eldiario.es

Menú

27 municipios valencianos solicitan subvenciones para excavar fosas y retirar símbolos franquistas

La Diputación de Valencia pone en marcha una línea de ayudas para el cumplimiento de la ley de Memoria Histórica

Las peticiones doblan lo previsto por la corporación provincial, que había presupuestado 200.000 euros 

- PUBLICIDAD -
Escudo franquista en la fachada del colegio Teodoro Llorente

Escudo franquista en la fachada del colegio Teodoro Llorente

Nueve años después de la aprobación de la ley de Memoria Histórica, que obliga entre otras cuestiones a la retirada de símbolos franquistas, varios tratados de colaboración internacionales e incluso una bronca de la ONU, en las calles valencianas todavía persisten las marcas del franquismo.

En forma de placas, nombres de calles y de centros públicos, a las puertas de las iglesias o en las puertas de las viviendas de protección oficial (VPO) aún encontramos generales o “homenajes a los caídos”, incluso al propio dictador. Además, en la provincia de Valencia hay 167 fosas con víctimas de diversas cronologías de la Guerra Civil y la dictadura.

Para eliminar las distinciones que enaltecen el franquismo, garantizar el respeto a las víctimas y contribuir a que los municipios cumplan la normativa sobre Memoria Histórica, la Diputación de Valencia convocó unas subvenciones a las que podían optar tanto municipios como asociaciones. A ellas se han acogido 27 municipios y 3 asociaciones, con más de 39 proyectos. En total, se necesitarían más de 400.000 euros para abarcar todos los proyectos presentados, pero la diputación sólo cuenta con 213.000 euros para esta primera convocatoria.

Los casos más comunes son las placas de las VPO y los nombres de las calles, pero aún persisten distintivos a Primo de Rivera, monolitos en las puertas de los cementerios, cruces de los caídos y otros homenajes a los “caídos por Dios y por España”. Se tratarán de eliminar todos de forma paulatina, priorizando los casos más llamativos.

Se trata de la primera ocasión en la que la Diputación convoca este tipo de ayudas y, por el momento, ni Alicante ni Castellón las han planteado. Existen tres líneas de actuación en los municipios: localización, excavación y traslado de restos de las fosas comunes de los represaliados durante la Guerra Civil y el franquismo; la puesta en valor de espacios durante la Guerra Civil y la dictadura y la ayuda a los ayuntamientos para la retirada de símbolos franquistas y cambio de denominación de las calles. Respecto a la puesta en valor, desde diputación aclaran que se trata de una labor pedagógica, para destacar aquellos espacios emblemáticos durante la Guerra Civil, monumentos o placas a los fusilados por el franquismo o recuerdos de bombardeos.

La aplicación de la ley ha suscitado reticencias e incluso rechazo de los sectores más próximos a la derecha, asegurando que era una ley revanchista. Por contra, desde Diputación aseguran que la retirada se hará de forma “digna”, sin “generar conflicto social”. “Todos son víctimas de la guerra, se trata de no ensalzar a unos por encima de otros, no es un castigo social. Hay que hacer pedagogía”, señalan desde la corporación provincial. La simbología se retirará a museos locales o a los espacios que decida cada Ayuntamiento en coordinación con las preferencias de los familiares.

La mayoría de fosas que se excavarán se encuentran en la localidad de Paterna, cuyo ayuntamiento paradójicamente no ha solicitado estas ayudas, aunque sí lo han hecho tres asociaciones del municipio. La Diputación supervisará todo el trabajo y se colaborará con las consellerias de Cultura y de Justicia. La exhumación de los restos humanos procederá de la siguiente manera: una vez se realice la excavación se agruparán los restos, se practicará prueba de ADN y, una vez identificados, se entregarán a las familias. Existen diversos estudios sobre las fosas valencianas a través de los cuales se ha estimado el número de personas que se encuentran en cada una, así que los técnicos trabajarán sobre ese plan.

Respecto a la aportación económica, se elegirán los mejores proyectos, ya que superan con creces las previsiones económicas de la Diputación. En principio, las asociaciones se llevarán el grueso del importe (unos 150.000 euros). Las excavaciones se pueden subvencionar hasta el 100% y el resto de actuaciones hasta el 90%.

Los municipios que han presentado un proyecto para optar a las ayudas y cumplir la ley de Memoria Histórica son: Albaida, Alboraia, Aldaia, Alfafar, Algemesí, Alzira, Bétera, Catarroja, Chelva, Chiva, Cullera, Godelleta, Jalance, Ontinyent, La Pobla Llarga, Paiporta, Quart de Poblet, Rafelbunyol, Riba-Roja, Sagunt, Silla, Utiel, Vallada, Villar del Arzobispo y Xirivella. Por su parte, las tres asociaciones son: Asociación Ateneo Republicano de Paterna, Asociación Científica Arqueoantro y la Asociación de familiares y víctimas del franquismo de la fosa 113 de Paterna. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha