué del comienzo del apocalipsis zombi. Una vía -para mí- mucho más interesante que seguir las andanzas de una familia con problemas. Lo que podía haber sido un simple pretexto -la familia- para ahondar en el universo zombi se convierte en el 'leitmotiv' principal pero, cuidado, ya estaba avisado por sus creadores. Mientras esta posibilidad se va diluyendo poco a poco con el paso de los minutos también la curiosidad se desvanece a la misma vez que el interés.

Protagonistas de la serie

loslunesseriefilos.com

En halo de esperanza se acaba tras el piloto y los problemas estilísticos siguen rezumando en la segunda temporada. Ese aspecto a culebrón de sobremesa le hace flaco favor a un tipo de ficción al que le pide algo más transgresor o más impactante. Una dirección simplista exenta de tensión y ritmo, enfocada en el melodrama familiar. ¿Era necesario un drama familiar como base de una serie zombi? Seguramente no o por lo menos ‘Fear The Walking Dead’ me da la razón.

Le faltan tantas premisas que, si las cumpliera, automáticamente la convertirían en su serie primigenia: personajes carismáticos y bien construidos, muchos más zombis, una narración con más dinamismo, ritmo y tensión. Con esto tampoco estoy diciendo que ‘The Walking Dead’ sea una serie perfecta pero, al menos, es mucho más entretenida y disfrutable. Por lo tanto, ‘Fear The Walking Dead’ existe para aprovechar este auténtico boom que hay entorno al género.

Fotograma de la serie

loslunesseriefilos.com

Si se bucea en profundidad la serie consta de una trama modesta con una calidad baja o muy baja. Un ritmo lento, sin motivo narrativo alguno, hasta decir basta con tramos verdaderamente aburridos y variopintos. Le falta viveza en una narración muy trabada y congestionada por un melodrama familiar que interesa poco debido a unos personajes -en su mayoría-, insufribles y que provocan rechazo más que empatía. Un texto paupérrimo, insípido y desangelado que construye unos diálogos deleznables e insustanciales; además, hay sumar los falsos ‘cliffhanger’ al final de algunos de los episodios, de eso que prometen mucho pero no cumplen con la expectativa a la semana siguiente.

Cuando la familia es lo más importante de la serie y no solo te falla el guión -que ya es grave-; además, también se suma un reparto irregular y unos personajes que no consiguen conectar con el público, tienes un problema grave; pero, si encima tienes que mantener a esos personajes para poder desarrollar todos los conflictos interfamiliares, vuelves a tener otro dilema aun más grave; y, más, cuando la mayoría de la audiencia desea que los zombies se merienden a varios de ellos -y cuanto antes mejor-.

Dos de los protagonistas

loslunesseriefilos.com

La pena es que Kim Dickens -la mejor- no pueda levantar una serie que le queda muy pequeña. Ella interpreta a Madison Clark la auténtica la heroína de ‘Fear The Walking Dead’ y, quizás, el mejor personaje de todos. Frank Dillane, interpretando a Nick, se desenvuelve -sobretodo en la segunda temporada-. Alycia Debnam-Carey, interpretando a Alicia, de momento tiene un papel tan insustancial que hay bien poco que decir -te extrañamos en ‘The 100’-. La palma se la llevan Cliff Curtis y Lorenzo James que dan vida a dos personajes insufribles -¡Cuando los devorarán los zombis!-. La pizca de sal la han puesto ‘secundarios’ como Strand (Colman Domingo) o Daniel Salazar (Rubén Blades).

En la segunda temporada, el viaje en barco fue tedioso y la llegada a la finca de Baja, México tampoco hizo la serie más atractiva. Celia volvió a transportarnos a la granja de Hershel. Su mirada y su fe en la santería darán ese toque existencial, de hecho, gracias a ella, Nick coge un poco fuerza como personaje. Lo más interesante se extrae de explorar la relación entre Madison y Nick. 

En conclusión, ‘Fear The Walking Dead’ es un subproducto que infla aún más la burbuja zombi. La serie en España se puede seguir a través del canal AMC en la plataforma de Movistar+.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha