Opinión y blogs

eldiario.es

Líneas eléctricas a vista de pájaro

  • Unión Fenosa Distribución, filial de distribución eléctrica de Gas Natural Fenosa, ha incorporado el uso de drones para supervisar las líneas de alta tensión
  • El empleo de estas aeronaves no tripuladas aumenta, de media, un 20% la productividad y reduce los costes hasta un 30%
- PUBLICIDAD -
Dron para la red eléctrica. / Foto: Gas Natural Fenosa

El equipo de trabajo que maneja el dron está compuesto por un piloto certificado, que dirige la aeronave, y un operador que maneja la carga de información.

La popularización de los drones también se ha extendido hasta el sector de la energía. Unión Fenosa Distribución, filial distribuidora de electricidad de Gas Natural Fenosa en España, ha incorporado el uso de drones con el fin de supervisar las líneas de alta tensión, llegar a instalaciones de difícil acceso y detectar defectos que, mediante las inspecciones tradicionales, era difíciles de identificar. Todo con el objetivo de mejorar la calidad del servicio.

El uso de los drones ha supuesto un cambio de paradigma, en tanto en cuanto ha mutado la manera en que las distribuidoras de electricidad gestionan sus activos y captan información de sus instalaciones, poniendo el foco en reducir riesgos y optimizar costes y tiempos de ejecución, para ser así más eficientes en la gestión del mantenimiento.

La principal ventaja que aportan estos aparatos es la mayor seguridad en las operaciones de inspección, ya que se evitan las operaciones de maniobra de la red que siempre llevan asociadas un riesgo eléctrico. Asimismo, con estos pájaros cargados con cámara se consigue acceder a las instalaciones, que suelen estar en altura o con difícil acceso (muchas líneas eléctricas que atraviesan parajes montañosos y subestaciones de intemperie). De este modo, la revisión de líneas con estas aeronaves no tripuladas consigue aumentar en un 20% la productividad en la revisión de líneas y reducir los costes hasta un 30%.

El uso de drones también ha permitido detectar defectos que mediante las inspecciones tradicionales eran muy difíciles de identificar. Por tanto, complementan de manera estratégica la supervisión de las líneas eléctricas junto a los operarios y los vuelos de helicópteros.

¿Cómo funcionan?

El uso de drones en el sector energético ha supuesto un cambio de paradigma.

El uso de drones en el sector energético ha supuesto un cambio de paradigma.

El dron lo maneja un equipo de trabajo formado por un piloto certificado, quien dirige la aeronave, y un operador que maneja la carga de información. Este aparato alcanza una altura máxima de 50 metros para poder enfocar su zoom sobre las zonas más relevantes. Es así como consigue captar información de la torre desde todos los ángulos y enfocar a los cables eléctricos para visualizar la calle de la línea y su entorno.

Durante todo el vuelo, el dron va almacenando datos, tanto en formato visual como térmico, lo que permite a la compañía eléctrica tomar decisiones sobre el correcto mantenimiento de las instalaciones.

En 2015, la filial de Gas Natural Fenosa revisó 1.600 apoyos y 365 kilómetros de red de alta tensión en cinco provincias, generando más de 9.000 minutos de vídeo en HD con información de detalle de estas instalaciones y más de 1.500 imágenes fotográficas y termográficas.

- PUBLICIDAD -