eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

20 de noviembre: salmos en memoria de un dictador en Badajoz 40 años más tarde de su muerte

Colectivos de memoria histórica reclamaron sin éxito al obispado que prohibiera una misa en honor a Franco en el Convento de las Descalzas de Badajoz

Sus detractores apuntan que, aunque la ley no lo prohíbe, moralmente es un acto condenable

Vara critica a Franco, pero acepta la posibilidad de que alguien lo quiera recordar

Cospedal, que estuvo este viernes en Extremadura, argumenta que “cada uno tiene derecho a hacer lo que le parezca bien siempre que respete la ley”. Monago piensa que “es una cuestión de respeto”

- PUBLICIDAD -
Aranjuez retira la Medalla de Oro de la ciudad al dictador Francisco Franco

EFE

Resultaba complicado para las personas que se agolpaban este 20 de noviembre a las puertas del Convento de las Descalzas de Badajoz, en protesta a la misa a Franco, vivir la escena con normalidad. Dentro estaba prevista una eucaristía en honor al dictador.

El 20 de noviembre se cumplían cuatro décadas de la muerte del Caudillo, y su memoria cobró protagonismo un año más en ese templo. Con disimulo, a cuentagotas, entró al interior del convento poca gente, no más de una docena de feligreses.

Personas de izquierdas y colectivos en defensa de la memoria histórica permanecían a las puertas del convento para mostrar su repulsa. El rato transcurrió sin incidentes. Allí en la puerta la frase más repetida fue “en Alemania una misa en honor a Hitler estaría prohibida”. Dentro, en el claustro, los salmos eran para Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera.

Entre los asistentes a la protesta antifranquista  Manuel Sosa, que trasladaba a este diario que un acto así no se puede tolerar en 2015. “Me hacen pensar que en la Iglesia siguen vivos restos del Nacional-Catolicismo”. “Y la Transición, en días como hoy, se demuestra que fue un timo”, comentaba con indignación.

Una misa a Franco y José Antonio Primo de Rivera

Internet ha sido una de las herramientas utilizadas para invitar a la misa de las Descalzas a aquellos que piensan que con Franco se vivía mejor. Este diario ha tenido acceso a una de las convocatorias, de hace 4 años, en el mismo templo. En la invitación sus impulsores detallaban que era una eucaristía organizada “por un grupo de gentes decentes”. Comenta que en esta ocasión el anuncio no sale en el periódico porque éste “se ha negado a insertarlo, aduciendo que la fecha es inconveniente”.

Este diario se ha puesto en contacto con la Diócesis de Mérida-Badajoz para intentar aclarar los motivos que llevan a celebrar una misa a un dictador, y la Diócesis ha remitido el asunto al capellán del convento. A su vez el capellán ha rechazado hacer declaraciones a eldiario.es.

Invitación a a misa en la Iglesia de las Descalzas de Badajoz

Invitación a la misa en la Iglesia de las Descalzas de Badajoz

La opinión de Fernández Vara

La misa de Badajoz ha tenido muchas reacciones, entre ellas la del presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, que a preguntas de la prensa dijo que “si alguien lo quiere recordar es su posibilidad, y no hay nada más que decir”.

Según el presidente de la Junta, Franco “es un dictador, forma parte de la historia de España y los niños lo estudian en los libros escolares; no representa nada, y si alguien lo quiere recordar es su posibilidad, no hay nada más que decir”.

“Fue un generador de desigualdades”, añade, “metió a mucha gente en la cárcel, forma parte de lo peor de nuestra historia, y dejó sin vida a muchas personas”.

¿Qué opinan Cospedal y Monago de la misa franquista?

María Dolores de Cospedal estaba este viernes de visita por Mérida y tampoco se libró de la pregunta. Fue a preguntas de la Cadena SER. El periodista pidió a la dirigente nacional del PP una valoración sobre la misa de Badajoz, y de otros actos que a lo largo de este fin de semana recuerdan su figura.

Cospedal dijo que era la “primera noticia” que tenía al respecto. “Yo tengo que decir que en este país hay libertad y que cada uno tiene derecho a hacer lo que le parezca bien siempre que respete la ley. Que respete la ley. Lo más importante es tener bien claro que la ley es igual para todos”.

“A partir de ahí, no voy a pensar como piensan los terroristas de que unos vamos a ser peor condición que otros. La ley tiene que ser igual para todos, si se respeta la ley, yo creo en la libertad”.

José Antonio Monago  optó por mantenerse al margen. “Decir que todo el Partido Popular de Extremadura está hoy reunido en Mérida. Dicen que la misa es en Badajoz (…), y  decir que nosotros estamos trabajando (en Mérida). Y lo que ha dicho la secretaria general, creo que es una cuestión de respeto. Nosotros estamos en Mérida hoy, yo creo que con eso está todo dicho”.

¿Habría una misa igual en Alemania?

Como bien apuntaron los dirigentes del PP, la eucaristía a Franco de Badajoz es legal en España. Lo es porque la Ley de Memoria Histórica no aclara cómo proceder en este caso. Pero no es menos cierto que en Alemania estaría terminantemente prohibido hacer una misa a Hitler, como aclara la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Extremadura.

José Manuel Corbacho, presidente de la asociación apunta que si se entienden estas misas como un acto de exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura militar de Franco podría interpretarse como ilegal, pero el problema reside en los espacios privados la ley no se aplica, y aquí un convento puede entenderse como espacio privado.

“En Badajoz la herida no se ha cerrado”

Para los colectivos en defensa de la memoria histórica resulta especialmente “hiriente” que el escenario elegido fuera la ciudad de Badajoz. Porque precisamente el pasado 14 de agosto se cumplieron 79 años de uno de los capítulos más negros de la historia reciente de esta ciudad.

La entrada de las tropas franquistas del general Yagüe a la ciudad trajo consigo la famosa matanza de Badajoz. Las calles del centro, la Plaza de Toros y todos los rincones se tintaron de rojo. Las crónicas de los periodistas internacionales trasladados hasta allí lo describían así. Paseos, asesinatos y desapariciones, sin la menor formalidad.

Ejecuciones con el barniz ‘pseudolegal’ de los consejos sumarísimos de guerra. Su memoria sigue presente entre los familiares de las víctimas y asociaciones, que a día de hoy siguen reclamando memoria y justicia. 

El Franquismo en las calles de Badajoz

Al igual que ocurre en otras localidades de Extremadura, Badajoz conserva en sus calles y plazas púbicas menciones especiales y símbolos falangistas, incluso calles dedicadas a la sublevación y la dictadura militar.

Uno de los elementos más llamativo es el monumento a Los Caídos, con la cruz, en Puerta Trinidad, junto al Parque de la Legión. Fue inaugurado en los años 60, en memoria del tercio de la Legión que por esa zona entró “a sangre y fuego” al mando del teniente coronel Yagüe, responsable de la matanza de Badajoz, según explica la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

En dicho recinto también se ubican los bocetos escultóricos de las estatuas de los evangelistas del Valle de los caídos de Madrid, obra de Juan de Ávalos.

Otro de los puntos del callejero que restan es la calle Presidente General Carracedo, en la zona de Pardaleras. Fue capitán de la Guardia Civil durante la guerra y participó en la ‘conspiración golpista’ en la ciudad según las investigaciones historiográficas, lo que debería suponer la eliminación de su calle según la Ley.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Badajoz, con mayoría del PP, desestimó esta propuesta porque consideraba que el honor se debe a sus años como presidente de la Diputación provincial en la época de dictadura franquista. En la placa de su calle, no obstante, está inscrito y así figura en la misma placa, como militar y no como un político.

Otro ejemplo es la denominación de un grupo de viviendas llamadas Grupo de José Antonio, junto con la Plaza 18 de diciembre, cerca del puente de San Roque, que recuerda una visita de Francisco Franco a la ciudad. En concreto, en tal día del año 1945, el dictador anunció la puesta en marcha del famoso Plan Badajoz en ese mismo lugar.

Por último, hay otra avenida polémica. Se trata de la avenida José María Alcaraz y Alenda (barrio de Valdepasillas) que debe su nombre a un obispo de la ciudad, que apoyó el golpe de estado de forma entusiasta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha