eldiario.es

Menú

El presidente del Valencia carga contra Bankia y Fabra por la venta del club

Salvo reúne a varios miles de socios para anunciar que intentará bloquear la venta de la entidad y pide a la Generalitat que demuestre “que está aquí con nosotros y no en Madrid con el banco”

- PUBLICIDAD -
Amadeo Salvo, presidente del Valencia CF, en Mestalla.

Amadeo Salvo, presidente del Valencia CF, en Mestalla.

El presidente del Valencia Club de Fútbol, Amadeo Salvo, nombrado por la Fundación, una institución controlada por la Generalitat, ha reunido a unos pocos miles de fieles en el estadio de Mestalla para clamar contra Bankia, el principal acreedor del club, y la Generalitat Valenciana, propietaria de hecho de la institución tras avalar la ampliación de capital hecha en 2009.

Salvo, al borde del llanto en ocasiones, tiró de populismo –el acto arrancó con la emisión de un vídeo recordando momentos gloriosos del club-, presumió de transparencia y dio su versión de las últimas semanas de la vida del club, convulsas por la intención declarada de Bankia de vender la institución.

El presidente afeó al banco la opacidad del proceso y que éste se está haciendo entre una consultora, KPMG, y el principal acreedor de la entidad, Bankia, dejando al margen al club e incluso a su principal accionista, la Generalitat. “Señores inversores, vengan aquí a presentarnos sus ofertas, son bienvenidos”, dijo Salvo, que también pidió la ayuda de la administración autonómica.

“No queremos que esté el aval, se que tienen sensibilidad, pero tienen la oportunidad histórica de demostrar si están aquí con nosotros o en Madrid con Bankia”. El presidente, un segundo antes,  acalló algunos cánticos de “Fabra, dimisión”.

El auditorio ya estaba entregado. “Bankia no, Salvo, si”, se oyó en la tribuna de Mestalla. El presidente, a continuación, siguió arremetiendo contra Bankia: “Ni el Valencia, ni su Fundación ni el resto de sus accionistas” saben nada de los potenciales compradores del club, algo inédito, en su versión, en otros procesos de venta de clubs en Europa. “Señor Goirigolzarri –presidente de Bankia- trate al Valencia con justicia y transparencia”.

“Nos pedían cuentas, balances y hasta due diligence para entregarlos a compradores desconocidos” mientras, ha dicho Salvo, Bankia nos negaba cualquier información en un proceso que, lejos de ser transparente, habría sido opaco y caótico. En breve, para el presidente del Valencia, el principal acreedor del club –sin poseer las acciones de la sociedad- se arroga el derecho de entregar la sociedad a quién desee, sin ningún control.

“Si quieren vender el Valencia tienen dos opciones: que ejecuten la prenda –que se queden las acciones ahora en poder de la Fundación- o que se unan al proceso. Ahora mandamos nosotros”, dijo Salvo entre aclamaciones. El presidente quiere atrincherarse en el cargo, para lo que pidió ayuda a la Fundación y, sutilmente, a la Generalitat.

Sin críticas directas a Fabra

Salvo protegió en su arenga al presidente de la Generalitat pese a que la voluntad del gobierno de deshacerse del aval concedido a la Fundación para comprar el club -75 millones de euros- es inequívoca. Alberto Fabra, asfixiado por la quiebra de la administración autonómica, no quiere destinar más dinero para un club mientras acaba de cerrar Canal 9 y apenas puede hacer frente a los compromisos económicos.

Sin embargo, la cerrazón de Salvo supone un problema para la Generalitat, que quiere desembarazarse del aval y cerrar el capítulo Valencia CF, sin un desenlace traumático, lo antes posible. El presidente del club no lo pondrá fácil. Tras la pérdida del sector financiero (Bankia, CAM y Banco de Valencia) y la clausura de Canal 9, el colapso del club más importante de la Comunitat Valenciana podría ser –políticamente- mortal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha