eldiario.es

Menú

La visita del Papa a Valencia costó 14 millones en urinarios, mochilas y publicidad

La investigación sobre la vertiente valenciana de la trama Gürtel desvela los gastos ocultados por la Generalitat por el V Encuentro de las familias

- PUBLICIDAD -
La alcaldesa de Valencia saluda a Benedicto XVI en presencia de Francisco Camps

La alcaldesa de Valencia saluda a Benedicto XVI en presencia de Francisco Camps

El levantamiento del secreto de sumario de una de las piezas de la trama Gürtel que afecta a la Comunidad Valenciana está desvelando los gastos de la visita del Papa a Valencia en julio de 2006, que la Generalitat había ocultado a la opinión pública.

Según las investigaciones de la policía, la Generalitat invirtió 2,6 millones en urinarios, 7,7 millones en publicidad y hasta 3,5 millones en la compra de 500.000 mochilas. La UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Financiera) de la policía nacional ya había desvelado que la organización supuestamente criminal –el líder de la Gürtel, Francisco Correa, ha estado en prisión más de 3 años y sigue imputado- se había apropiado de 4 millones de Canal 9 coincidiendo con la visita de Benedicto XVI.

Por ese asunto está imputado un exdirector general de Ràdio Televisió Valenciana, Pedro García, por la presunta apropiación de medio millón de euros. El evento, según los investigadores, costó alrededor de 22 millones de euros. Estos son algunos de los gastos, a priori llamativos, de la visita del Sumo Pontífice.

2,6 millones en urinarios

La Generalitat invirtió 2,6 millones en urinarios en espera de dos  millones de fieles que acudirían a la llamada del Papa. En realidad, la ciudad, abandonada por muchos de sus vecinos ante el temor de una avalancha de visitantes y los cortes de tráfico y medidas de seguridad desplegadas ante la llegada de un personaje ilustre, apenas recibió gente. En los últimos años, el Ayuntamiento de Valencia, en Fallas, la fiesta mayor de la ciudad, apenas habilita entre 250 y 300.

7 millones en publicidad  

La visita del Papa, considerada como un acontecimiento casi planetario por la Generalitat, entonces presidida por Francisco Camps, un hombre religioso, necesitó de 7,7 millones en inversión publicitaria. Ahí se incluyen casi un millón de euros en fabricación de stands.  «No se nos escapa que la señora alcaldesa pretendía la promoción de la ciudad y un deseo de la Generalitat de aumentar el turismo», declaró, justificándose, Esteban Cuesta, obispo de Palencia y presidente de la Fundación que organizó el acontecimiento. Declaró como testigo, según El Mundo.

3,5 millones en mochilas

La Fundación también decidió acometer la compra de medio millón de mochilas -110.000 para niños y adolescentes- con abalorios conmemorativos: banderita, plano, mapa, camiseta o gorra. La mochila junior se valoró en 4,50 euros y la de adulto en 7,60, según El País. En total, 3,5 millones de euros. Los voluntarios, eso sí, tendrían 12.000 mochilas gratis. Juan Cotino, el presidente de las Cortes Valencianas señalado por testigos como cerebro de la organización, dice que tan sólo fue un voluntario más.

7 millones en las pantallas para la retransmisión

La Fundación encargó a Canal 9, la televisión autonómica valenciana, la contratación de la cobertura de audio y vídeo de la visita de Joseph Ratzinger. Costó 7 millones de euros y fue subcontratada a una empresa constructora castellano-leonesa, Teconsa, sin ninguna experiencia en la materia. Según la UDEF, la Gürtel se quedó 3.5 millones y Pedro García, entonces director de Ràdio Televisió Valenciana, otros 500.000 euros. García, ex jefe de prensa de Camps y Eduardo Zaplana, otro expresidente valenciano, está imputado por cohecho, malversación, blanqueo de capitales, prevaricación y fraude fiscal.   

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha