eldiario.es

Menú

De “tránsfuga” avalado por Labrador a candidato por Ciudadanos

El ex concejal ‘popular’ y ahora edil de UCIT Miguel Millán propició que en 2009 el Ayuntamiento de Yeles (Toledo) pasara del PSOE al PP en un ejercicio de “transfuguismo objetivo”.

Labrador, entonces secretario provincial del PP, aseguró que se trataba de un “ejercicio de democracia”.

- PUBLICIDAD -
Carpa de Ciudadanos en Toledo. Foto: C's Toledo.

Foto: C's Toledo

Hasta cuatro partidos diferentes acumula Miguel Millán en su versátil militancia política en la provincia de Toledo. Hoy es concejal de UCIT en el municipio toledano de Yeles y ocupa el puesto número 7 de la lista de Ciudadanos a las Cortes regionales de Castilla-La Mancha por esta provincia. Es un dato lógico teniendo en cuenta que en octubre de 2013, la UCIT decidió integrarse en la formación naranja. Pero antes fue concejal de Urbanismo y teniente de alcalde con el PP en la localidad toledana entre 1999 y 2003, y después miembro del Partido Independiente de Yeles que él mismo fundó y con el que formó parte del gobierno municipal del PSOE, aunque después respaldó una moción de censura que devolvió el Ayuntamiento al PP.

En las elecciones celebradas en el año 2003, el político se presentó como cabeza de lista del partido Unión Regional Independiente (URI), pero no consiguió una concejalía. Ahora, Miguel Millán, además de formar parte de la lista autonómica que encabeza Ángel Ligero en Castilla-La Mancha, es candidato a alcalde por su pueblo. La formación de Albert Rivera es, por tanto, el quinto partido político en el que milita.

Millán también guarda relación con el candidato del PP a la Alcaldía de Toledo, Jesús Labrador, quien permitió en 2009, siendo entonces secretario provincial del partido, que esa moción de censura prosperase y que los ‘populares’ volvieran a gobernar en la localidad con el voto del ya “tránsfuga” Millán.

En su momento, Millán solicitó el 19 de marzo de 2003 a la Junta Local del PP de Yeles su baja del partido por encontrarse en total desacuerdo” con la gestión realizada por Victoriano Pinto Torrejón, el entonces alcalde. Dijo sentirse “utilizado, manipulado y defraudado en las promesas incumplidas”. Así fundó su partido independiente, comenzó a apoyar al PSOE municipal e inició su particular carrera política.

La moción de censura

Y pese a renegar del partido del que formaba parte desde el inicio de su militancia, su episodio más sonado fue cuando volvió a respaldar al PP votando a favor de la moción de censura contra la entonces alcaldesa socialista, Isabel Gómez. Su voto permitió que José Fernando González, del PP, se convirtiera en alcalde. Recibió además para ello el aval de Labrador. El entonces líder provincial de los ‘populares’ consideró lo sucedido como un “ejercicio de normalidad democrática y la respuesta ante las demandas de los ciudadanos”.

Labrador se escudó en que el PP había sido el partido más votado en las elecciones municipales para defender “ponerse manos a la obra” y trabajar en la defensa de los intereses de los vecinos y alegando que el Ayuntamiento estaba “paralizado”. En ningún momento habló de Millán como “tránsfuga”. Pero lo cierto es que en el informe que sobre este caso realizó la Comisión de Seguimiento del Pacto Antitransfuguismo, aunque dijo no poder declarar tránsfuga a Millán por no afectar a la totalidad de los ediles, sí afirmó que existió un caso de “transfuguismo objetivo”.

El de Millán no es un caso aislado. El propio Ángel Ligero, número uno por Toledo y candidato a la Presidencia de la Junta por Ciudadanos, fue concejal del PP en el municipio de Galápagos (Guadalajara) entre 2007 y 2011, donde votó a favor de una moción de censura contra el alcalde del PSOE en 2010 junto con un grupo independiente de la localidad. Gracias a ello Ligero se convirtió en concejal de Economía y Hacienda en el gobierno municipal del PP. En 2011 fue elegido concejal por la lista de Ciudadanos de Galápagos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha