eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El Gobierno de Rajoy vuelve a dejar fuera los 22 millones para Valdecilla

La inversión prevista por el Ministerio de Fomento que dirige De la Serna se reduce un 18% e incluye solo 100.000 euros para la llegada de la alta velocidad

Las cuentas presentadas por Cristóbal Montoro consolidan el recorte de 20 millones de euros que se produjo el año pasado

- PUBLICIDAD -
Montoro dice que los PGE refuerzan el crecimiento, impulsan el empleo y son "enlace" de las cuentas de 2018

Montor ha presentado el borrador de los presupuestos en el Congreso, presidido por Ana Pastor.

En términos pugilísticos, el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017 son un knock out -situación que se produce cuando un boxeador cae por efecto de un golpe- para Cantabria, empezando por el montante total y acabando por desglosar las cifras.

En cuanto a lo primero, nuestra comunidad autónoma recibirá una cantidad ligeramente inferior a la del año pasado -casi 200 millones de euros-, lo que supone consolidar el recorte del 12% -unos 20 millones- que se produjo con respecto a 2015. Y adentrándonos en las partidas concretas, ninguno de los dos proyectos más importantes que demanda el Ejecutivo cántabro se ve respaldado en las cuentas públicas. 

En el caso de Valdecilla, el Gobierno de Mariano Rajoy no ha consignado ni un solo euro de los 22 millones comprometidos, y en el caso del tren de altas prestaciones, el Ministerio de Fomento de Íñigo de la Serna, anota 100.000 euros que son a todas luces insuficientes.

Con estos mimbres, la reacción del resto de formaciones políticas no se ha hecho esperar y han criticado con dureza el borrador presentado este martes en el Congreso por el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Valdecilla, nuevamente cero

Con Valdecilla, ya sucedió algo similar el año pasado, cuando el Ejecutivo central no hizo mención alguna al hospital, pese a que fue uno de los más firmes compromisos electorales de Rajoy en Cantabria. Entonces, tras las críticas de la oposición, 19 días más tarde de haberse presentado el borrador del presupuesto, Ignacio Diego convocó de urgencia a los medios de comunicación en el Parlamento e informó de que había logrado que el Estado consignase los 22 millones para Valdecilla, seis menos de los 28 inicialmente previstos y que, por otro lado, a día de hoy no han llegado a las arcas autonómicas.

En aquella improvisada rueda de prensa, Diego -entonces jefe de la oposición- afirmó que para financiar la última fase de las obras eran necesarios 100 millones -PRC y PSOE elevan esa cantidad hasta los 200 millones-, de los cuales el Gobierno de España ya había aportado 56 (dos partidas anuales de 28), con lo que, según apuntó, quedaban pendientes 44 millones que se abonarían en dos partidas idénticas en los próximos dos ejercicios -2016 y 2017-.

Fomento recorta un 18%

Como es habitual, de los 199,93 millones presupuestos para Cantabria, el Ministerio de Fomento y las empresas públicas que dependen de él acaparan la mayoría de la inversión, en concreto 165 millones de euros. De esta cantidad, 89,3 están consignados en el presupuesto del Ministerio, un 18,3% menos que en 2016, cuando la dotación fue de 109 millones.

Otros 44 millones se consignan en el presupuesto de Adif; 5,365 en Renfe; 1,8 en Enaire (la antigua AENA) para el aeropuerto Seve Ballesteros; 23,1 en Puertos del Estado; y 1,8 en Seitsa (carreteras).

El presupuesto de Fomento asciende a 89,3 millones de euros, frente a los 109,06 de 2016. El Ministerio que dirige el exalcalde de Santander, Iñigo de la Serna, consigna 32,8 millones para los dos tramos ya ejecutados de la A-8 entre Solares y Torrelavega, y casi 1,96 millones para el tercer carril entre Laredo y Vizcaya, también en la A-8.

En la A-67, hay 12 millones para el enlace de Barreda; 1,65 para el enlace de Raos y el acceso al puerto de Santander, a lo que hay que sumar 642.000 euros para la mejora de la capacidad y enlace de raos y tercer carril en la A-67 y S-10 y casi 320.000 euros para la ampliación de capacidad en el tramo Polanco-Santander. También hay 13,7 millones por las obras de la Ronda Bahía, por el tramo entre Parbayón y Cacidedo.

Además, hay 9,8 millones en inversiones en otras carreteras, de los cuales 5,3 son para proyectos que solo afectan a Cantabria, la mayor parte, 4,1 son para la mejora del tramo de la N-621 entre Potes y el límite con León. También hay 147.000 euros para la variante de Potes (N-621), casi 996.000 para el Puerto de los Tornos y 12 millones de euros para las obras en el desfiladero de la Hermida.

El tren altas prestaciones

En materia ferroviaria, el presupuesto de ADIF, de 44 millones, consigna 5,5 millones para la red de cercanías, 762.000 euros para la integración ferroviaria en Santander, y el resto a la mejora de la línea Palencia-Santander. A ello se suman otros 5,365 millones de euros de RENFE.

En el presupuesto del Ministerio solo figuran 100.000 euros para la alta velocidad a Cantabria, y 4,69 millones para estudios y proyectos del transporte de mercancías y cambios de ancho (afecta a varias provincias). No hay partidas para estudios de la integración del ferrocaril en Torrelavega,  pese al reciente acuerdo del ministro con el Ayuntamiento (el pasado año hubo 50.000 euros).

Además, en el presupuesto de Fomento hay 100.000 euros para la rehabilitación del Palacio de Cortiguera y 20.000 para la reforma y enriquecimiento del Museo de Arte de Santander.

Por su parte, Puertos del Estado consigna en total 23,1 millones para el puerto de Santander. En el listado de inversiones destaca una partida de 14,3 millones para nuevos muelles e infraestucturas portuarias, y 3,8 para rehabilitación y mejora de muelles.

Mejoras en Educación y Medio Ambiente

Por su parte, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) destina a Cantabria un presupuesto de 20,7 millones de euros, un 10,1% más que en 2016. De esta cantidad, 15,5 millones son los correspondientes a proyectos que forman parte del Plan Nacional de Calidad de las Aguas en Cantabria (605) y saneamiento y depuración del Plan Crece (947).

Hay 1,4 millones de euros para el control de la regresión de la costa en Cantabria, casi el triple que en 2016. A ello, hay que sumar otros 100.000 euros para la protección y recuperación de sistemas litorales en Cantabria, el doble que en 2016, y 250.000 para dotaciones para el acceso y uso público de la costa de Cantabria, igual que en 2016.

Además, hay 35.000 para el proyecto y dirección de obras de defensa contra inundaciones en núcleos urbanos, frente a los 75.000 que había en 2016. En el presupuesto también hay 15.000 euros para actuaciones de mejora del trasvase reversible Ebro-Besaya, una partida que no existía el pasado año.

Mientras tanto, el presupuesto del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte crece un 41%, hasta 1,6 millones. De esa cantidad, 1,2 son para obras en el campo de las Llamas de la UIMP. También hay 250.000 para el Museo de Altamira, de los que 150.000 euros son para el proyecto de iluminación exterior y adecuación del entorno y otros 100.000 para la renovación de la museografía.

Los presupuestos de los Ministerios de Educación, Cultura y Deporte y Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, son los únicos que crecen respecto a sus cuentas en 2016, un 41 y un 10,1%, respectivamente.

A las inversiones reales hay que añadir el Fondo de Compensación Interterritorial, que para 2017 sube a 5,4 millones de euros, lo que representa el 1,25% del total y supone un aumento del 8,3%.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha