eldiario.es

Menú

‘Master of None’, la dificultad de convertirse en un adulto

Creada por Aziz Anzari y el guionista Alan Yang, la serie ha tenido muy buenas sensaciones y críticas

El argumento se centra en Dev, un joven treintañero que se encuentra en una etapa crucial a la que no sabe muy bien cómo enfrentarse

- PUBLICIDAD -
Foto: www.loslunesseriefilos.com

Foto: www.loslunesseriefilos.com

El pasado 6 de noviembre ‘Netflix’ estrenó ‘ Master of None’, comedia marca de la casa para seguir demostrando que su maquinaria de producción propia sigue a pleno rendimiento. El gigante del ‘streaming’ vuelve a probar en el género de la comedia después de la serie ‘Unbreakable Kimmy Schmidt’ creada por Tina Fey. Así, en Estados Unidos, la serie creada y protagonizada por Aziz Anzari (‘Parks and Recreation’) y el guionista Alan Yang ha tenido muy buenas sensaciones y críticas, dando aún más relevancia a su estreno.

‘Master of None’ sigue al treintañero Dev (Aziz Anzari), un actor de cuarta fila que reside en New York. Este se encuentra en una etapa crucial a la que no sabe muy bien cómo enfrentarse. Él se debate entre sus sueños y la cruda realidad; y así, en cada capítulo conoceremos un aspecto de su vida: la relaciones familiares, su experiencia como inmigrante, la búsqueda de la chica ideal, la situación de las personas mayores, posibilidad de ser padre, etc. Todo ello con un tono que navega entre la comedia y el leve drama con esencias ácidas.

El actor Aziz Anzari es más conocido por su papel como Tom Haverford en ‘Parks and Recreation’, un funcionario sarcástico a las órdenes de Leslie. Él, quizás, sea la principal barrera de entrada de la serie, ya que no hay término medio: o le odias o le amas. A mí, particularmente, como he tenido poca experiencia previa con este actor, en ‘Master of None’ en ciertos tramos me ha resultado cargante y desesperante. Aunque rodeado de secundarios, él es el absoluto protagonista, así que si no soportas a Aziz ni te plantees verla.

La primera temporada está compuesta de diez episodios y en cada uno de ellos se cuenta una historia concreta y diferente a la de los demás. Aunque hay nexos de unión, prácticamente se podrían ver en diferente orden, excepto los dos últimos capítulos. Anzari y Yang consiguen realizar una ficción fresca, algo divertida, ágil y simpática. Así, ‘Master of None’ intenta ser una pequeña reflexión a nivel personal, con las vivencias de Dev, pero también a nivel cultural. Una meditación sobre las diferencias entre generaciones y la dificultad de convertirse en un adulto en un mundo lleno de posibilidades, comodidades y facilidades. Una generación, quizás, mal criada y con un gran vacío existencial. Dev, a la posibilidad de tener ser padre dice: “pienso en que me gustaría ir a comer pasta esta noche y si tuviera un hijo no podría.” O la respuesta de Ramesh (Shoukath Ansari), su padre, al preguntarle sobre cómo se divertían en sus tiempos: “la diversión es algo nuevo, es un lujo de tu generación. En nuestros tiempos no existía”. Por lo tanto, se hace vidente la brecha generacional entre la vida tanto del protagonista como de sus amigos con la de sus progenitores.

Foto: www.flavorwire.com

Foto: www.flavorwire.com

La serie se hace personal, íntima e intransferible ya que cuenta las andanzas personales de Dev, por lo que bien podría ser una precuela ‘Louie’ -salvando mucho las distancias-, puesto que a la ficción de Louis C.K. ‘Master of None’ le faltan varios peldaños para poderse comparar con ella. Pero es cierto que el formato es el mismo: la historia personal de un hombre con problemas de diferente índole y una ciudad; aunque esta es una versión un poco más azucarada y menos hiriente y ácida. Por eso, al final, tras la primera temporada, me queda la sensación de que la creación de Aziz se queda a mitad de camino de situarse en algo mucho más ‘indie’. A veces, las reflexiones propuestas son demasiado simples y metidas con calzador. Se convierte en una apuesta más simpática y amena que guarda varios capítulos muy buenos como ‘Padres’ y ‘Personas mayores’.

Aziz Anzari es la estrella del show pero el elenco de secundarios y de cameos se convierte en un punto a favor de ‘Master of None’: Brian (Kelvin Yu), Arnold (Eric Wareheim) y Denise (Lena Waithe), trío de mejores amigos de Dev que darán un toque genial y descarga del protagonista; Rachel (Noel Wells), simpática y entrañable, que verá en Dev un chico perfecto; y por último, contará con los padres reales de Aziz. En cuanto a invitados especiales: Colin Salmon (‘Arrow’, ‘No Offence’), que interpretará a un excéntrico actor; Claire Danes (Homeland), sin duda el cameo que más me gustó, que interpreta a una peculiar amante de Dev; o Noah Emmerich (‘The Americans’), como marido de la anterior.

Foto: www.ikalubis.tk

Foto: www.ikalubis.tk

Escrita completamente por sus dos creadores, ‘Master of None’ consigue unos diálogos ágiles con cierto tono ácido, aunque a veces no consiguen la profundidad que se requiere. Aún así, es una serie en la que es muy fácil entrar -si aguantas al actor protagonista-, y sentirse identificado con muchos de los temas que trata. También es un buen documento de la cultura actual ya que está llena de referencias que resultan familiares.

En España, se puede ver a través de la plataforma ‘ Netflix’ y se convierte en un excelente producto para maratonear.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha