eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Erdogan anuncia que Turquía no cambiará la Ley antiterrorista como pide la UE

"Nosotros vamos por nuestro camino, ustedes vayan por el suyo. Negocien un acuerdo (sobre refugiados) con quien ustedes puedan", amenaza el presidente turco

Los cambios exigidos eran una de las últimas condiciones planteadas por Bruselas para conceder la eliminación de visados para ciudadanos turcos que viajen a Europa

Sin la eliminación de visados, Turquía podría negarse a acoger a los refugiados que la UE quiere expulsar

- PUBLICIDAD -
Críticas de la Conferencia Islámica contra Irán por su apoyo al terrorismo

Imagen de archivo del presidente turco Recep Tayyip Erdogan EFE

Turquía no hará los cambios en su legislación antiterrorista exigidos por la Unión Europea para dar luz verde a la eliminación de la necesidad de visado para los ciudadanos turcos, según ha anunciado el viernes el presidente del país, Recep Tayyip  Erdogan.

La eliminación de los visados para los ciudadanos turcos que viajen a Europa durante periodos cortos (inferiores a 90 días) era una de las condiciones que puso el Gobierno de Ankara para suscribir el pacto de expulsiones de refugiados desde la UE.

Erdogan ha dado así un giro a la política de su Gobierno y echado por tierra las negociaciones con la UE que había dirigido el primer ministro Davutoglu. El anuncio se produce sólo unas horas después de que  Davutoglu comunicara al partido en el poder que no se presentará a la reelección como secretario general dentro de unas semanas en el congreso del partido. Eso supondrá su dimisión en el Gobierno y la elección de un sustituto elegido por Erdogan.

Los medios turcos informan que la razón del relevo es que  Davutoglu se resistía a cumplir las órdenes de Erdogan de continuar con la idea de cambiar el sistema parlamentario por otro de corte presidencialista que conceda la mayor parte de los poderes ejecutivos al jefe del Estado, es decir, al propio Erdogan. 

Para poner en marcha ese proceso, su partido necesita aumentar su mayoría en el Parlamento, lo que exigiría la convocatoria de nuevas elecciones, las terceras en un año. 

Esa es la prioridad para Erdogan, y no el tema de los visados ni las relaciones con la UE. En el discurso, se ha mostrado desafiante y ha criticado la exigencia de la UE insistiendo en que "Turquía está rodeada por organizaciones terroristas y por quienes las apoyan". " Lo siento, nosotros vamos por nuestro camino, ustedes vayan por el suyo. Negocien un acuerdo con quien ustedes puedan", ha concluido en un discurso en Estambul transmitido por el canal de televisión NTV. 

Turquía cree que ya ha cumplido

Horas antes, el ministro turco de Asuntos Europeos, Volkan Bozkir, ha señalado que su país ya hizo cambios en esa ley para restringir la definición de terrorismo, como pidió la UE, al añadir una definición de "peligro abierto e inmediato" para el orden público.

Pero para la UE no era suficiente. El Ejecutivo comunitario confiaba en que las autoridades turcas hicieran cinco modificaciones aún por aplicar –frente a las 72 planteadas en un inicio– para hacer posible la supresión de visados antes de finales de junio: medidas contra la corrupción, alinear su legislación sobre protección de datos a la europea, adoptar un acuerdo de cooperación con Europol, garantizar una cooperación judicial efectiva con la UE, y revisar la legislación y la práctica sobre terrorismo para adaptarla a los estándares europeos.

Bozkir ha considerado que tras los cambios que ellos ya habían hecho la ley turca cumple ya con los estándares europeos, pero ha admitido que las negociaciones continúan para "cambiar unas cuantas palabras más". "En un momento con tantos muertos, no nos podemos permitir ese lujo. Estamos hablando (con las autoridades europeas) y las convenceremos", asegura con optimismo el ministro.

El  vicepresidente primero de la Comisión, Frans Timmermans, resaltó el miércoles en una rueda de prensa  la necesidad de que Turquía respete estos valores: "En realidad, la situación de respeto de los derechos humanos en Turquía ha empeorado en los últimos años. Turquía tiene que demostrar que respeta nuestros valores. ¿Ustedes quieren ser parte de esta familia? Pues aquí están las normas", afirmó.

El mayor obstáculo potencial residía en la posibilidad de que la UE exigiera reformas en materia de derechos humanos inaceptables para Erdogan, embarcado ahora en una guerra contra varios medios de comunicación y la oposición de izquierdas, a la que acusa de colaborar con los grupos armados kurdos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha